El “viejo Fritz” – una 407 D conquista la Carretera Panamericana.

Un Mercedes-Benz 407 D en una carretera en la naturaleza

Es grande, gris e indestructible: en su Mercedes-Benz 407 D, apodado Fritz, Jana y Fabian recorren la Carretera Panamericana, la carretera más larga del mundo.

Lanzándose en una nueva aventura.

San Diego, California. Jana y Fabian se han puesto cómodos delante de su furgoneta dejándose acariciar por el cálido sol californiano. Iniciaron su viaje en Long Beach, condado de Los Ángeles, a principios de abril, y ahora están viajando hacia el sur. Ambos dejaron sus empleos de dirección en jóvenes empresas berlinesas por la vida en furgoneta. ¿Por qué? Por no tener suficiente tiempo para disfrutar de las cosas hermosas de la vida. “Sentimos que había un grave desequilibrio entre la vida laboral y la personal de manera que la vida personal prácticamente no existía”, explican. Encontraron su destino favorito muy pronto: ambos apenas conocían los Estados Unidos y América Central y del Sur eran territorios totalmente desconocidos para ellos. “Como los viajes de descubrimiento suelen ser los mejores, optamos por atravesar el Atlántico y explorar la ruta Panamericana.” A su sitio web comparten sus experiencias de viaje.

Fabian está al volante de una Mercedes-Benz 407 D mirando por la ventanilla lateral

Jana y Fabian encontraron su Mercedes-Benz 407 D de los años 80 en los anuncios clasificados de eBay.

Un hogar sobre cuatro ruedas.

A los dos, entonces les parecía lógico hacer el próximo viaje con la furgoneta: ser libre y al mismo tiempo llevar su hogar adonde quiera que vayan – ¡mejor … imposible! Por algún extraño azar, un “vanlife meetup” (quedada de los aficionados a la vida en furgoneta) en Berlín consiguió llamar su atención. Fue allí donde vieron la 407 D por primera vez. “Al principio pensamos: ‘¡Qué pasada de coche! ¿Cómo de grande es esta furgoneta?’, pero, por otra parte, la idea también nos atraía”, cuentan. El conductor, un gran apasionado y conocedor de la 407, inmediatamente intentó convencerles. Y pronto estaba claro que esa furgoneta era la elección perfecta para su proyecto. “Es que las ampliaciones prefabricadas de Westfalia y demás equipamientos para caravanas simplemente no nos gustaban.”

El Mercedes-Benz 407 D está parado en un estacionamiento en un paisaje escarpado

En Facebook e Instagram, Jana y Fabian comparten sus experiencias personales sobre el viaje de descubrimiento que están realizando a lo largo de la Carretera Panamericana.

Sangre, lágrimas y sudor: los esfuerzos de la conversión han valido la pena.

Poco después, encontraron lo que buscaban en los anuncios clasificados de eBay. Pero Fritz aún no estaba listo para partir. “A juzgar por las imágenes, la furgoneta se encontraba en un estado catastrófico. Durante un año, el automóvil había estado estacionado en un prado, con las ventanas rotas y varias fugas, y parecía como si hubiese venido directamente del Lago Ness”, se acuerdan los dos. Afortunadamente, tras una breve inspección era evidente que la carrocería y la estructura eran sólidas y podrían restaurarse.

Para la realización de los trabajos mecánicos, Jana y Fabian recurrieron a la ayuda de especialistas mientras que ellos – con el firme apoyo de amigos y familiares – se ocuparon de las adaptaciones interiores: “Vas desarrollando las capacidades requeridas poco a poco, simplemente tienes que atreverte. ¡Todo el mundo es capaz de ampliar un autobús!” En total, la conversión de la furgoneta les costó 106 días laborales, y mucha sangre, lágrimas y sudor, pero igualmente vivieron grandes momentos y numerosos éxitos. “En total, nos sentimos muy orgullosos del resultado – aunque la próxima vez haríamos algunas cosas de manera distinta.”

Cuando vemos a ‘Fritz’ aparcado en algún lugar, seguimos muy enamorados y pensamos: ‘¡Es una pasada, éste es nuestro hogar!’

Percepciones de días pasados.

Se enfrentaron a una serie de dificultades también: “Cada vez que la situación se volvió difícil, alguien nos sacó de apuros. Sea la persona que espontáneamente resoldó los soportes de la baca de techo porque ya no encajaban, o la que nos consiguió un aparcamiento en una nave con calefacción cuando la llegada del invierno dio al traste con nuestros planes.” Al convertir la furgoneta, Jana y Fabian aprendieron mucho sobre la historia de Fritz: suponen que su 407 D en su primera vida fue una especie de vehículo de seguridad ya que originalmente fue pintado de color naranja. Pegatinas en los portones traseros, monedas de un dólar y una vieja botella de Coca-Cola nos dijeron que Fritz había visitado los Estados Unidos anteriormente. “Es bueno saber que Fritz ha visitado los Estados Unidos, y probablemente México, alguna vez sin nosotros – ¡de manera que al menos uno de nosotros sabe cómo llegar adonde queremos ir!”

  • Un hombre está parado delante de su Mercedes-Benz 407 D recién modificado
  • Una pareja se sienta en la arena frente a una furgoneta
  • Mirada del portón trasero abierto de una furgoneta al sol poniente en la playa
  • El Mercedes-Benz 407 D destaca en terrenos arenosos frente a la costa

Viajando por las carreteras norteamericanas sin prisa ni estrés.

A mucha gente le resulta difícil creer que están desplazándose a una velocidad de 75 km/h. Para las carreteras norteamericanas es una velocidad muy reducida. “La desaceleración en la carretera es un asunto que, desde luego, debería abordarse urgentemente. ¡A nosotros indudablemente nos viene muy bien!” Pero a pesar de ir a un ritmo moderado, tuvieron algunas averías. Hasta ahora, siempre han tenido suerte en la desgracia. “Cuando tuvimos problemas con el tubo de escape en Santa Barbara, en menos de dos minutos un alemán se detuvo a nuestro lado y nos recomendó un taller donde solía arreglar su viejo Unimog.” Allí repararon su tubo de escape temporalmente y sin coste alguno, y al poco tiempo les soldaron una nueva pieza de tubo en un taller especializado. ¿Por qué eligieron un vehículo Mercedes-Benz? Para el viaje, la pareja eligió un viejo vehículo diésel que, de ser necesario, aguanta combustible de mala calidad y puede ser reparado por cualquier mecánico, incluso en las localidades más pequeñas de Guatemala.

Fabian se sienta al lado del Mercedes-Benz 407 D en el desierto mirando una puesta de sol

Desaceleración: el ritmo tranquilo de la marcha le permite a la pareja asimilar sus impresiones del viaje de forma consciente.

Una Mercedes-Benz 407 D que sirve para abrir puertas.

Sin embargo, una cosa es cierta: Su Fritz es una verdadera atracción que ya les ha abierto unas tantas puertas en su viaje. “Todos los días, hay gente que viene a preguntarnos por la furgoneta – aquí es una verdadera rareza.” Así se produjeron numerosos encuentros agradables e incluso algunas amistades. A continuación, al llegar a México, van a cruzar la primera frontera. “No tenemos ni objetivo ni agenda; eso es algo que nos importa mucho. ¡Pero si llegamos a hacerlo, sería genial conducir Fritz hasta Patagonia alguna vez!”

Un Mercedes-Benz 407 D en una grúa

En abril, Jana y Fabian iniciaron su viaje por la Ruta Panamericana en Los Ángeles.

Vista de la Mercedes-Benz 407 D antes de las reformas

Fritz antes de la conversión: la 407 D ya había sido transformada en una caravana, pero aún necesitaba una renovación completa.

La Mercedes-Benz 407 D fue completamente vaciada durante las reformas

La ampliación de su Mercedes-Benz 407 D ha exigido mucho a la pareja – pero el resultado está extraordinario.

Vista de los accesorios interiores renovados de una Mercedes-Benz 407 D

Jana y Fabian implementaron las obras interiores del Fritz ellos mismos.

El Mercedes Benz 407 D está conduciendo a través del desierto y los cactus gigantes

Jana y Fabian consideran la vida en furgoneta como un estilo de vida alternativo.

Las camperizaciones mostradas han sido ejecutadas por empresas oferentes ajenas a Mercedes-Benz, que no ha controlado los productos en cuestión. Por consiguiente, la imagen no constituye una evaluación de la empresa oferente o de sus camperizaciones a través de Mercedes-Benz.

Fotos: Jana Schilling & Fabian Menzel

Enlaces para explorar más: www.therideonthewildside.com, @Facebook, @Instagram

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images