De viejo a nuevo: de camión de bomberos a furgoneta camperizada

La Mercedes-Benz 310 D está estacionada en un terreno de camping

Como parte de su trabajo final de licenciatura, Nele transformó una Mercedes-Benz 310 D en una furgoneta camperizada y documentó los progresos realizados en Instagram.

La conversión de una furgoneta como proyecto de fin de carrera.

Un almacén en Renania del Norte-Westfalia. Desde un antiguo camión de bomberos que se encuentra en el centro de la sala se oyen ruidos de taladro a cada paso. Por dentro, se detecta la silueta de una mujer joven que está muy ocupada trabajando en el vehículo. Se trata de Nele Geke y ella parece estar en su salsa. La estudiante se dedica a transformar la Mercedes-Benz 310 D de color rojo tomate en una furgoneta camperizada. Y lo hace como parte de su trabajo final de licenciatura. Había dos factores que influían en el proceso: un modesto presupuesto y un tiempo limitado.

La Mercedes-Benz 310 D se encuentra en un taller

Con la conversión del camión de bomberos desechado, Nele hizo realidad un sueño suyo.

Matar dos pájaros de un tiro.

Hasta hace poco, Nele estudió diseño de producto en la Escuela superior del Bajo Rin. No es insólito realizar proyectos prácticos como éste como proyecto de fin de carrera. ¿Pero como se le ocurrió la idea de transformar una furgoneta en furgoneta camperizada? “Me gusta mucho viajar, me encanta la idea de la libertad y tengo una buena comprensión técnica, explica Nele. Por eso, optó deliberadamente por ese proyecto que le permitió combinar el trabajo con el placer: porque ahora no sólo tiene su diploma de licenciatura, sino también una furgoneta camperizada lista para irse de viaje.

  • Nele está en la puerta del pasajero de la 310 D
  • La 310 D, vista de frente, está estacionada en un parking frente a un edificio
  • Una Mercedes-Benz 310 D, con la parte trasera abierta, está en un estacionamiento
  • La cabina del conductor de la 310 D desde dentro

Los conocimientos de bricolaje se rentabilizan.

Nele encontró la Mercedes-Benz 310 D, que tenía casi 30 años de antigüedad, durante una visita a un concesionario de automóviles en Fráncfort. Aún quedaban huellas del uso anterior. Por ejemplo, había asientos y soportes para herramientas que estaban montados en el interior del vehículo. A esos, Nele los quitó primero. Después preparó la furgoneta para la Inspección Técnica de Vehículos y posteriormente comenzó con la transformación del vehículo en furgoneta camperizada.

Gracias a su padre y sus estudios prácticos, Nele ya tenía cierta experiencia con la artesanía. Por lo tanto, fue capaz de realizar muchos de los trabajos en la furgoneta ella misma. Para tareas técnicas de mayor complejidad consiguió ayuda de varios profesionales del sector del automóvil. Y sus amigos y familiares también le asistieron activamente en el proceso.

Alcanzar su objetivo con paciencia y cierta improvisación.

El apoyo de expertos no le venía nada mal a Nele, particularmente cuando durante la fase de transformación repetidamente se encontró con daños por corrosión y grandes agujeros. Además, la edad del vehículo dio lugar a nuevas dificultades: prácticamente no contenía piezas rectas, por lo que era necesario adaptar partes del interior una y otra vez. “Pero a pesar de todo ello, tenía que avanzar – ¡al fin y al cabo, se trataba de mi tesis de licenciatura! En algunas ocasiones hacía falta improvisar: así, por ejemplo, una ensaladera del tamaño deseado sirvió (y sigue sirviendo) de fregadero.

Vista de la cocineta de la furgoneta transformada

La cocineta acabada está equipada con lavamanos, lavavajillas, horno y espacio práctico para guardar cosas.

Supra-reciclaje por excelencia: la madera proporciona comodidad.

Después de tres meses de duro trabajo, Nele finalmente consiguió completar con éxito el proyecto. Y el esfuerzo valió la pena: la furgoneta dispone de una cama para dos personas, así como una pequeña cocineta. El revestimiento rústico de madera hace que la furgoneta parezca confortable y acogedor sin ser cursi, como en opinión de Nele suele ocurrir con otras caravanas. En su primer viaje con la furgoneta le gustaría ir a los Países Bajos, ya que están cerca. Una vez que el vehículo haya aprobado su viaje inaugural, Nele y su novio quieren ir a España y Portugal para practicar surf.

Ficha técnica de la Mercedes-Benz 310 D

Modelo

310/33

Longitud/altura/anchura

5,235 m/2,4 m/1,975 m

Año de construcción

1989

Kilometraje

51 000 km

Peso total admisible

3,5t

Fold in
Fold out
Vista de la furgoneta desde atrás, con la trasera abierta

Admirar el paisaje mientras estás acostada en tu cama – algo así, sólo es posible en una furgoneta camperizada.

La cama de Nele en la 310 D

El interior acogedor a Nele le gusta mucho.

Con el toldo abierto, la 310 D está estacionada en un prado

Nele sólo se baja de la furgoneta en los lugares que le gustan.

La 310 D está estacionada en un callejón, vista desde una perspectiva lateral

La 310 D sirve para viajes cortos o largos.

Las camperizaciones mostradas han sido ejecutadas por empresas oferentes ajenas a Mercedes-Benz, que no ha controlado los productos en cuestión. Por consiguiente, la imagen no constituye una evaluación de la empresa oferente o de sus camperizaciones a través de Mercedes-Benz.

Photos: Nele Geke

More Links to explore: @Instagram

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images