“Una cosa redonda”: jugar un partido de fútbol en la rotonda con la Sprinter.

Para practicar el "roundabout football", una rotonda en Porto se convierte rápidamente en un campo de juego. Un punto especial es que los goles están formados por dos furgonetas Sprinter rotantes.

Patear en la forma habitual es algo que cualquiera puede hacer.

Se toma un campo de juego rectangular, se le añade once contra once jugadores y se pone el cronómetro a un tiempo de juego de dos veces 45 minutos. Esas son las reglas bien conocidas de uno de los deportes de equipo más populares del mundo. Está bien claro que estamos hablando del gran y antiguo deporte del fútbol.  Aunque a lo largo del tiempo, el juego del esférico ha visto varios cambios de reglas, esencialmente, sigue siendo el mismo. Ha llegado la hora de iniciar una revolución: un grupo de jugadores portugueses ha modificado un poco las reglas, reinventando el fútbol  y demostrando además que no es indispensable jugarlo siempre de la misma manera.

Los dos equipos están frente a frente en la reunión previa al partido

Una reunión previa al partido: los dos equipos se preparan para el partido de fútbol.

Un partido de fútbol un tanto distinto de los demás.

La circulación giratoria no solo contribuye al flujo del tráfico sino que la isleta central ofrece, además, posibilidades insospechadas. En Oporto, los futbolistas han localizado el lugar perfecto para su proyecto. En medio de una plaza local de circulación giratoria, los elementos de diversión y acción desempeñan un papel importante. Tiene el siguiente aspecto: en el “roundabout soccer” el campo es orbicular y las porterías se mueven si cesar. El sentido de orientación de los jugadores se ve enfrentado a una prueba muy exigente: Dos vehículos Mercedes-Benz Sprinter circulan alrededor de la rotonda haciendo las veces de portería. La tarea principal de los equipos es ahora reorientarse y cambiar constantemente de posición. Son momentos en los que hasta los más experimentados pueden hacerse un lío si no ponen atención. “Este juego vive del dinamismo; cada jugador tiene que darlo todo y un poco más“, explica el árbitro Miguel Ribeiro.

Este juego vive del dinamismo; cada jugador tiene que darlo todo y un poco más.

La nueva Sprinter como “game-changer” móvil.

En el “roundabout soccer”, se da la vuelta tanto a las condiciones externas como a las posiciones habituales de los futbolistas: los porteros, por ejemplo, no se colocan entre los postes de la portería, sino en la cabina de la Sprinter. Su tarea es mantener una visión general de la situación en medio de la confusión y dirigir las “porterías” en un círculo de forma continua. Las defensas tienen que esperar pacientemente a que la portería rival se acerque a ellos. Los delanteros, por su parte, deben colocar sus disparos anticipando siempre la jugada. En el “roundabout soccer” se juega duro, pero hay lances del fútbol, como presionar al rival hacia una banda, que en la rotonda resultan imposibles. Otros en cambio se suceden con gran frecuencia, es el caso de los cambios de orientación. Al final de la jornada la opinión unánime de los participantes es que todo equipo que se precie debería incluir en sus planes de entrenamiento un partido de “roundabout soccer”.

La nueva Mercedes-Benz Sprinter frente a la rotonda

En la práctica del "roundabout soccer", la nueva Sprinter demuestra ser un socio fiable.

Dos vehículos Mercedes-Benz Sprinter circulan por la rotonda a igual distancia

Los dos vehículos Sprinter circulan alrededor de la rotonda.

El portero está al volante de la Mercedes-Benz Sprinter

Estar al volante en vez de estar bajo los palos: en el "roundabout soccer", los porteros dirigen los vehículos Sprinter.

El equipo de fútbol celebra una jugada acertada

El juego está en marcha: los dos equipos se disputan la victoria.

Los futbolistas se entrevistan detrás de la Mercedes-Benz Sprinter

Jugar al fútbol en la rotonda plantea retos totalmente nuevos para los equipos.

Dos equipos juegan al fútbol en la rotonda junto a la Sprinter.

Jugar al fútbol en la rotonda: para ello, los dos equipos requieren un máximo de concentración.

Photos: Max Galys

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images