La Sprinter conecta Inglaterra con Europa.

La tienda de especialidades Brindisa en Londres

Desde hace 30 años, Brindisa ha llevado los mejores alimentos españoles a Inglaterra – ingredientes excepcionales para cocineros creativos tanto como delicias mediterráneas.

Inspirada por los viajes de su papá por España.

Monika Linton primero descubrió España y su encanto especial a través de las historias de viajes de su padre. En los años 50, éste se fue en moto de costa a costa durmiendo en pajares en el campo – una imagen idílica que dejó una gran impresión. Monika quería aprender el idioma, conocer la cultura y la comida españolas. Hoy día, décadas más tarde, es la fundadora y propietaria de dos empresas prósperas que se basan en esa pasión: Brindisa Ltd. importa y distribuye comestibles finos de España, Brindisa Kitchens es el nombre de una pequeña serie de bares de tapas en Londres. ¿Cuál es la historia de esa pasión que llevó a la fundación de una empresa que ha tenido éxito por más de 30 años?

Una mujer sonriente delante de una furgoneta

Monika se enorgullece de la historia de su empresa.

Sabores, aromas y colores mediterráneos.

Después de conseguir su título universitario en español, en 1980 Monika se decidió a mudarse a Cataluña para trabajar como profesora. Quería aprender más sobre la población local y la comida – ya que ésta le encantaba mucho. “Antes de mi aprendizaje en España trabajaba durante el verano en un maravilloso restaurante español. Me enamoré de los sabores, aromas y colores de la cocina mediterránea”, se entusiasma Monika. Sobre todo, apreció la relación directa de los españoles con la comida y sus tradiciones culinarias. Esa fascinación se convirtió en el fundamento de su futura historia personal.

Una mujer mantiene un cesto con comida

Desde muy joven, Monika tiene una pasión por los aspectos culinarios de España.

Un brindis por la fundación de Brindisa.

La brillante idea para la fundación de Brindisa se le ocurrió a Monika tras su regreso a Londres. Todavía bajo la impresión de su tiempo en España, organizó una cena a la que su hermano Mark llevó una caja de queso español. Esta caja aumentó su curiosidad por los productos y bienes de productores españoles y por cómo éstos se podían transportar hasta Inglaterra. Esa misma noche tomó una decisión e hizo un brindis en la mesa – anunció que deseaba fundar su propia empresa. “Brindisa es inspirada por la palabra española ‘brindar’ o ‘hacer un brindis’. Luego Brindis S.A. se convirtió en Brindisa”, explica Monika. Los primeros productos españoles vendidos por ella fueron unos exquisitos vinos que su hermano había enviado a Gran Bretaña. Su sueño de vender alimentos españoles en Londres estaba tomando forma.

Una estantería con comestibles finos

Fiambres, quesos y aceitunas traen un aire típicamente español a Londres.

Una empresa con una sincronización perfecta.

Los vinos fueron seguidos por una selección de alimentos de la Península y las islas españolas. Con el tiempo se añadieron fiambres, jamones, quesos, pescados en conserva, aceitunas, aceites de oliva, y mucho más. No pasó mucho tiempo para que llevara los mejores productos de alimentación de España a Londres en la Sprinter. En el año1988, España no era aún miembro de la UE, así que Monika se convirtió en una pionera en la importación de alimentos españoles. “Ello nos permitió durante mucho tiempo funcionar como una empresa poco convencional, lo cual resultó ser un buen enfoque”, opina Monika. Como al principio no tenía ninguna experiencia en la gestión empresarial, hoy es muy feliz de tener un negocio que ha tenido mucho éxito desde hace 30 años ya.

Esperamos poder ser eficaces colaborando con pequeños productores rurales y seleccionar alimentos que son sanos, éticos e integrales.

Furgonetas Mercedes-Benz para el transporte de los mejores alimentos españoles.

Ya en 1998 Brindisa suministró a cocineros, comerciantes y curiosos amantes de la cocina – había llegado el momento de dar un paso más. Con mucha energía y muchos recursos, se creó el primer bar de tapas tradicional en Londres, a lo que pronto siguió otro en otra localización. La empresa sigue ofreciendo una variedad de tapas españolas y una serie de platos principales. Dos veces por semana, los productos de España llegan a Londres – en la Mercedes-Benz Sprinter. “La marca es conocida por su fiabilidad, robustez y calidad de fabricación – calidades que también son muy importantes para los suministros diarios dentro de Londres”, dice Monika. Además, los vehículos disponen de frigoríficos. Y el compartimento refrigerador se puede subdividir para crear un sector de congelados.

Una Sprinter azul observada de lado

Las Mercedes-Benz Sprinter son y siguen siendo la primera opción para Brindisa.

Tener un futuro a pesar del Brexit.

Desde luego, el Brexit también afecta a la Brindisa. “La inseguridad, las resultantes fluctuaciones de la libra esterlina y el riesgo de que nuestra libertad de movimiento esté limitada resultan muy difíciles”, dice Monika. Para abordar los problemas y reducir los costes, se adoptan medidas concretas. Entre ellas se incluyen mini-equipos internos para la realización de proyectos, un asesor externo en la dirección de la empresa, y la implementación de determinados servicios que enriquecen el trabajo. La intención es centrarse en la esencia del negocio y un crecimiento saludable. Como pionera, Brindisa no tenía competencia. Sin embargo, los tiempos cambian. “Ahora nuestro objetivo prioritario es asegurarnos de que sigamos siendo líderes del mercado para los alimentos españoles e innovaciones de productos en Gran Bretaña, y que tengamos el mejor servicio a los clientes.”

Fotos: Brindisa

Enlaces para explorar más: brindisa.com@Instagram, @Facebook, @Twitter

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images