Ebanistería Zwinz: Muebles con carácter propio y servicio prestado por la Vito.

La Vito con el logotipo de Zwinz se desplaza en medio del campo

En el taller del maestro ebanista Rudolf Zwinz, situado en Stuttgart, aún se fabrican muebles auténticos. MYVAN lo ha visitado y ha presenciado una jornada completa de trabajo.

El “Bohnenviertel” de Stuttgart: un barrio con tradición.

Misterioso, pintoresco y lleno de calles sinuosas y casas con entramado de madera, Bohnenviertel”, el barrio más antiguo de Stuttgart, es famoso por sus fiestas y por sus talleres de pintores y artesanos. Entre estos últimos destaca la ebanistería Zwinz, que desde 1992 y bajo la dirección del maestro Rudolf Zwinz viene elaborando muebles y diseñando espacios interiores para los gustos más exigentes. Durante la visita que realizamos a este pequeño taller situado en la Weberstraße hemos descubierto detalles sorprendentes sobre el trabajo en madera y la jornada diaria de la ebanistería.

Un metro plegado, llevando el logoitipo de Zwinz

En la región de Stuttgart, Zwinz es un sello de calidad en materia de muebles y diseño interior.

El trabajo en madera permite el contacto directo con el material.

Sin reflexionar demasiado y obedeciendo a sus sentimientos inmediatos, Rudolf, que es oriundo de la ciudad, optó por una formación profesional de ebanista, en la que poco más tarde se tituló de maestro, para emprender luego un viaje por la India. “Los artesanos indios crean obras grandiosas sin disponer de equipos caros y veces ni siquiera de un banco de trabajo; todo lo hacen sentados en el suelo con su pieza, nos cuenta Rudolf Zwinz, recordando con agrado aquellos momentos. Y es que a Rudolf lo que más le fascina de la madera es la forma directa en que se puede trabajar con ella.

Rudolf Zwinz en su estudio, sonriendo a la cámara

Rudolf Zwinz, socio fundador y director general de la ebanistería.

Breve disgresión sobre la historia de la madera.

Rudolf nos hace hincapié en que la madera es una materia prima con un pasado ancestral y subraya además, que existen conceptos del lenguaje actual, como “sostenibilidad que proceden del sector de la madera. Durante milenios la madera ha sido usada como fuente de calor para la preparación de alimentos y para combatir el frío en los espacios habitados por el hombre. A nivel de la artesanía y la técnica artesanado merece especial mención el hecho de que los primeros telares e incluso el primer carruaje motorizado de Daimler hayan sido de este material. Cabe señalar, por último, que ni siquiera la catedral de Colonia se habría podido edificar de no haber contado entonces con grúas y andamios de madera. El consumo de energía que supone el procesamiento de esta materia prima renovable y de múltiple uso es uno de los más bajos que existen en la actualidad. Rudolf lo resume con una frase llamativa: “Si alguien descubriera hoy la madera como materia prima, ganaría el Premio Nobel.

  • Arthur estira el brazo para coger una tabla
  • Un empleado sostiene un metro de medir sobre una tabla
  • Parte de la escalera que lleva a las oficinas de la ebanistería
  • Arthur corta una tabla

De lo artificial a lo auténtico.

Rudolf constata que en la actualidad predominan los materiales no naturales como el hormigón armado o el plástico y que incluso la madera que se usa tras ser procesada industrialmente conserva muy pocos de sus elementos originales. “Se hacen cosas absurdas como triturar la madera para luego volverla a mezclar por medios químicos, impidiendo así su posterior reciclaje”, comenta y añade: “La ‘madera auténtica’ que se usa en los elementos decorativos solo es una imitación”. Por lo expuesto, es lógico, en su opinión, que los interesados reflexionen y busquen recuperar los orígenes, como lo demuestra el auge alcanzado en los últimos años por el estilo de diseño retro. La elaboración de productos auténticos es, por tanto, uno de los principios rectores de su negocio, cuyo lema es “auténtico Zwinz”.

El aprendiz Adrian saca un cajón con herramientas de la parte trasera de la Vito

En la Vito se han montado unos prácticos sistemas para guardar objetos.

Estrecha cooperación con los clientes.

Para que nos formemos una idea más detallada acerca de su actividad, el encargado de planificación y coordinación de la empresa, Lutz Bremer, nos describe las diversas fases de un proyecto concreto. “La experiencia nos ha enseñado que lo mejor es concertar con el cliente una reunión inicial en nuestro taller”. Si dispone de fotografías o incluso de un dibujo en planta, el equipo de once de ebanistas estará en condiciones de hacer un bosquejo y establecer las posibilidades de realizar la idea del cliente. “El momento más bello de estos procesos es cuando lo que ha empezado por una consulta informal se convierte en un contrato de obra y en una cooperación con el cliente”, explica Lutz que además y para subrayar el carácter único de cada proyecto, nos refiere algunos casos como el de la persona que encargó la fabricación de un mueble a partir de un ciruelo plantado en su día por su abuela en el jardín o el del viaje que hicieron a Niza para amueblar una vivienda turística.

Si alguien descubriera hoy la madera como materia prima, ganaría el Premio Nobel.

Buenos modales en vez del estereotipo negativo sobre los artesanos.

Pero ¿qué distingue a un buen artesano? Según Lutz, “además de la calidad profesional, son determinantes los detalles como la puntualidad al acudir a las citas con los clientes, llevar los zapatos limpios, saludar con educadamente y … mear sentado”, termina diciendo con una sonrisa. Al resaltar estos aspectos, Lutz busca contrarrestar los tópicos negativos que lamentablemente aún se asocian con quienes ejercen oficios artesanos. ¿Y qué ocurre si en el trabajo algo no sale como se esperaba? “Siempre se pueden cometer errores. Lo importante es ser franco con el cliente y explicarle las razones por las que algo no se ha logrado, en vez de inventarse excusas”, afirma Lutz. “Y es que, al fin y al cabo, solo se trata de un asunto de madera y no de vida o muerte”.

Lutz Bremer en el taller

El ebanista Lutz Bremer mantiene en todo momento el control sobre los proyectos.

Desde la perspectiva de un escalador.

Algo bastante distinto le ocurrió a Rudolf Zwinz a inicios de la década de 2000, cuando estaba a punto de hacerse cargo de una ebanistería en la que trabajaban 20 empleados y el fuerte descenso de la demanda al estallar la “burbuja dotcom” acabó afectando también al sector de los muebles. “Muy pronto, este tipo de decisiones empresariales pueden acarrear consecuencias serias para la propia existencia”, explica Rudolf, quien practicó durante años la escalada, deporte del cual ha sacado una importante lección: “Siempre es mejor ir subiendo y asegurando la posición que hacerlo en un ascensor. También hay que ser consciente de la altura máxima de caída, que en el primer caso es de solo un metro”.

Vista a una parte del taller

En ocasiones, en esta parte del taller se cuelga un telón negro que en la representación de obras teatrales.

La artesanía se da cita con la cultura.

Lo que Rudolf más valora de su oficio es la independencia y la libertad creadora de la que ha disfrutado durante todos estos años. Y si este artículo ha despertado vuestro interés por conocer más detalles sobre Rudolf y su empresa solo tenéis que venir a la fiesta anual del barrio a tomaros una copa o bien asistir a la obra de teatro que se presenta en el propio taller.

Adrian saca una caja de la parte trasera de la Vito

En los costados del interior de la furgoneta se han montado otros compartimentos portaobjetos.

La Vito aparcada en una urbanización

La Vito presta apoyo al equipo del taller en su jornada diaria.

Rollos de cinta adhesiva alineados en una pared lateral de la Vito

En la Vito caben todas las herramientas.

Vista al volante y a la palanca de cambios de la Vito

Una vez que el cliente ha aprobado el proyecto, el trabajo puede empezar.

Las camperizaciones mostradas han sido ejecutadas por empresas oferentes ajenas a Mercedes-Benz, que no ha controlado los productos en cuestión. Por consiguiente, la imagen no constituye una evaluación de la empresa oferente o de sus camperizaciones a través de Mercedes-Benz.

Fotos: Dennis Blass, Lennart Voß

Enlaces para explorar más: Zwinz.de, @Facebook

Vito

Con la Vito saldrá siempre adelante. En carretera y en el entorno de competencia de su empresa. La Vito es ejemplar por su rentabilidad y su calidad, pero también por su flexibilidad y su seguridad.

Mercedes-Benz Vito
Slider images