Con la autocaravana Hymer por Escocia: la gente del continente

Entre lagos, colinas y metrópolis: Con la autocaravana Hymer vamos por la Escocia continental y encontramos al diseñador de kilts Howie y al fotógrafo Ali.

Edimburgo – entre pequeña ciudad y metrópoli

Paseamos por las estrechas calles empedradas, pasando cafés y pubs acogedores. Altos edificios medievales salpican las calles donde se conduce por la izquierda y hay mucho movimiento. No cabe duda: Aquí en Edimburgo, la larga historia de Escocia se respira en cada esquina, literalmente parece grabada en la arenisca de marrón claro. Y aquí, en la capital de Escocia, es también donde empieza nuestro viaje por carretera con la autocaravana Hymer con chasis Mercedes-Benz Sprinter. La segunda ciudad de Escocia nos encanta inmediatamente por los contrastes que ofrece. ¿Pequeña ciudad acogedora o metrópoli liberal? – Edimburgo simplemente no quiere decidirse. Probablemente es justamente esa la razón por la que la gente se siente fascinada por esa ciudad en la que viven alrededor de medio millón de escoceses y escocesas.

Una calle en Edimburgo: individuos pasando al lado de altos edificios antiguos

La tradición se pone en contacto con la modernidad

Esta interacción entre lo antiguo y lo nuevo, entre la tradición y la modernidad es algo que también descubrimos en los habitantes de Edimburgo. De vez en cuando, emerge de entre la multitud el emblema escocés de fama mundial: el kilt. Esta falda plisada que llega por la rodilla ha sido tradicionalmente usado por hombres – en concreto en tartán, el estampado a cuadros del propio clan. Sin embargo, algún día, a Howie Nicholsby estos kilts a cuadros comenzaron a aburrirle. Sí, dijo, vino el día cuando todos los kilts me parecían iguales. Nicholsby, de 39 años, trabaja como diseñador de kilts. Se le considera ya una leyenda viva de la industria de la moda. “Simplemente me gusta experimentar“, nos explica el hombre calvo con barba de tres días repleto de confianza.

Howie hojea una revista que muestra hombres en faldas escocesas.

La revolución de los kilts: Howie Nicholsby y los ”21st Century Kilts“

Falda azul con chaqueta a juego, medias de lana verdes y botas – incluso en Edimburgo el estilo de Howie Stil atrae atención. El escocés dejó de usar pantalones por completo hace unos 16 años. A nosotros también nos interesa saber como se siente un hombre cuando lleva una falda y por esto le seguimos a Howie hasta su tienda “21st Century Kilts“. Adentro, la casa gris de aspecto modesto nos sorprende: Trozos de tela colorida cubren las paredes, Howie pasea la mirada por los nuevos diseños elaborados con tweed, cuero y denim. “Me gusta combinar una variedad de materiales“, dice. Ningún kilt aquí es igual a otro, cada pieza es única. Estos diseños son la respuesta de Howie a los cuadros que parecen tan aburridos.

La serenidad es una característica típicamente escocesa. Simplemente no nos preocupamos demasiado, sea por la moda u otras cosas.

Howie Nicholsby de cara a una pared con cuadros, junto a él se ve una barra perchero

Faldas para todos los días

Ahora nos toca a nosotros: Noel elige un modelo gris. Hoy día, el kilt en muchos casos sólo se lleva en ocasiones solemnes, como por ejemplo bodas, nos dice el jefe de la casa. Pero Howie les da a los hombres una alternativa a los pantalones en la vida cotidiana también: “Mis kilts se llevan alrededor de la cadera en vez de más arriba en la cintura. Y cuentan con unos bolsillos prácticos.“ Los clientes deberían ser capaces de trabajar en ellos, piensa. Los kilts con diseño de raya diplomática están muy solicitados, afirma.

Howie proviene de una familia de sastres especializados en hacer faldas escocesas, sus padres le enseñaron el oficio en la empresa de mucha tradición. “Pero algún día ya no quería ser únicamente el hijo del jefe“, refleja. Inspirado por Vivienne Westwood, el excéntrico icono británico de la moda, desde los 18 años siguió su propio camino. Su objetivo: revolucionar el kilt. “Las ideas provocadoras no siempre le han gustado a mi padre“, Howie reconoce. Nos muestra unas faldas con proyectores luminosos.

Tres individuos parados delante de una pared de piedra gris perteneciendo a la tienda “21st Century Kilts“
Un hombre mirando un impresionante edificio de arenisca al atardecer
Howie, que lleva un kilt, está parado delante de unos trozos de tela colorida que cubren la pared

El camino pedregoso hacia el éxito

No obstante, un gran clamor se produjo después de la primera apariencia de Howie en la “Semana de la Moda Masculina“ en Londres. Los críticos rechazaron sus diseños modernos como una “vergüenza para las tradiciónes de Escocia“. “Dijeron: Un kilt de cáñamo no es un verdadero kilt“, nos cuenta Howie. Su réplica: “No es necesario que un kilt tenga un tartán. Aunque tenga un estampado distinto sigue siendo una expresión de nuestra identidad nacional.“ Al decir esto habla en nombre de muchos escoceses – los clientes de “21st Century Kilts“ ahora están preparados a aceptar largas esperas. E incluso las estrellas internacionales han descubierto a Howie: En las fotos colgados en su tienda reconocemos, entre otros, los cantantes Robbie Williams y Lenny Kravitz y el actor Vin Diesel. A pesar de su éxito, Howie no se aparta de la realidad. El padre de dos hijos nos invita a tomar una cerveza con él y se ríe de si mismo. Explica: “La serenidad es una característica típicamente escocesa. Simplemente no nos preocupamos demasiado, sea por la moda u otras cosas.“

Viaje al idílico parque nacional

Edimburgo está muy cerca de nuestros corazones. Sin embargo, también queremos ver más del continente escocés y encontrar a más de sus habitantes. De manera que subimos al Hymer otra vez y salimos de la ciudad. Mirando por las ventanas, pronto se nos presenta un panorama totalmente distinto: El paisaje se hace más verde y más amplio. Alcanzamos el Parque Nacional de Loch Lomond & The Trossachs y aparcamos nuestra autocaravana junto al lago. En la lejanía, distinguimos cumbres nevadas e islas verdes flotando en el agua. En este lugar idílico hemos concertado una cita con Ali Horne.

Ali en un impermeable color naranja parado en un nebuloso paisaje de colinas verdes

Trabajar en los lugares más bellos del mundo

Ali es un tipo tranquilo con una amable expresión en la cara. Con la capucha de su impermeable color naranja tirada sobre la cabeza, el joven esocés se siente junto a nosotros y mira al agua con mucho respeto. Una neblina fina flota sobre el lago, dándole un aspecto místico. Ali parece igualmente impresionado por la naturaleza que nosotros – aunque lugares como éste pertenecen a su vida diaria: Es fotógrafo de paisajes y viajar a los lugares más hermosos del mundo forma parte de su trabajo. Pero a Ali, que tiene 24 años, más que nada le importa su país natal.

Una persona con un chaleco salvavidas sentada en una canoa que cruza el lago Loch Lomond
Ali sube una colina en un bosque de coníferas
Ali parado sobre una colina verde mirando un lago brumoso
La autocaravana Hymer circulando en un paisaje verde junto a un lago

La fotografía como pasión

Cruzamos el lago Loch Lomond con la canoa. Hace mal tiempo y las olas chocan contra ella. “Empecé con la fotografía cuando tenía unos 11 años. Entonces mi madre me compró mi primera cámara“, Ali refleja. Sacó fotos en ferias escolares, en días festivos. Hasta que en 2014 hizo un viaje a Estados Unidos, Ali seguía considerando la fotografía como un hobby. Luego empezó a publicar sus fotografías de paisajes. Y de repente se dió cuenta de que casi no tenía fotos de su tierra natal.

“En la presencia de lugares como éste uno se siente muy pequeño“

Desde entonces, Ali ha viajado por toda Escocia, siempre en busca de las mejores imágenes. “Los amplios paisajes, litorales y cordilleras siempre me han entusiasmado. Me gustan las dimensiones de estos lugares y cómo de repente uno se siente muy pequeño e insignificante.“ Nos bajamos de la canoa inestable y subimos una pequeña colina. Ali no deja que la llovizna le moleste, paso por paso se abre camino por el lodo. El escocés se ríe: “Nuestro clima quizás no es el mejor. Pero no teman: La vista lo compensará!“

No sólo me ha enseñado a respetar la naturaleza – sino también a nunca dar nada por sentado. Quienes no renuncian, siempre descubrirán nuevas posibilidades

Rendirse es imposible

La profesión de Ali parece simple, casi como estar de vacaciones. Pero aún así, su trabajo de fotógrafo no es nada fácil. “No existen horarios tasados. A veces tengo mucho estrés, a veces no pasa casi nada.“ Pues si bien Ali ha inspirado un gran número de personas con sus fotos – hubo períodos durante los cuales los pedidos y por lo tanto los ingresos tardaban en llegar. “Desde luego, es un revés si no te dan el trabajo en que tenías tanto interés.“ Por eso, Ali trabaja a tiempo parcial en una agencia de publicidad. Sin embargo, quiere dedicar la mayor parte de su tiempo a la fotografía: “No sólo me ha enseñado a respetar la naturaleza – sino también a nunca dar nada por sentado. Quienes no renuncian, siempre descubrirán nuevas posibilidades.“ Teniendo en mente las palabras de Ali, subimos al Hymer otra vez y partimos para aprender aún más sobre Escocia y su gente.

Los lugares más hermosos que Ali recomienda para sacar fotografías en Escocia

Los lugares más hermosos que Ali recomienda para sacar fotografías en Escocia

Ali Horne es oriundo de Glasgow y es fotógrafo de paisajes exitoso e instagramer (www.instagram.com/ali.horne). Aunque el joven escocés ya ha visto mucho mundo, le importa especialmente su país natal. Aquí son las recomendaciones especiales de Ali para los lugares más bellos de Escocia – no sólo para sacar fotos, pero también para ello:

  1. Las Hébridas Exteriores son ideales para todos los que quieren alejarse de la tumultuosa vida urbana. Aquí se puede disfrutar de la verdadera vida isleña.
  2. Igual que la Isla de Skye, Glencoe – una región con muchas montañas – es conocida por sus vistas maravillosas. Pero tenga cuidado: Desde luego, aquí también hay muchos turistas.
  3. Glasgow realmente tiene ofertas para todos los gustos: una cantidad de espacios verdes, una gran arquitectura, personas amables y desde luego muy buena comida.
  4. Sólo a una hora en coche de Glasgow se encuentra Loch Lomond & The Trossachs – uno de sólo dos parques nacionales que hay en toda Escocia.
  5. “Me encantan los alrededores de Assynt y Sutherland en el norte del país “, dice Ali. Aquí hay numerosos senderos y todos ellos son alejados de las rutas turísticas centrales.

Directed by Marko Roth

Photos by Linda Ambrosius