Con la Sprinter tras las huellas del hombre que escaló el Monte Everest

La Sprinter de Superfeet ante un árbol

La Sprinter es una acompañante ideal en la naturaleza y en trayectos largos. Prueba de ello es la travesía, con kayaks y libros, de un extremo a otro de América.

Libros, kayaks y una Sprinter

A veces tan sólo es necesario un poco de suerte y el lugar adecuado en el momento adecuado. La fotógrafa Freya Fenwood y su amigo Leif quieren hacer un tour por América para proporcionar los kayaks construidos por el padre de Freya, así como el nuevo libro de Leif. Leif no es solo un aficionado a las actividades al aire libre, sino también escritor. Los dos están planeando su viaje, cuando, en una exposición para comerciantes, se encuentran con una amiga que trabaja para el fabricante de zapatos “Superfeet”. Le hablan del tour que han planeado y de que siguen buscando un colaborador con furgoneta. De hecho, la empresa Superfeet puede poner a disposición de Leif y Freya una Sprinter. “Todo ha salido bien. La Sprinter cumple todos nuestros deseos y requisitos”, recuerda Freya.

La Sprinter de Superfeet en la nieve con un kayak

Mantener en fotografías los recuerdos para la posterioridad

El viaje que Leif y Freya emprenden, los lleva en miles de millas por diez estados federados y seis parques nacionales. La naturaleza que descubren en este viaje por carretera es el escenario perfecto para la fotografía de Freya. La joven de 29 años se ha especializado en fotografía outdoor y lifestyle; la profesión de sus sueños: “Me encanta descubrir nuevos lugares y contar mis experiencias a través de mis fotos. Este trabajo es algo muy especial”, explica entusiasmada. Sin embargo, el viaje no sólo consiste en bonitas fotos y caminatas: han fijado 17 eventos por mes. Como el libro de Leif trata sobre su padre, Jim Whitaker, el primer americano que escaló el Monte Everest, Freya y Leif se dirigen diariamente a nuevos pueblos de montaña para vender el libro.

Seguir hacia adelante, seguir soñando y trabajar duro por tu sueño.

Bien organizados en la Sprinter

Leif y Freya ya han vuelto de su tour. No fue para ninguno de los dos el primer gran viaje por carretera; pero sí el primero en una Sprinter. “Fue tan cómodo tener todo lo que uno necesita guardado en su sitio. Nosotros hemos viajado mucho, pero nunca habíamos estado tan bien organizados como con la Sprinter”, cuenta Freya. El hecho de poder viajar por el mundo varios meses y, además, combinarlo con la profesión se lo debe Freya al duro trabajo y a una porción de suerte. “Sobre todo como fotógrafo independiente tienes que encontrar un hueco y dominar muy bien tu oficio”. A los jóvenes fotógrafos les recomienda crear un plan de negocio y buscarse un mentor. Pero sobre todo les aconseja: “Seguir hacia adelante, seguir soñando y trabajar duro por tu sueño”.

RELATED ARTICLE

Mareen y Daniel parecen ser una pareja normal. Sin embargo, con su MB 100 remodelado han encontrado su propia manera de escapar de las rutinas de la vida diaria.

> Conozca más sobre Mareen and Daniel.

Un MB 100 se encuentra parado a orillas de un lago, el sol está poniéndose
Modelo Sprinter
Año de fabricación 2016
Peso total autorizado 3,000 kg
Tara 2,220 kg
Volumen de carga 9.3 qm³
Ancho 2,416 mm
Largo 5,926 mm
Altura 2,457 mm
Batalla 3,665 mm

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.