Cambio de nuestra política de privacidad

Estimado visitante, Actualmente, Daimler AG se encuentra en proceso de reorganización. A partir del 1 de noviembre de 2019, Mercedes-Benz AG será la entidad responsable o corresponsable de este sitio a efectos de lo dispuesto en el R.G.P.D. Declaración de privacidad (actualizada el 1 de noviembre de 2019).

De Düsseldorf al mundo entero:
la Mercedes-Benz T 2.

Ein weißer Mercedes-Benz T 2 fährt über eine Brücke

La T 2 es la sucesora exitosa de la L 319 y, con un periodo de producción de casi 20 años, ha sido una gran vendedora - gracias a su longevidad, su apariencia y su versatilidad, ha alcanzado un estatus de culto.

Nacida en Düsseldorf, conocida en el mundo entero.

Cuando la producción de la serie de furgonetas L 319 fue abandonada al final de los años sesenta, no fue fácil para la nueva serie T 2 seguir su ejemplo. La L 319, que pasó a la historia como pionera en el segmento de las furgonetas, ocupó un segmento del mercado que a lo largo de los años había adquirido una importancia cada vez mayor. Con su enorme potencial, el modelo sucesor cumplió la misma función. En lugar de permanecer a la sombra del exitoso modelo L 319, gracias a sus infinitas posibilidades de utilización la furgoneta de la serie T 2 pronto se convirtió en un icono propio. Fabricada en el emplazamiento de Düsseldorf como su predecesora L 319, hoy día apasionados de todo el mundo suelen llamarla “Düsseldorfer“ (la de Düsseldorf) o “DüDo“ en breve – para diferenciarla de la serie de furgonetas más ligeras, la T 1, que hasta 1984 salió de la fábrica en Bremen y, por lo tanto, se conoció como “Bremer Transporter“ (furgoneta de Bremen).

Una Mercedes-Benz T 2 vieja con grandes ventanas en las que se exponen unas lavadoras. Las máquinas son examinadas por dos hombres

Desde el principio, las furgonetas Mercedes-Benz
de la serie T 2 se destacaron por su versatilidad.

Una filosofía vieja en una forma más modera.

Dos grandes ventajas de la L 319 eran su técnica fiable y su construcción robusta. Su sucesora – la T 2 – que tenía las mismas características, debería continuar la trayectoria de éxitos. Pero también quedó entendido que era necesario dar otro gran paso hacia adelante. Así, los diseñadores de Stuttgart decidieron deliberadamente conferir a las nuevas furgonetas un diseño moderno. Éste se destacó por su angulosidad y funcionalidad y marcó el inicio de una nueva era en el sector de furgonetas de Mercedes-Benz. Sin embargo, con respecto a la T 2 el progreso no se limitaba al diseño moderno y funcional de la carrocería.

Muy por delante de los competidores.

En 1967, el año de su lanzamiento, las primeras variantes de la T 2, los modelos 406 D y 408, aparecieron en las carreteras del mundo eclipsando no sólo su predecesora L 319, sino también sus competidores. Casi tan maniobrable como un vehículo de pasajeros, con el espacio de almacenamiento y la carga de peso de una camioneta, desde el principio la T 2 facilitó la vida de los obreros y servicios de entrega. El cuerpo de bomberos y la policía también utilizaron las furgonetas potentes e indestructibles para para los fines más diversos. Como vehículo de emergencia de las fuerzas policiales de Berlín, la T 2 se ganó el apodo de “Berliner Wanne“.

Una Mercedes-Benz T 2 con sistema de refrigeración está estacionada al borde de la carretera

Sobre el chasis de la serie de furgonetas T 2 se pueden instalar las más diversas superestructuras, como una caja de construcción sirviendo de sistema de refrigeración.

De viejo a nuevo!

A lo largo de los años, la gama de productos de la T 2 se hizo cada vez más amplia. Con motores cada vez más potentes y una mayor diversidad de posibles usos como furgón, plataforma o minibús, en el contexto del desarrollo continuo de los modelos, en el año 1981 también se realizaron cambios ligeros en la carrocería y el interior de la superventas. Numerosas mejoras en el tablero de instrumentos, los faros y la insonorización convirtieron la T 2 en un vehículo aún más conveniente para el conductor. Cuando se habían fabricado alrededor de 450.000 unidades de la T 2, en 1986, la serie sucesora “T 2 N” (N como “nuevo“) vio la luz. Con esa generación, rediseñada por completo, Mercedes-Benz dio otro paso importante hacia el futuro.

Ficha técnica T 2 N

Período de producción:

1986–1996

Formas de construcción:

Furgón, plataforma, minibús

Motores:

Motores de gasolina 2,3 litros (70–77 kW/95–105 PS); Motores diésel 2,3–4,0 litros (53–100 kW/72–136 PS)

Longitud:

5.335–7.210 mm

Anchura:

2.180–2.240 mm

Altitud:

2.580–2.905 mm

Distancia entre ejes:

3.150–4.250 mm

Peso total admisible:

4,60–7,49 t

Fold in
Fold out

La nueva generación de furgonetas T 2 N.

Posteriormente, se aumentó aún más la potencia de los robustos vehículos de Düsseldorf que estaban equipados en su mayoría con motores diésel – no sólo para el transporte de cargas pesadas, sino también para moverse de un punto a otro en poco tiempo. Pero no sólo la motorización de la T 2 N, lanzada en 1986, era nueva. El viejo diseño ya era más anguloso y funcional que el de vehículos comparables. Pero con la T 2 N, ese profeso fue acelerado aún más. Las dimensiones también aumentaron ligeramente, lo cual redundó en beneficio del volumen de carga, pero sin sacrificar la calidad de marcha.

Un minibús T 2 está estacionado en un aeropuerto, hay pasajeros que bajan del vehículo

La O 309, la variante “minibús” de la T 2, no sólo ofrecen espacio para numerosos pasajeros,
sino también comodidades al más alto nivel.

El puntal de una empresa.

En 1996, la T 2 N se lanzó con modificaciones bajo el nuevo nombre de Vario. Esto significó que, de una vez por todas, dejaron de emplearse las denominaciones internas y se sustituyeron por un nombre inequívoco y prestigioso. Sin embargo, hay una cosa que no ha cambiado en el desarrollo de las generaciones furgoneta T 2, T 2 N, y Vario. Gracias al amplio espacio de almacenamiento y la amplia gama de superestructuras, tanto entonces como ahora, numerosas empresas utilizaron la furgoneta Mercedes-Benz de esa serie de modelos para su negocio. En el interior de la plataforma de carga, por ejemplo, muchos dueños de foodtrucks han acomodado su cocina móvil y su plataforma de ventas. El motor potente y altamente fiable asegura que clientes hambrientos de todas partes puedan ser atendidos. En especial debido a su apariencia encantadora, la L T 2 y sus sucesoras son una elección muy popular para los restaurantes sobre ruedas. Al fin y al cabo, es un placer para la vista.

Una furgo que sirve para todo.

Sin embargo, a la furgoneta de culto su reputación le precede también en otros sectores económicos. Hoy mismo, en la edad de las Vito, Sprinter y Citan, algunas empresas continúan confiando en la pura fuerza y resistencia de la T 2 y sus sucesoras. La Rohrreinigung BUG por ejemplo, se desplaza con un gran arsenal de herramientas pesadas – no constituye un problema para su 816 D. A muchos furgoneteros también les gusta vivir en las icónicas furgonetas T 2 como nómadas digitales, como es el caso del matrimonio neerlandés Michel y Brenda. La empresa Toffe Camper se ha especializado en la ampliación y el alquiler de las “Düsseldorfer”. Después de emprender un viaje con su 613 D, la familia neerlandesa de Dave y Marjolijn se decidió por amor y con mucha pasión por sus “DüDos“ ocuparse de que otras familias también experimentasen a la felicidad que les aportó la T 2 durante sus viajes.

“La dimisión del emperador”.

Durante muchos años, la furgoneta T 2 y sus sucesoras se consideraron como líderes de su segmento. Con la continua ampliación der la gama de modelos Sprinter, la producción de la Vario – que representó la última fase en el desarrollo de la T 2 N – finalmente se abandonó en el año 2013. Pero sin duda, los últimos vehículos producidos en 2013 a sus usuarios también les servirán fielmente durante décadas. Hoy, la Sprinter sigue los pasos del vehículo de culto y va avanzando hacia el futuro con la eSprinter. En total, durante un período de 46 años, se han producido 630.000 unidades de la T 2 y sus sucesoras. Y quien sabe que su legado está en buenas manos, podrá relegar el relevo con buena fe.

La primera generación de la Mercedes-Benz T 2, vista desde el interior

La cabina de la T 2 tiene una construcción simple y conveniente para el conductor.

Frente a una fábrica, una Mercedes-Benz T 2 plataforma se carga con mercancías

Para cada empresa existe el vehículo Mercedes-Benz correcto, aquí se ve la T 2 406 D como plataforma.

Una Mercedes-Benz Vario plataforma con carga recorre una ciudad

Mercedes-Benz Vario – el digno sucesor de la T 2 N.

Fotos: Daimler

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images