Cambio de nuestra política de privacidad

Estimado visitante, Actualmente, Daimler AG se encuentra en proceso de reorganización. A partir del 1 de noviembre de 2019, Mercedes-Benz AG será la entidad responsable o corresponsable de este sitio a efectos de lo dispuesto en el R.G.P.D. Declaración de privacidad (actualizada el 1 de noviembre de 2019).

Listos para el despegue.

Activar contenidos de YouTube

Sí, quiero que me muestren contenidos de YouTube. Encontrará más información y posibilidades de decisión en nuestra Política de privacidad y las directivas sobre cookies.

lN4LutKHv9A
YouTube aktivieren
Reproducir en YouTube
2:11

Los aeropuertos son lugares de tránsito por el que uno no tiene más remedio que pasar para llegar a destino. No es el caso del aeropuerto de San Petersburgo, que se recorre con fascinación, para luego alejarse de él cómodamente, a bordo de una Sprinter Classic.

La puerta de la ciudad.

Lo primero que llama la atención al aproximarse el avión es el techo de la nueva terminal, inaugurada en 2013, que brilla al reflejar el sol y que también atrae inevitablemente las miradas de quienes se encuentran en el interior. Se trata de una peculiar estructura de pliegues que se extienden por encima de las puertas de embarque, tiendas y mostradores de facturación. El aeropuerto de Púlkovo es algo más que un mero lugar de salida y llegada. Es una prolongación arquitectónica de San Petersburgo, la ciudad que en 1703 Pedro el Grande levantara de la nada en una zona pantanosa y que hoy, con sus más de cinco millones de habitantes, se ha convertido en la cuarta ciudad más grande de Europa.

Asimismo, unos 2400 edificios de la ciudad han sido catalogados por la UNESCO como parte del patrimonio arquitectónico de la humanidad, un registro que solo es superado por Venecia. No es de extrañar, por tanto, que una de las prioridades de las autoridades locales al iniciar en 2010 la construcción del aeropuerto de Púlkovo, fuera conseguir que éste formara parte de dicho patrimonio. Como heraldos de esta ciudad de gran importancia cultural, las esculturas distribuidas por toda la terminal observan a los viajeros que llegan. Sin duda, los responsables de planificar y gestionar este conjunto han prestado gran atención a los detalles, creando así un espacio que contrasta gratamente con la esterilidad de esos no-lugares que son la mayoría de los aeropuertos del mundo.

Mercedes-Benz Sprinter, Russland, Klavto Flughafen

Listo para despegar con el Mercedes-Benz Sprinter Classic.

Transferencia sin complicaciones.

A primera vista, la actividad de Mikhail Zolkin no tiene nada que ver con las sutilezas arquitectónicas ni con la forja de la identidad cultural. Es jefe del área de transferencia y atención en tierra del aeropuerto de Púlkovo, lo cual le confiere un importante poder de decisión a la hora de gestionar los servicios respectivos, incluyendo la adquisición de vehículos. Al oírle hablar sobre su trabajo, muy pronto uno se da cuenta de que Mikhail ha incorporado a sus tareas la aspiración de que el aeropuerto sea un lugar de tránsito moderno y confortable.

Ello se refleja a la hora de escoger furgonetas para el servicio de transferencia, proceso en el cual, además de las cifras económicas, se consideran factores tales como el grado de confort y seguridad que se debe brindar a los usuarios. Al optar por la Mercedes-Benz Sprinter Classic fabricada en Rusia, la sección de trasferencia de pasajeros que encabeza Mikhail ha elegido una furgoneta que convence por sus bajos costes de reparación y mantenimiento y ofrece a los pasajeros el más alto confort, como una prueba más de la proverbial hospitalidad rusa.

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images