Delicias a la barbacoa en la Mercedes-Benz LF 407.

Venta de comida en un foodtruck con toldo adherido

Henning Wiehemeyer ha convertido su pasión en profesión y deleita a sus clientes con sus especialidades hechas a la barbacoa en su furgoneta Mercedes-Benz histórica.

Una propuesta culinaria muy sugestiva.

Henning Wiehemeyer suda la gota gorda mientras, entre barbacoas humeantes y llamados a viva voz, pone sobre el mostrador sus sabrosos platos, procurando atender lo mejor posible a su público. Cada vez es más larga la cola formada por la personas que han acudido al food truck “Der Grillwagen” (el coche barbacoa), atraídas por los exquisitos aromas procedentes de los platos que se elaboran en su parrilla: lomo de cerdo desmenuzado, costillitas de esta mismo animal, pastrami, así como propuestas vegetarianas o veganas, como las setas Portobello adobadas con miel y tomillo. Pero no son solo estas delicias las que atraen al público, también lo hace el food truck propiamente dicho, una Mercedes-Benz histórica, la LF 407.

  • Un empleado de Henning sirve comida a un cliente por el mostrador
  • Salchicha asada dentro de un bollo de pan
  • Pan relleno con carne asada
  • Vista delantera de la Mercedes-Benz LF 407

Tres consejos de Henning para quienes se inician en el negocio del food truck:

  1. El cátering para eventos particulares resulta especialmente rentable y facilita el trabajo porque los contratos se hacen sobre cantidades y precios establecidos.
  2. Sobre todo en la fase inicial, hay que estar muy atento a la opinión de los clientes y tomrla muy en serio.
  3. En lo que respecta a los suministros de materias primas, hay que disponer siempre de abundantes reservas.

El proyecto food truck.

Lo que, en 2016, empezó siendo para Henning una actividad adicional a su profesión de economista, se ha convertido, junto con un café, en su principal fuente de ingresos. En solo cuatro meses y con la ayuda de toda su familia puso en marcha el proyecto del food truck. “Como siempre he sido un gran aficionado a la cocina, pues de ahí surgió la idea de vender comida a pie de calle en un food truck”, explica Henning. “Lo bonito de este tipo de actividad es que te permite ser flexible y puedes conocer muchos lugares nuevos.” Generalmente, Henning ofrece sus comidas en eventos particulares como bodas, cumpleaños y fiestas de empresa que se celebran la cuidad de Osnabrück y sus alrededores. Pero su bella furgoneta clásica también suele estar presente en verbenas de barrio o festivales de comida a pie de calle. Preguntado acerca de dónde le gustaría más estacionar su LF 407, responde sonriente: “En una playa de las Islas Frisias Septentrionales cuando haga buen tiempo.”

ha técnica de la Mercedes-Benz LF 407, llamada Karl

Fabricante

Mercedes-Benz

Periodo de fabricación

1963-64

Modelo precedente

L 319

Modelo posterior

L 406

Motor

M 121 B III

Longitud

4,80 m

Ancho

2,08 m

Altura

2,24 m

Carga útil

3,5 t

Batalla

1,49 m

Velocidad máxima

90 kph

Fold in
Fold out

Un food truck para auténticos aficionados de Mercedes-Benz.

Pero, ¿por qué utiliza como food truck precisamente esta furgoneta histórica de Mercedes-Benz? “A mi familia siempre le gustó esta marca de coches, y mi abuelo era un gran aficionado, por lo cual hemos bautizado nuestro vehículo con su nombre, ‘Karl’, cuenta. Por lo demás, la LF 407 es toda una atracción por su carácter único, como lo son, por cierto, nuestros platos.” La furgoneta empezó prestando servicios como vehículo de bomberos en la localidad de Hirschau y, cuando la pusieron a la venta en Coesfeld, una pequeña ciudad cercana a Munster, Henning aprovechó la ocasión. “El trabajo de restauración ya lo había hecho el anterior propietario”, recuerda “Nosotros solo tuvimos que hacer algunas reparaciones y montar un enganche para un remolque en el cual llevamos todos nuestros equipos.”

Mi furgoneta clásica en tres palabras: única, evocadora, valiosa.
Vista delantera de la LF 407

La bella furgoneta clásica despierta sentimientos nostálgicos.

La importancia de gestionar bien el tiempo.

Pero no todo ha sido un éxito de principio a fin: “Antes del primero evento, no sabíamos cómo iba ser la acogida del público a nuestros productos”, recuerda Henning. Sin embargo, ya en su primera intervención pública, con motivo del festival de comida móvil de Múnich, la gran de demanda que tuvieron sus platos, demostró que se trataba de una propuesta altamente atractiva. Luego vinieron otros retos, como el de la atención en horas punta, en las que hay que servir la mayor cantidad de raciones en el menor tiempo posible. Otro desafío permanente es satisfacer las altas exigencias de calidad planteadas por el propio Henning, incluyendo el tiempos óptimo de cocción, que en el caso de cerdo desmenuzado es de 16 horas. Actualmente, Henning está en condiciones de afirmar, no sin un punto de orgullo, que “en una hora estamos en condiciones de servir unas 300 hechas en la barbacoa”. El resultado es un sinfín de personas satisfechas, lo cual según Henning, indica que el negocio merece la pena.

Receta de Henning: Trucha ahumada con patatas pequeñas al romero

Ingredientes para dos personas

Marinada

  • 2l de agua fría
  • 90g de sal gruesa
  • 70g azúcar morena
  • 1 diente de ajo picado fino
  • 2 cucharadas soperas de zumo de limón

Pescado

  • Dos Truchas, a ser posible, frescas
  • 60g Mantequilla
  • Un diente de ajo
  • Medio limón
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil

Patatas pequeñas

  • Aceite de oliva
  • Romero en rama
  • Flor de sal

Preparación

  1. Poner la sal en una fuente con agua y revolverla hasta que se disuelva, Añadir primero el azúcar, revolverlo y poner, por último, el ajo y el zumo de limón. Añadir la truchas y dejarlas macerándose dos horas en el frigorífico.
  2. Mientras se cuecen las patatas, cortar la mantequilla en trozos alargados y el limón en gajos. Cortar luego el ajo en láminas y picar finamente el perejil. Cuando se hayan hecho las patatas, ponerlas en una fuente para el horno. Lavar las truchas, secarlas con papel absorbente, salpimentar primero su interior, para luego rellenarlo con mantequilla, limón, ajo y perejil. Cerrar luego las truchas cosiéndolas con hilo de cocina.
  3. Poner las truchas en la cámara de ahumado* a 110 grados, hasta que su temperatura interior sea de 63 grados (unas dos horas) . Al cabo de una hora, rociar las patatas con aceite de oliva, añadirles unas ramitas de romero y ponerlas en la cámara.

*Un consejo: Si no tienes cámara de ahumado, puedes ahumar los ingredientes en una barbacoa a carbón vegetal con tapa. Para llevar a cabo este procedimiento se usan además una virutas ad hoc que se venden en tiendas especializadas.

Sillas y mesas cubiertas por un toldo, delante del Der Grillwagen

El food truck “Der Grillwagen” atiende a menudo eventos particulares.

Foodtruck delante de un edificio

Henning ya ha participado con su food truck histórico en numerosos eventos, en lo cuales ha tenido una excelente acogida.

Henning y su novia en la boda de ambos delante de la LF 407

En la boda de Henning con su novia Anni también estuvo presente la furgoneta clásica.

La LF 407 durante la restauración

La LF 407 ya había sido restaurada por el anterior propietario.

Las camperizaciones mostradas han sido ejecutadas por empresas oferentes ajenas a Mercedes-Benz, que no ha controlado los productos en cuestión. Por consiguiente, la imagen no constituye una evaluación de la empresa oferente o de sus camperizaciones a través de Mercedes-Benz.

Photos: Henning Wiehemeyer, Carsten Tembaak

More Links to explore: dergrillwagen.de@Facebook, @Instagram

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images