EinStückLand: La carne Galloway de alta calidad producida en el norte de Alemania.

Una Sprinter Mercedes-Benz va cargada de paquetes

Las carnes de alta calidad procedentes de la ganadería orientada al bienestar de los animales – eso es lo que representa la nueva empresa EinStückLand. La idea es recoger el ganado Galloway para el sacrificio sólo cuando estén vendidas todas sus partes.

Una pareja posa frente a la entrada de una casa con el rótulo de EinStückLand

Lina y Hinrich – la pareja de Hamburgo está detrás de la nueva empresa EinStückLand.

Un pedazo de tierra para todos.

Lina y Hinrich fundaron su nueva empresa EinStückLand a principios de 2017. Así es como definen su misión: “Nos hemos comprometido a analizar con ojo crítico el consumo de carne en Alemania, animar a los consumidores a cambiar su manera de pensar y proceder, ofreciéndoles una alternativa a la carne del supermercado.” Mediante su tienda virtual venden carne de calidad de animales que tenían el privilegio de no estar sometidos a la ganadería masiva. Con su nueva empresa apoyan las pequeñas explotaciones como, por ejemplo, los criadores o los mataderos locales. “Los animales de nuestros ganaderos se crían lentamente. Son resistentes a las inclemencias del tiempo y reciben alimentos naturales.” O sea que la carne no es “inflada” con ceba. Y esto es algo que se nota. La subsiguiente maduración en seco aporta el “toque final” a la carne. En todo caso, el cliente notará que se trata de un alimento de alta calidad cuando coloca la carne en un sartén como no habrá pérdida de agua al sofreírla.

Un ternero Galloway es amamantado por su madre

EinStückLand es sinónimo de la cría del ganado conforme a las necesidades específicas de la especie.

Carne superior procedente de la ganadería orientada al bienestar de los animales.

Desde hace 32 años, los padres de Hinrich tienen sus propios Galloways. Por eso, Hinrich siempre estuvo cerca de ellos y llegó a amar a los animales. El ingeniero civil y su pareja Lina, enfermera capacitada, quieren ofrecer una alternativa a la gente interesada. “Las condiciones actuales en el sector de la producción cárnica, el comportamiento de compra de los consumidores y la situación presente de los ganaderos no deberían tolerarse.” Con su nueva empresa quieren demostrar que existen otras posibilidades. La clave es reducir el alto consumo de carne. “La carne debería servir de plato acompañante”, piensan ellos. Actualmente, la nueva empresa ofrece principalmente el ganado Galloway. “Últimamente, cualquier raza es digna de consideración. Sólo hay que asegurarse que los animales se crían de conformidad con las necesidades específicas de la especie. En caso contrario, no vamos a ofrecer la raza en cuestión.” Es un asunto importante para Lina y Hinrich utilizar los animales completos. Venden las partes comestibles, como la lengua y las carrilleras, en la tienda de la granja llamada “Deine Speisekammer”, mientras que los intestinos se venden a los propietarios de perros – de esta manera, no se desperdiciará ninguna parte de la preciada carne.

Ganado vacuno de los pastos de Schleswig-Holstein.

Los dos fundadores conceden gran importancia al consumo de alimentos sostenibles. Para Lina y Hinrich, es imprescindible cambiar las pautas de consumo de carne. “Sacrificamos dos bovinos por semana y los ponemos en venta. Cuando están agotados, la venta empezará de nuevo la semana siguiente.” La esencia del concepto de EinStückLand son los paquetes de carne fresca. “A fin de garantizar la calidad superior de la carne, prestamos mucha atención al bienestar de los animales durante todo su ciclo de vida, desde la cría hasta el sacrificio. El respeto, la proximidad a los animales y la cría acorde con la especie desempeñan un papel fundamental.” En el sitio web de la empresa, los clientes se enterarán de dónde provienen las distintas partes del animal y qué experiencia única de sabor proporcionan. El buen gusto está asociado con la cría de animales sanos y acorde con las necesidades específicas de la especie. Esto incluye hacerse preguntas tales como: “¿De dónde procede la carne que compramos por un par de euros y que ponemos en la parilla?”

El principio del “cowsharing”.

Era habitual en los pueblos repartir el animal sacrificado entre los habitantes. Habitualmente, cada uno de ellos recibió una octava parte de la vaca. En otras palabras, el principio del “cowsharing” o “crowdbutching” existe desde hace décadas. Y ahora se le ha dado un nombre moderno al concepto que corresponde con el espíritu de la época. EinStückLand también confía en ese método comprobado. Las ventajas son evidentes: el animal entero se vende antes del sacrificio. Así no se desperdicia nada, a la vez que se evita un exceso de producción.

Una Mercedes-Benz Sprinter junto a un pasto con ganado Galloway

El concepto de EinStückLand es recoger el animal para el sacrificio sólo cuando estén vendidas todas sus partes.

Un modelo de negocio con intenciones justas.

La idea para la creación de su empresa nueva se le ocurrió a la pareja fundadora en Navidad de 2016. “Mi padre nos preguntó si queríamos comercializar una vaca Galloway en Hamburgo. Con el tiempo, su rebaño se había hecho demasiado grande y no había un número suficiente de compradores, relata Hinrich. Esto les hizo reflexionar sobre la situación y pronto una cosa quedaba clara: no querían hacer todo ese esfuerzo para una campaña aislada. Por lo tanto, se decidieron a preguntar a otros ganaderos si ellos también tenían problemas de comercialización. ¿Cuál fue su modelo de éxito? Según Lina y Hinrich, una planificación adecuada y la dedicación de los fundadores son los factores más importantes a la hora de crear una empresa. “Nuestro principal objetivo no consistía en hacernos ricos. Esto implica también que no se estafe a sus socios haciéndoles bajar sus precios constantemente.” El ganadero y el carnicero reciben la mayor parte del dinero que corresponde a todos los negocios que forman parte de la cadena, seguido de los fundadores mismos y su proveedor logístico. “Esto ha sido importante para nosotros desde el principio.”

Hay que respaldar su propia idea al cien por cien y montar su empresa con cierto idealismo.
Una mujer con un paquete corre hacia un vehículo de transporte

Más que orgánico: para la empresa nueva, el buen gusto está asociado con la cría de animales sanos de conformidad con sus necesidades específicas.

Cómo conseguir que la nueva empresa sea un éxito.

Los consejos de Lina y Hinrich para crear con éxito una nueva empresa:

  1. Crear en vuestra idea y estar totalmente motivados.
  2. No dejarse extraviar, aun cuando – por lo menos al principio – todo el mundo parezca saber mejor qué hacer.
  3. Invertir suficiente dinero y crear una sociedad anónima, por ejemplo.
  4. Recurrir a un aconsejador/una aconsejadora para clarificar qué cosas se pueden proteger de qué manera.
  5. Apoyarse mutuamente cuando se crea un negocio con uno o más socios. ¡El dinero no lo es todo!

  • Un hombre embala vasos en una caja de cartón
  • Un paquete llenado con carne envasada y recubierto con un aislamiento de paja
  • Un paquete con una etiqueta de EinStückLand está marcado con un sello
  • Un hombre entrega un paquete con las letras “EinStückLand“ a un repartidor

Completamente sostenible: el proceso de envío.

Lina y Hinrich reciben la marca auricular, así como la información sobre el sexo, la edad y la genealogía del animal del ganadero mismo. Una vez comercializado el ganado, se lo lleva al matadero. Las cosas buenas necesitan tiempo: el proceso del curado de la carne tarda aproximadamente dos semanas. Posteriormente, la pareja recoge la carne del carnicero y la envasa. Incluso la caja de envío concuerda con la filosofía sostenible de EinStückLand. Consiste en un aislamiento de paja y elementos de refrigeración. El socio logístico distribuye los paquetes de carne por entrega rápida con una Sprinter Mercedes-Benz en toda Alemania. De esta manera, la carne embalada al vacío llegará bien refrigerada. Los clientes pueden congelar la carne en seguida y así conservarla varias semanas. “Por lo general, nuestros clientes proceden de hogares de dos a cinco personas e incluyen todas las edades. Lo que probablemente todos tienen en común es su deseo de consumir carne de buena calidad que proviene de fuentes éticas.”

Una Sprinter va junto a un pasto

EinStückLand colabora con un socio logístico que distribuye los paquetes de carne durante la noche.

Un hombre camina hacia una furgoneta estacionada

Una vez la carne esté procesada, los paquetes bien refrigerados se entregan directamente al domicilio del cliente.

Cualquier principio es difícil – aún más si se intenta crear una empresa.

Lo que se podría considerar como una idea de negocio muy lograda y bien elaborada, al principio fue un trabajo duro. Los obstáculos fueron, entre otros, la constitución de una sociedad de responsabilidad limitada y encontrar un nombre para la nueva empresa. Aún peor: al principio, Lina y Hinrich fueron incapaces de encontrar un carnicero con quien querían cooperar. “Esto podría haber conducido al fracaso de todo el proyecto.”

¿Y cuáles eran los retos principales en la vida diaria de la empresa? “Hay que enfrentarse continuamente a nuevas situaciones. Al principio no hay ni hay regularidad ni una rutina establecida. Siempre hay que mantenerse alerto y no estresarse. Además, hay que ser resistente al hecho de que la gente tiene tendencia a ‘reducirte’ exclusivamente a la nueva empresa.”

Hacia el futuro con la conciencia verde.

Lina y Hinrich intentan dar un soplo de aire fresco a la industria. “Queremos alcanzar a todas aquellas personas que están hartas de comprar carne barata y de apoyar los precios dumping.” Se han propuesto fomentar la cría de ganado respetuosa con el bienestar animal. “Hay que establecer más empresas pequeñas en lugar de unas pocas de gran tamaño.” Pretenden ampliar el surtido de productos: dentro de poco ofrecerán carne de cerdo y después ave de corral, y la tienda de la granja seguirá siendo desarrollada. Más tarde, se ampliará el surtido de internet y también se intenta establecer una tienda virtual. Además, EinStückLand continuará expandiéndose en varias ciudades alemanas.

La carne envasada se guarda en paquetes recubiertos con paja

Los paquetes de carne fresca son la componente central del concepto de EinStückLand.

Sostenible, regional y justo: con su nueva empresa, Lina y Hinrich intentan crear una alternativa a las tiendas de descuento

Sostenible, regional y justo: con su nueva empresa, Lina y Hinrich intentan crear una alternativa a las tiendas de descuento.

Dos vasos de caldo de res con una etiqueta de EinStückLand

Lo que no se vende en los paquetes de carne fresca, los clientes encontrarán en “Deine Speisekammer” – la tienda (virtual) de la granja.

An oblong cardboard box that says “Guten Appetit! (Enjoy your meal)”

Una caja de cartón con la inscripción “Guten Appetit!” (¡buen provecho!)

Una pareja está detrás del mostrador de una tienda

Lina y Hinrich saben cómo sabe la carne de buena calidad y qué aspecto tiene.

Fotos: Tim Wendrich

Enlaces para explorar más: einstueckland.de – @Facebook@YouTube

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images