Una leyenda futurista: la MB 100 D de AMG

Foto de prensa oficial de una AMG MB 100 D negra.

Existen muchos mitos sobre la historia de la AMG MB 100 D; y la cuestión es si los especialistas de Affalterbach modificaron la rápida furgoneta. La respuesta es: sí, ¡y tanto!

AMG convierte pequeñas furgonetas en atractivas y espaciosas berlina

Es un misterio y una leyenda: la AMG MB 100 D. Quien hoy posee esta furgoneta, tiene algo extraordinario. En 1989 los especialistas de Affalterbach convirtieron la modesta MB 100 D en una atractiva y espaciosa berlina. “AMG ha hecho frente al reto presentando un vehículo exclusivo para un campo de aplicación que va más allá del usual de una furgoneta”, citaba, por aquel entonces, la edición de enero de la revista “AMG-Aktuell”.

Vista delantera de la furgoneta rápida AMG MB 100 D

Una furgoneta rápida que atrae las miradas de los transeúntes

¿Cuál es el reto exactamente? La MB 100 D, predecesora de la Vito, apodada cariñosamente “la cúter” y fabricada de 1988 a 1995 en la planta española de Vitoria, obtuvo de los especialistas de la marca de alto rendimiento AMG una carrocería extremadamente robusta, adaptada aerodinámicamente con precisión, además de ser sometida a una amplia cura de lujo. El resultado: una berlina espaciosa con look futurista que atraía las miradas de los transeúntes. Entre los rasgos característicos exteriores figuraban, por ejemplo, las llantas de metal ligero de 15 pulgadas.

Parte trasera de AMG MB 100 D
Asientos de una AMG MB 100 D
En el habitáculo de una AMG MB 100 D
La cabina de una AMG MB 100 D con cuadro de instrumentos AMG

Un exterior con aplomo – un interior exquisito

La modificada carrocería constaba, junto con paragolpes con alerón delantero, embellecedores laterales y faldón trasero modificado, también de guardabarros ensanchados, así como de parrilla de faros dobles de diseño dinámico. Esto le otorgaba a la furgoneta rápida no solo una planta autónoma y con aplomo, sino también ofrecía, gracias al llamado sistema bifocal, un mejor alumbrado de la vía.
Notable: AMG no efectuó ninguna modificación en el económico motor diésel de 2,4 litros OM 616 de la MB 100 D. Hasta el año de fabricación 1991 este motor rindió 52 kW (72 CV) en 4.400 revoluciones, a partir de finales de 1991 el cuatro cilindros movilizó, con caja de cambios de cinco marchas, 55kW (75 CV). El precio base de la MB 100 D era de 37.620 marcos alemanes (unos 19.500 euros) – dirección hidráulica y 9 plazas incluidas. Quien se decidía por el paquete completo al estilo AMG, podía duplicar el valor de la flexible furgoneta hasta 95.000 marcos alemanes (unos 48.500 euros); y además podía disfrutar, tanto en trayectos cortos como largos, de suficiente espacio y confort en los asientos.

Interior de una AMG MB 100 D con asientos de piel Alcantara

Habitáculo de lo más exclusivo – con piel Alcantara, moqueta y dispositivo de vídeo

Opcionalmente la fábrica de Affalterbach ofrecía el nueve plazas con un lacado especial bicolor, por ejemplo, en gris nácar y azul-negro metálico. En el habitáculo la furgoneta proporcionaba a sus pasajeros verdadero lujo: los asientos, los revestimientos laterales y las prácticas mesas plegables habían sido revestidos por AMG con piel de calidad Alcantara. AMG satisfacía con dispositivo de vídeo o de teléfono a aquellos con exigencias particulares.

Una AMG MB 100 D como vehículo de asistencia

Ventanillas tintadas en verde protegen de miradas curiosas

Una bonita moqueta AMG podía ser elegida de forma opcional. Un dispositivo especial estéreo proporcionaba una mejor acústica en trayectos largos, mientras que las ventanas tintadas en verde protegían a los pasajeros de la AMG MB 100 D de las miradas curiosas. Un extra más: el cuadro de mandos especial que incluía, entre otros, un velocímetro con ampliación de escala.

Las llantas AMG especialmente diseñadas para la AMG MB 100 D se incluyeron en el programa de equipamiento especial para vehículos tras la colaboración entre Daimler-Benz AG y AMG. Por eso, se crearon para la AMG MB 100 D también dos llantas diferentes: la primera serie con el emblema original de AMG y, a partir de 1990, cuando Daimler-Benz AG cooperaba ya oficialmente con AMG, una variante modificada de las llantas de metal ligero con las franjas típicas de Mercedes-AMG. A partir de enero 1999 DaimlerChrysler (todavía con ese nombre) obtuvo por primera vez la mayoría en AMG, en 2005 tuvo lugar la absorción completa y la integración de AMG. A principios de los noventa algunos equipos DTM que apostaron por Mercedes-Benz utilizaron la AMG MB 100 D, la furgoneta rápida, como vehículo de asistencia.

RELATED ARTICLE

Fornida y fiable, sirvió de base para muchas estructuras y para el primer vehículo propulsado por célula de combustible: la MB 100 se adelantó a su tiempo en muchos aspectos.

> Conozca más sobre MB 100

Perfil del vehículo
Periodo de producción desde 1989 hasta 1995
Emplazamiento de la producción Affalterbach
Modelo de base MB 100 D
Forma de construcción Furgón/Microbus
Motores Motor diésel: 2,4 litros
Rendimiento 53 kW (72 CV)
Largo 5.066 mm
Ancho 1.845 mm
Altura 2.367 mm
Carga útil desconocido
Peso total autorizado desconocido

Photos: Christian Ehehalt | Mercedes-Benz AMG