Cambio de nuestra política de privacidad

Estimado visitante, Actualmente, Daimler AG se encuentra en proceso de reorganización. A partir del 1 de noviembre de 2019, Mercedes-Benz AG será la entidad responsable o corresponsable de este sitio a efectos de lo dispuesto en el R.G.P.D. Declaración de privacidad (actualizada el 1 de noviembre de 2019).

Cómo el “Tempo Matador” se convirtió en el L 206 D.

Una Mercedes-Benz L 206 D azul en una carretera junto al bosque

A partir de 1970, la Mercedes-Benz L 206 D complementaba la gama de vehículos industrial de Mercedes-Benz Vans. Sin embargo, quedaba mucho camino por recorrer para alcanzar este objetivo.

Mercedes-Benz L 206: una metamorfosis.

En el momento de se lanzamiento al mercado, la L 206 ya contaba con una historia larga. Además, en su carrera de 22 años había cambiado de fabricante tres veces. ¿Pero cómo sucedió todo esto? ¿Y qué hizo que la encantadora furgoneta resultara tan atractiva para Mercedes-Benz?

A partir de 1966, tras la adquisición por la empresa matriz Rheinstahl AG, el modelo original, el “Tempo Matador” fabricado en Hamburgo, se vendió con el emblema de “Rheinstahl – Hanomag“. Tras la fundación de los Hanomag – Henschel Fahrzeugwerke en 1968 y su adquisición subsiguiente por parte de la Daimler- Benz AG en 1970, los modelos de gasolina de la serie fueron equipados con motores diésel de Mercedes-Benz. Paralelamente, un año más tarde la camioneta se ofreció como producto propio de Mercedes-Benz. Ese mismo año, se presentaron los nuevos vehículos ligeros L 206 D y L306 D en la fábrica de Daimler-Benz en Düsseldorf que, en diferencia a los modelos de Hanomag-Henschel que también siguieron ofreciéndose en el mercado, mostraron algunas nuevas características de equipamiento.

Una imagen en sepia de una Mercedes-Benz L 206 D

La Mercedes-Benz L 206 D cuenta con una historia de 22 años.

Una interesante ampliación de la gama de furgonetas.

Para Mercedes-Benz, las furgonetas de Harburg resultaron ser ideales. Completaban muy bien la gama de modelos ya existentes. La furgoneta de Harburg tenía un motor delantero con tracción delantera, lo cual permitía tener una superficie de carga completamente plana. Esto la diferenciaba de los modelos de los competidores que apostaron por un motor trasero. Los motores diésel Mercedes-Benz utilizados a partir de 1970 se derivaban de los modelos de vehículos de pasajeros: la OM 615 procedía de la 200 D/8 con 40 kW/55 PS, y, a partir de 1972, la variante del OM 615 de mayor cilindrada con 44 kW/60 PS procedía del 220 D/8. Hasta el final de su producción en el año 1977, los motores con carburador Austin continuaron empleándose en los modelos de gasolina de esa serie.

El interior de una Mercedes-Benz L 206 D

El minibús acristalado cuenta con una gran ventaja:
una maravillosa vista al exterior, tanto para el conductor como para hasta ocho pasajeros.

Paso a paso hasta la creación de una obra maestra.

En enero de 1973, nuevos colores hacían brillar la L 206 D con nuevo esplendor: colores como el amarillo de rafia, azul Columbia o gris perla perfeccionaron la gama de modelos revisada. Tanto la apariencia del vehículo como la tracción delantera probada siguieron siendo las mismas. La Mercedes-Benz L 206 D fue modificada y se utilizaron nuevas variantes de la misma.

A partir de 1972, un asiento modernizado, pedales colgantes y nuevos retrovisores exteriores ofrecieron más confort de conducción y seguridad en la carretera. En el interior del vehículo se perfeccionaron la dirección y los frenos para que fuera posible afrontar con facilidad hasta condiciones viarias bastante difíciles. Con su capacidad de carga de 1.000 kg hasta 2.000 kg, las furgonetas eran capaces de transportar bienes de bastante peso y tamaño. Hasta ocho pasajeros podían sentarse cómodamente en el vehículo rústico.

Hoy se sigue llamando la L 206 D con orgullo una furgoneta de “peso ligero” de los años 70, y ésta causa una gran impresión en los rallies de coches antiguos y demás eventos. Como minibús complementaba el programa de vehículos industriales que incluía a su “gran hermano”, la L 407, que hasta hoy se utiliza como caravana en el mundo entero.

El volante de una Mercedes-Benz L 206 D

Dado que en la época de la L 206 D no existe todavía la servodirección
para camionetas, la sensación de conducción es más directa.

Fahrzeugsteckbrief L 206 D

Período de producción

1970–1977

Planta de producción

Hamburg-Harburg y Bremen

Modelo base

Matador

Modelo sucesor

“Furgoneta de Bremen”/TN/T 1

Formas de construcción

minibús, furgón, remolque plataforma

Motores

OM 615, 2 l, 4 cilindros, diésel de precámara

Rendimiento

44 kW (60 PS)

Longitud

4.490 mm o 5.030 mm(furgón y minibús)

Anchura

1.820 mm

Distancia entre ejes

2.400 mm o 2.920 mm (furgón y minibús)

Capacidad de carga

hasta 1,3 t

Peso total admisible

2,4–2,8 t

Fold in
Fold out
El volante y motor de una Mercedes-Benz L 206 D

A partir de 1972, la L 206 D está equipada con el motor diésel OM 615 de 2,2 litros y 44 kW (60 PS).

Vista trasera de una Mercedes-Benz L 206 D azul

Gracias a la reducida altura del borde de carga en la parte trasera, la L 206 D era muy apreciada por los artesanos.

Vista lateral de una Mercedes-Benz L 206 D azul

La L 206 D se ofrecía como minibús o furgoneta.

Fotos: Kai Knoerzer, Daimler

Vito

Con la Vito saldrá siempre adelante. En carretera y en el entorno de competencia de su empresa. La Vito es ejemplar por su rentabilidad y su calidad, pero también por su flexibilidad y su seguridad.

Mercedes-Benz Vito
Slider images