HELDTH X MYVAN: El espíritu de Dublín – el apretón de manos a la Hurley.

El edificio de la Destilería Teeling visto desde el exterior

Kevin Hurley no es solamente el rostro de la Destilería Teeling – el irlandés también tiene una característica especial que es conocida en toda la ciudad de Dublín: el apretón de manos a la Hurley.

Un embajador de marca con una característica especial.

Si un saludo lleva tu nombre es porque has alcanzado el punto álgido de tu carrera, ¿verdad? En Dublín hay una forma particular de decir “hola”: el apretón de manos a la Hurley. Es probable que cada barman y cada posadero en la capital irlandesa lo conozcan. Pero hay una sola persona que lo domina de verdad: el mismo Kevin Hurley. Su característica especial es la siguiente: Kevin brevemente mete la mano en el bolsillo tendiéndola luego a la persona que tiene enfrente. Dándole la mano, de repente te das cuenta de que estás agarrando algo. Abres el puño y encuentras una pequeña botella de whisky Teeling. Te ríes, levantas la mirada y reconoces la sonrisa aún más amplia en la cara de Kevin. Luego Kevin te da una amable palmadita en la espalda y se ríe a carcajadas.

En un bar, un barman habla con un hombre con barba

¡El que sabe, sabe! – A los 15 años, Kevin Hurley (izquierda) empezó a trabajar como barman.

Una carrera extraordinaria: siendo barman a los quince años.

Esta manera entrañable y sincera de transmitir la esencia de la propia marca concuerda perfectamente con el espíritu de la “Teeling Whiskey Company” de Irlanda, cuyo embajador de marca a nivel mundial es Kevin Hurley. Y con mucha razón, ya que ese tío conoce muy bien el sector del whisky dublinés: tiempo atrás, comenzó a trabajar como barman, tuvo mucho éxito y recibió varios premios por sus bebidas. “Ya he estado trabajando como barman mucho antes de tener permiso de hacerlo, esto es, a partir de los quince años”, dice el irlandés entre risas. Desde muy temprana edad, Kevin Hurley dirigió varios bares prestigiosos en Dublín, más tarde estableció su propio bar que también funcionaba muy bien. “He seguido mi propio camino en la industria con gran éxito.” Pero su ambición iba más allá de todo esto.

  • Dos hombres se comunican entre ellos en un bar
  • Un muro negro con letras blancas
  • Unas tantas botellas de whisky están expuestas en una estantería iluminada
  • Unas grandes barricas de madera en una estantería de madera

Jack y Steven Teeling fundaron la primera destilería en Dublín desde hace 125 años.

Algún día, Kevin por casualidad se hizo con una botella de whisky Teeling. Le gustó lo que estaba probando. Por eso, Kevin comenzó a buscar información sobre Jack y Steven Teeling. Aprobó el hecho de que los hermanos habían establecido la primera nueva destilería en la capital irlandesa desde hace 125 años. Y reconoció a los dos como personas con ideas afines. “Literalmente han crecido con el whisky, son propietarios de destilerías de segunda generación. Su sueño era darle una nueva destilería a Dublín”, nos cuenta Kevin sobre los fundadores de lo que ahora es la mayor destilería de whisky independiente en Dublín, una ciudad amante del whisky. Es como ser barman – es mucho más que un trabajo, en realidad es una actitud. “Puedes aprender la técnica, pero no puedes aprender la hospitalidad necesaria para ejercer bien este oficio.”

Un barman sujeta un folleto en la mano, detrás de él se encuentra una estantería llena de botellas

Kevin Hurley es el rostro de la Destilería Teeling en Dublín. Tiene su propio modo de saludar: el apretón de manos a la Hurley.

Kevin convence a los hermanos Teeling de su visión.

De manera que Kevin Hurley decidió visitar a los hermanos Teeling. Un día llamó a su puerta. Trató de persuadirles, les habló de su visión – y logró convencerles al instante. Unos minutos más tarde, Kevin ya era el embajador de la compañía de whisky que, a la sazón, todavía era pequeña. ¿Sabes cómo lo hizo? Simplemente permaneció fiel a sí mismo. Detrás de la barra, Kevin es precisamente el tipo de barman a quien quieres manifestar tu desolación a las dos de la madrugada mientras él te escucha asegurándose de que tu copa jamás esté vacía. Su carisma, su humor y su sociabilidad son auténticos y naturales.

El tipo con el apretón de manos muy especial.

Kevin es el tipo de persona cuyo número de teléfono quieres tener porque en su compañía nunca te aburrirás. Por otro lado, es un experto en su campo. No sólo se ocupa de la mezcla de bebidas y está familiarizado con todos los detalles de los distintos tipos de whisky Teeling, sino también sabe venderlos. Es el representante de la marca de los hermanos Jack y Steven Teeling. Está claro que los fundadores nunca se han arrepentido de su decisión de contratar a Kevin ya que éste es mucho más que un barman: Kevin es Dublín. Kevin es el whisky Teeling. Es el tipo con el apretón de manos muy especial.

Una multitud de barricas negras para whisky están en fila

El whisky sale de la Distilería Teeling en barricas negras.

Fotos: Teymur Madjderey

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images