Cambio de nuestra política de privacidad

Estimado visitante, Actualmente, Daimler AG se encuentra en proceso de reorganización. A partir del 1 de noviembre de 2019, Mercedes-Benz AG será la entidad responsable o corresponsable de este sitio a efectos de lo dispuesto en el R.G.P.D. Declaración de privacidad (actualizada el 1 de noviembre de 2019).

Kun_tiqi: tablas de surf sostenibles de madera de balsa.

Un Mercedes-Benz 508 D de color turquesa en una carretera con el mar al fondo

Duraderas, ecológicas y con mucha habilidad artesanal: en su empresa Kun_tiqi, Stefan Weckert fabrica en el Norte de España tablas de surf de madera. Con su 508 D siempre está a la búsqueda de la ola perfecta.

Cepillado, lijado, afinado de precisión: trabajo manual en beneficio del medio ambiente.

Cantabria, Norte de España: el suelo en el taller de Stefan está cubierto de virutas de madera. Inspecciona atentamente la tabla de surf de madera colocada en el banco de trabajo que tiene delante. Una vez que haya dado forma a la tabla y elaborado las redondeces de los cantos, se pasa al laminado. De esta manera, Stefan presta los últimos toques a la tabla. Con su empresa Kun_tiqi ha elegido la vía ecológica: “Surfriders who care” es el lema que reivindica. Su credo: tablas de surf de material renovable y ecológico.

  • Stefan cabalgando las olas
  • Una tabla de surf de madera de balsa con el logotipo de Kun_tiqi
  • El 508 D aparcado delante de un escenario de pinos con el mar al fondo
  • Stefan en la playa con su tabla de surf de madera de balsa bajo el brazo

Del economista al fundador de una marca de tablas de surf ecológicas.

Stefan creció en la localidad alemana de Donauwörth en Baviera/Suabia. Muy pronto, el surf empezó a jugar un papel importante en su vida: de joven ya paso diez meses como instructor de surf en Fuerteventura. A continuación, estudió la carrera de Administración de empresas en el Norte de Alemania. Al realizar prácticas en Ecuador entró por primera vez en contacto con tablas de surf ecológicas. “En el contacto con los shapers ecuatorianos pude acumular experiencia en el shaping y el laminado.” Dedicó su trabajo de fin de carrera a la comercialización de tablas de surf ecológicos en Europa. “En un taller de tablas de surf, aquí en España, tuve la oportunidad de laminar mis primeras tablas y ampliar mi experiencia. Con el shaping de las tablas de surf de madera me familiaricé a través del ‘learning by doing’.”

Stefan al mecanizar una tabla de surf, visto por la puerta abierta de su taller

Según Stefan, un buen shaper se distingue por su buen ojo y su tacto en las manos.

Sumergirse en la naturaleza: en el sentido literal de la palabra.

Para Stefan, los temas de naturaleza, responsabilidad ecológica y surf son inseparables. ¿Por qué? “Porque los surfistas disfrutamos de la naturaleza y solo podemos practicar nuestra pasión en un mar intacto.” Su conciencia al respecto despertó durante sus prácticas en Ecuador. “Para surfear el fin de semana en la costa estaba buscando una tabla de surf. En aquella época, la mayor fábrica de tablas de surf en EE.UU. fue clausurada por las autoridades medioambientales.” En consecuencia, en Ecuador no se encontraba material para tablas nuevas; el mercado de segunda mano se agotó de un día para otro. “Por primera vez, los surfistas, yo incluido, nos dimos cuenta de lo tóxicas que son las tablas de surf.” El apasionado del surf se encontró con shapers que producían desde los años 60 tablas de surf de madera de balsa, una especie de madera que crece abundantemente en la zona. “Desde que probé la primera tabla de madera de balsa estuve encantado y tuve la idea de fabricar tablas de surf ecológicas para comercializarlas en Europa.”

Lo que me fascina en el surf es que es imprevisible: no hay dos olas iguales, ni un día que sea igual que otro.
Stefan inspecciona una tabla de surf de madera

Al utilizar materiales renovables y biodegradables, Kun_tiqi contribuye a reducir la contaminación de los mares.

Tablas duraderas, naturales y justas: Surfriders who care.

La madera de balsa es la especie de madera más ligera y ya fue utilizada mil años antes del Imperio Inca en Sudamérica para fabricar balsas de transporte. De allí procede el nombre Kun_tiqi: El Rey Sol Kun tiqsi Viracocha es considerado como un personaje histórico en Sudamérica. Cuando su tribu tuvo que abandonar el continente, utilizó balsas de madera para huir. La madera de balsa utilizada por la empresa Kun_tiqi procede de una empresa familiar en la zona costera de Ecuador. Su mayor ventaja: la madera de balsa se renueva rápidamente. En tres o cuatro años, la planta alcanza una altura de hasta diez metros. Sin embargo, tal como cuenta Stefan, las tablas de surf de madera ofrecen aún otras ventajas: “En la fabricación evitamos el uso de sustancias tóxicas, y las tablas son duraderas y robustas. Además, proporcionan una mayor estabilidad al surfear, porque la madera absorbe muy bien las irregularidades de la ola.”

Activar contenidos de YouTube

Sí, quiero que me muestren contenidos de YouTube. Encontrará más información y posibilidades de decisión en nuestra Política de privacidad y las directivas sobre cookies.

ftcL-TegEp8
YouTube aktivieren
Reproducir en YouTube
3:44

El arte del shaping: en 4 pasos a una tabla de surf sostenible de madera de balsa

  1. Plantación: siembra de las semillas de balsa en un invernadero en Ecuador. Al cabo de tres o cuatro años, los árboles han alcanzado el tamaño suficiente para ser cortados. Al recortarlos en bloques se facilita su procesamiento posterior.
  2. Fabricación de planchas: en el clima tropical, los bloques tardan de dos a tres meses en secarse. Los más ligeros son transformados para producir planchas huecas. Después del recorte son encoladas con separadores para formar las denominadas planchas “sanduche”.
  3. Shaping: a continuación, el shaper confirma su forma a la plancha. Para este fin, cepilla primero la superficie hasta que esté lisa. Seguidamente, corta la tabla con la sierra y le da su forma con el cepillo. El lijado fino se realiza con el cepillo manual y la tabla de lijar.
  4. Laminado: las tablas son laminadas con resina ecológica. Al aceite de linaza se le añade un catalizador UV que consigue que la resina se endurezca en pocos minutos al ser expuesta a la radiación ultravioleta. Dado que la madera ya es resistente a la presión y la rotura, basta con utilizar una sola capa de fibra de vidrio. Para terminar, se aplican dos capas adicionales de resina ecológica para aumentar la estabilidad y la durabilidad de la tabla.

La persistencia da sus frutos.

Sin embargo, Stefan tuvo que superar una serie de obstáculos hasta la implantación exitosa de su marca. Incluso la búsqueda de un taller no fue fácil. “Recorrí las granjas en bicicleta y fui preguntando.” El lema de Stefan: no rendirse. Finalmente, su persistencia se vio recompensada. Inicialmente tuvo que mantenerse a flote con pequeños trabajos en diferentes sitios, sobre todo fuera de la temporada de verano. “Era muy duro. Sobre todo al dedicarme al mismo tiempo a poner en marcha Kun_tiqi, lo que me costó muchísimo tiempo y energía.” A menudo, Stefan dudaba si valía la pena continuar, ya que vivió frecuentes dificultades financieras y temía durante años por su existencia económica. “Mi convicción de tener que combatir la contaminación ambiental causada por las tablas de surf de poliéster, el apoyo de mi novia y, sobre todo, la respuesta positiva de mis clientes me ayudaron a resistir.”

El logotipo de Kun_tiqi y del Ecosurfshop en la pared de una casa con el 508 D al fondo

Kun_tiqi aspira a permitir a todos los surfistas a prestar su contribución a la ecología.

Tablas de surf apiladas en un soporte de pared en el taller

El proceso de producción dura cinco días, es decir, seis veces más que el de una tabla convencional de material espumoso.

Una mano fija una tabla de surf de madera en un banco de trabajo

En el procesamiento de la madera de balsa hay que tener en cuenta que solo se debe lijar y cepillar en la dirección de la fibra.

En medio de un taller se encuentra una tabla de surf terminada, colocada en posición horizontal

En el shaping se debe proceder con precaución para evitar lijar hasta la cámara hueca.

Tablas de surf de madera de diferentes tamaños en el surfshop

Las formas de las tablas de Kun_tiqi abarcan desde el shortboard de alto rendimiento hasta el clásico noserider.

El 508 D de color turquesa está aparcado delante de una valla de madera en la costa

La amplia furgoneta es ideal para transportar tablas de surf de un lugar a otro.

El portón trasero de un 508 D con el logotipo de Kun_tiqi

De su 508 D, Stefan aprecia, sobre todo, la fiabilidad y la durabilidad.

Stefan corre por la playa con la tabla de surf bajo el brazo

Practicar surf significa para Stefan sentir la fuerza de la naturaleza.

Fotos: Matthias Straub

Enlaces para explorar más: kuntiqi.com@Instagram, @Facebook

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images