El milagro azul de Mercedes-Benz.

En el tradicional Festival de la Velocidad de Goodwood los actuales aficionados pudieron conocer la legendaria furgoneta de trasporte de coches de competición conocida en su día como el “milagro azul”.

La leyenda está viva:  el “milagro azul”.

Desde hace mucho tiempo  la furgoneta azul destinada al  transporte de vehículos de competición es una de las principales  atracciones del museo Mercedes-Benz. Tiene unos  siete metros de longitud y casi dos de ancho y altura.  Se trata de una pieza exclusiva, de color azul rey, popularmente conocida como el „milagro azul“. Su motor es el de un deportivo  300 SL y en la década  de los 50, época en la que salió de fábrica, su velocidad punta era de 170 km/h.

El milagro azul transporta coches de carrera al circuito.

Sus orígenes en el automovilismo deportivo.

Esta furgoneta fue fabricada en 1954 con el objetivo de transportar de la forma más rápida posible los coches de carreras desde el circuito respectivo a la planta de  Stuttgart y viceversa. Acompañó a  la escudería  Mercedes-Benz en doce carreras de la Fórmula 1, nueve de las cuales culminaron en victorias para la marca. En ocasiones, la admiración causada por este innovador y  elegante vehículo de transporte era  mayor que la que despertaban los propios bólidos de competición.  Pero lamentablemente su rapidez no impidió que en 1955, tras el retiro de Mercedes-Benz de la  Fórmula 1, la furgoneta  azul fuese también retirada de la cirulación y acabara finalmente siendo desguazada, algo que posteriormente  se revelaría como un error.

El milagro azul de Mercedes-Benz.

El milagro azul de Mercedes-Benz.

El milagro azul de Mercedes-Benz.

El milagro azul de Mercedes-Benz.

La reconstrucción de la furgoneta de transporte para coches de competición.

En su reconstrucción se invirtieron siete años y 6.000 horas de trabajo.   A pesar de no disponer de  planos detallados, Mercedes-Benz logró  hacer revivir el «milagro azul»  basándose únicamente en una hoja de datos técnicos, en algunas fotos y en la información aportada por testigos presenciales. El resultado final incluye, eso sí, algunas modificaciones: la potencia máxima del motor de inyección para el trabajo de carga se redujo a 192 CV, en tanto que el motor de 6 cilindros brilla con sus 240 CV. En cambio, se han mantenido fieles al original el puesto  de conducción que evoca al Mercedes-Benz Proton 180, el marco tubular en forma de  X, el paragolpes cromado  y, por supesto, el color azul rey.

Formula 1 – European Grand Prix 2005: Los pilotos de carreras Juan Pablo Montoya y Kimi Räikkönen presenta al milagro azul – Un modelo 1954/55, reconstruido en 2001.

En el Festival de la Velocidad de Goodwood.

En 2001 la version reconstruida fue estrenada por  Mercedes-Benz en el  Festival de la Velocidad de Goodwood, en el sur de Inglaterra, lugar en el que también se celebrará el 100 aniversario de la marca. También allí el “milagro azul” logró restar el protagonismo a más de un bólido de competición, tal y como lo sigue haciendo en su actual morada, el Museo Mercedes-Benz.

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images