A la vanguardia en ingeniería civil.

A la vanguardia en ingeniería civil.

Estrechas cavidades, extensas gargantas, condiciones climáticas alpinas: Hasta a 2.500 metros sobre el nivel del mar se extiende la mayor obra de alta montaña de Europa. En 2015 se habrá construido una central hidroeléctrica reversible subterránea. Este proyecto presenta enormes retos tanto a personas como a maquinaria y material.

Un proyecto superlativo.

Linthal 2015 es la mayor obra de alta montaña de Europa. La central hidroeléctrica reversible subterránea en el cantón suizo de Glarus deberá bombear agua desde el lago Limmern al lago Mutt situado a 630 metros por encima, desde donde se podrá volver a utilizar para producir electricidad. El impresionante despliegue de logística de la empresa de construcción se puede apreciar claramente cuando las furgonetas pasan flotando sujetas a cables metálicos. Los teleféricos para la construcción aquí utilizados no son sólo los más potentes de su clase a escala mundial, sino que también son el corazón de la gran obra. Para hacer posible el transporte de piezas pesadas, como turbinas y transformadores, un funicular vertical subterráneo conectará, a partir de finales de 2013, la estación base con la caverna de la máquina. Para ello se construyó en la montaña, 24 horas al día de noviembre de 2010 a marzo de 2012, una galería de acceso con una perforadora de túneles de 160 metros de longitud. En retrospectiva una hazaña sin precedentes a escala mundial: La galería de 3,8 km de longitud tiene elevaciones de hasta 24%.

Trabajo a grandes alturas.

También los trabajos en la conexión a la red son ambiciosos. Allí, donde normalmente sólo se encuentran expertos montañistas, se montaron en total 65 torres eléctricas. Como en un sistema de montaje por módulos gigantesco los fabricantes proporcionan los componentes a la estación base en Tierfehd. De allí son transportados en helicóptero a sus lugares correspondientes. Los trabajadores montan las torres de hasta 89 m de altura directamente en la montaña. Algunas de estas torres han de ser sostenidas con enormes cimientos de cemento como protección ante las fuerzas de la naturaleza; a tal altura un nuevo reto logístico.

La Sprinter supera el test.

Para llevar a la práctica con éxito un proyecto pionero tan innovador como Linthal 2015 con la construcción de la central hidroeléctrica reversible en Limmern, se requiere flexibilidad y fiabilidad absoluta. Y ello igualmente se aplica a las furgonetas utilizadas. Tanto con aire húmedo en las cuevas, estrechas cavidades o extensas gargantas, tras numerosas pruebas de calidad, la nueva Sprinter demuestra que es la compañera ideal en uno de los proyectos de construcción más espectaculares de nuestro tiempo.

helicopter Linthal

Linthal

Linthal

Linthal

Linthal

Linthal

Linthal

Linthal

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images