De viaje en Australia con la autocaravana de alta gama Wirraway basada en el Sprinter

Vale la pena esperar para conseguir una de las preciadas autocaravanas Wirraway: la fantástica calidad y el control sencillo son los resultados de un trabajo a medida de una pequeña empresa australiana. También Judy y Mike Greenwood ya no quieren prescindir de su segunda casa sobre ruedas y viajan juntos por el outback.

Máxima calidad para autocaravanas Wirraway

Una pequeña manufactura en Mildura, en medio del outback australiano, a un día de viaje al noroeste de Melbourne. Allí, diez empleados fabrican con maestría y pasión doce autocaravanas al año. Quien se permite el lujo de adquirir una de las raras Wirraways, aprecia materiales nobles, un equipamiento lujoso, el amor a los detalles y la máxima calidad artesanal.

Es obvio que no se utiliza cualquier vehículo como base para estos modelos de gama máxima hechos a medida: «Nuestros clientes quieren el mejor vehículo que esté disponible», cuenta el jefe de la empresa, Robert Tonkin. «Por este motivo utilizamos exclusivamente el Mercedes-Benz Sprinter como base para nuestras autocaravanas.»

Un Mercedes-Benz Sprinter en un taller

La casa a cuestas

La empresa familiar se mueve en el segmento más alto. «Aunque no queríamos una autocaravana excesivamente grande, deseábamos disfrutar de todas las comodidades de nuestro hogar, incluso de viaje», explica Judy Greenwood, una cliente de Wirraway de Adelaide. Desde el punto de vista estético le gusta especialmente la cálida madera del mirto de Tasmania que utilizan los carpinteros de Wirraway para el interior.

Junto con su marido Mike, Judy viaja muchas semanas al año por el 5º continente. Cuando los dos jubilados en plena forma encuentran un lugar que les gusta, se detienen y extienden una de las paredes laterales de su autocaravana. La solución slide-out eléctrica amplía considerablemente las medidas, originalmente compactas, del interior. De esta forma se consigue espacio para una gran cama doble, así como un espacioso baño, un lavavajillas y una lavadora.

Una autocaravana Wirraway sigue una carretera en el outback

Una autonomía de seis días: de aventura con el Wirraway

La temperatura exterior puede ser de 40 grados y más; los Greenwoods se relajan en el interior porque pueden confiar en su sistema de aire acondicionado que funciona con energía solar. Y en caso de que fallara en algún momento, Rob Tonkin y su equipo han instalado un grupo electrógeno de emergencia.

«Tenemos una autonomía de seis días sin tener que repostar agua o electricidad», cuenta orgulloso Mike Greenwood. Judy y él son viajeros expertos. Ambos han superado los 70 años, pero quieren seguir viajando mucho durante todo el tiempo que les sea posible. «Australia es un país tan enorme; aún nos queda muchísimo por ver», dice Judy.

Varias personas sentadas delante de dos autocaravanas en el outback australiano

Facilidad de manejo, incluso en terrenos difíciles

Los Greenwoods disfrutan viajando al interior del país, viviendo la naturaleza y charlando con los habitantes del outback. Al hacerlo pueden confiar en su Wirraway. Mike: «Ya es nuestra cuarta autocaravana, ¡y por fin hemos encontrado el vehículo ideal! Es la calidad en su máxima expresión. No se desmonta nada al pasar por carreteras que no se encuentren en muy buen estado. Y como nuestro Wirraway está construido sobre la base del Mercedes-Benz Sprinter, es tan cómodo de conducir como un automóvil de turismo normal con un buen equipamiento.»

El interior de una autocaravana Wirraway; Judy está instalada en un asiento

Más vale calidad que cantidad

Al pedir un Wirraway hay que prever un cierto tiempo de espera. Pero el jefe de la empresa, Rob Tonkin, no quiere crecer; prefiere mantener el tamaño de su pequeña manufactura. «Nuestra empresa nos gusta tal como es», dice el ex-piloto que convirtió hace más de 20 años, junto con su padre, su afición en profesión. «Si creciéramos, debería pasar mucho más tiempo en la oficina. ¡Ahora, mi mujer, los niños y yo podemos ir a menudo de viaje y disfrutar de la belleza de la sabana australiana!»


Wirraway Motor Homes

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.