Entre la tradición y la modernidad: un constructor de hornos con su flota Sprinter.

Uwe Seidl está parado frente a su Mercedes Benz Sprinter

El constructor de hornos austríaco Uwe Seidl proporciona una visión del arte del fumista. Su especialidad son hornos individuales que irradian un calor acogedor.

Un constructor de hornos en un lugar idílico en Austria.

El río “Pesenbach” cerca de la remota “Sagmühle” en la comunidad de St. Johann am Wimberg en el norte de Austria murmura suavemente. La localidad que está rodeada de bosques y prados se encuentra en medio de la nada. Además, es un lugar donde se producen objetos curiosos: son redondos, con sombreros agudos o formas geométricas y modernas. Se trata de los productos del constructor de hornos Uwe Seidl. Desde 1994, el molino es la sede operativa de su empresa del mismo nombre.

La sede empresarial de Uwe Seidl de noche, bajo un cielo estrellado

En la central de la empresa de Uwe Seidl en el norte de Austria se producen unas obras maestras únicas en la construcción de hornos.

Lleva el oficio en su DNA.

Condicionado por la empresa marmolista y azulejera de su padre, Seidl tenía claro desde muy pequeño que quería seguir sus pasos. Con sólo doce años, se registró en la “Landesfachschule für Keramik und Ofenbau” (Escuela Regional especializada en cerámica y construcción de hornos) en Stoob, y después de finalizar su formación profesional obtuvo el título de maestro. Asistió a complementarios cursillos de formación en el campo personal, gestión y ADE, y así finalmente estaba preparado para crear su propia empresa.

  • Una chimenea de forma geométrica en un salón rústico
  • Una mano coloca un ladrillo
  • Primer plano de una mano trabajando una losa
  • Un horno moderno en el centro de un salón

Entre la tradición y la modernidad: la fascinación por la construcción de hornos.

Lo que fascina a Seidl de la construcción de hornos y los materiales utilizados en ella hasta hoy día, son más que nada la gran diversidad y las posibilidades creativas que entraña ese oficio. Por lo tanto, es con gran convicción que el maestro artesano transmite sus conocimientos a los aprendices que la empresa ha formado desde hace más de veinte años. Pero, como bien sabemos, la escasez de trabajadores cualificados amenaza con continuar extendiéndose a casi todos los sectores de la artesanía. Para animar a los jóvenes a empezar una formación de artesanos en momentos de cambio, a Seidl le gusta recordarles el refrán: “Quien tiene oficio tiene beneficio.”

La Sprinter de Uwe Seidl impresiona con el logotipo de la empresa

Un socio fiable en la vida diaria del artesano: La Sprinter de Uwe Seidl.

Calidad en la que se puede confiar.

El equipo del constructor de hornos compra los materiales necesarios principalmente en su propio país. En cuanto a la producción opinan: “Sólo construimos cosas que también construiríamos para nosotros mismos.” Y Seidl cumple con su palabra: un constructor una vez empezó a discutir con él porque dudó del plan conceptual de su horno. Para el artesano eso era pasarse de la raya, lo cual le animó a proponerle una apuesta al constructor: si el horno terminado se agrietara, le devolvería la totalidad de los costes. Pero si el horno satisficiera sus expectativas recibiría el doble del sueldo inicial. A fin de cuentas, el cliente no se atrevió a aceptar el trato. Permitió a Seidl construir el horno conforme a su plan y en más de veinte años, hasta hoy día, no ha habido ni una sola grieta de la que podría quejarse. Dicho sea de paso, a lo largo de los años, Seidl y el constructor se han hecho grandes amigos.

Uwe Seidl y su equipo frente a su parque automovilístico Mercedes-Benz

Por sus resultados sobresalientes como maestro estufista Uwe Seidl y su equipo obtuvieron el Primer Premio del Concurso de Innovación del Club Rotario.

Cada horno es una pieza única – con ayuda de la Sprinter.

La gama de productos actualmente incluye tanto hornos con formas redondas y curvadas como diseños simples en los que el fuego abrasador está rodeado de una construcción de mármol negro y vidrio. La tendencia actual va hacia los modelos rectilíneos, nos explica Seidl. También destaca que en principio sus hornos son tan variados como sus clientes. Una vez tuvo la oportunidad de construir un horno de más de seis metros de altura con una escalera suspendida de cristal que tenía que incorporarse a tres entresuelos. Ante tal situación es importante mantener la cabeza fría – antes de relajarse en la acogedora calidez generada por la obra maestra.

Para la fabricación, el equipo cuenta con la asistencia de varios Sprinter 316 y 516. Durante años, la Sprinter ha sido el único vehículo que cumple con nuestros requisitos. Y, créanme, ya he probado casi todos los demás”, dice el artesano experto.

Durante años, la Sprinter ha sido el único vehículo que cumple con nuestros requisitos.

Llevando la tableta al taller.

A pesar de su tamaño relativamente pequeño, la empresa no se toma a la ligera las nuevas tendencias, como, por ejemplo, la digitalización. Seidl no sólo ha digitalizado todo el campo administrativo, sino que también ha equipado a sus empleados con tableros para darles pleno acceso a todos los datos pertinentes.

Abandonamos el taller de Uwe Seidl con una serie de impresiones fascinantes. Sin embargo, la pregunta esencial la hemos reservado para el final: ¿Cómo se construye un horno? Junto con Uwe Seidl hemos resumido los pasos básicos de este proceso para los no expertos:

Construir tu horno individual en cinco pasos:

  1. Empezar poco a poco: Primero se produce un modelo a escala 1:10, en consonancia con los deseos del cliente.
  2. Colocar el zócalo: Una vez terminado el diseño, se comienza a construir el zócalo.
  3. La parte central del horno: A continuación, se construye la cámara de cocción, incluyendo los tubos de humo, que a su vez deben conectarse con la chimenea.
  4. Ser creativos: Después se continua con la capa del horno, a la hora de elegir la forma no hay límites para tu creatividad.
  5. El acabado: Revestir y pintar el horno.

Un horno minimalista con un fuego encendido

La gama de chimeneas y hornos abarca desde los modernos hasta los tradicionales.

Dos manos manejando un Tablet PC

También la artesanía se vuelve digital.

Durante una entrega oficial de premios, Uwe Seidl tiene un galardón en las manos

Dando ejemplo: Uwe Seidl prepara a la próxima generación de constructores de hornos.

Fotos: Uwe Seidl, Jacqueline Macou, pexels.com, gettyimages.com

Enlaces para explorar más: uweseidl.com

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images