Tentaciones Heladas: la Sprinter de Woop Woop Icecream.

El Sprinter de Woop Woop Ice Cream

Stracciatella, pistacho, vainilla … bah,¡qué soso! Quien hace cola delante de la “gastroneta” de Woop Woop Icecream podrá degustar algo algo más que un simple helado.

Sueños helados de nitrógeno líquido.

Berlín, beach bar „Charlie‘s Beach“ , cerca del Checkpoint Charlie: una nube de vapor se agita sobre el borde del cuenco de cobre, situado sobre el mostrador de una gastroneta Mercedes-Benz Sprinter . Una batidora Kitchen Aid emite su típico zumbido mientras va mezclando  leche, nata y frutas, a las que se añade nitrógeno líquido.  En el cuenco utilizado hay una peligrosa temperatura de 196 grados bajo cero, que hace que pasar el gas a el estado sólido. El resultado es impresionante: Tras algunos segundos, en medio del vapor  los frescos ingredientes se congelan en el cuenco para formar una deliciosa mezcla de helado. En torno a ella cual reina una intensa actividad: se rebanan fresas,  se lavan moras y se prepara la mantequilla de cacahuete para elaborar la siguiente porción de helado.  Basta una mirada a la cola que se ha formado delante de la gastroneta  para  saber que lo que aquí se sirve es toda una delicia para los golosos amantes del helado. Ya es tiempo de ponerse  a la cola, no vaya a ser que nos quedemos sin probarlo.

Sueños helados de nitrógeno líquido.

Sueños helados de nitrógeno líquido.

Más fresco, imposible.

Además de sus novedosos sabores, el secreto de Woop Woop Icecream es la preparación rápida y basada en productos frescos. Hay que ser cuidadoso, ya que por efecto de la bajísimas temperaturas no sólo los ingredientes  tardan escasos segundos en congelarse, sino también, por ejemplo,  algún dedo que por distracción haya quedado expuesto al frío.   Pero en su variopinta Mercedes-Sprinter Boris König y Philipp Niegisch,  creadores de Woop Woop Icecream, lo tienen todo controlado. En su vida anterior,  la furgoneta, que cuenta con una carrocería Kögel, era un vehículo de transporte  de DHL. La idea de esta congelación casi inmediata para hacer deliciosos helados se le ocurrió a un día a Boris, licenciado en física, que un día decidió trasladar el generador de nitrógeno líquido, con algunas modificaciones,  desde el laboratorio a la furgoneta. Desde entonces Berlín cuenta con un nuevo tipo de helado que hace las delicias de los aficionados.

Boris König y Philipp Niegisch.

Boris König y Philipp Niegisch.

Buen rollo y dulces pecados.

El buen rollo forma parte de la idea de negocio de esta innovadora gastroneta. „A diferencia de lo que puede ocurrir en sitios de comida rápida o incluso en restaurantes, todos nuestros clientes están  siempre de buen humor.  La ilusión que les hace el helado que van a tomar nos las trasmiten a nosotros,  que respondemos de inmediato con una sonrisa. “  Mientras Boris va  sirviendo  dos copas sobre el mostrador, nos sigue explicando: „Berlín es una cuidad muy exitante y animada, con un sinnúnmero de sitios estupendos y llena de personas en busca  de nuevas e interesantes experiencias . Todo ello encaja a la perfección con nuestra idea. Pero a pesar de la dulzura de los helados, el negocio de la gastroneta no es coser y cantar. Siempre hay mucho trabaajo, tenemos que probar constantemente nuevas recetas, vender los helados, prepararlos, rellenar nitrógeno, sin descuidar el perfeccionamiento tecnológico de nuestro equipo.“

El buen rollo forma parte de la idea de negocio de esta innovadora gastroneta.

El buen rollo forma parte de la idea de negocio de esta innovadora gastroneta.

Del helado de calabaza- turrón al de bocadillo de carne cruda molida.

En la Sprinter de Woop Woop Icecream la creatividad no tiene límites. En las mezclas de helados se pone simplemente lo que a uno le gusta. La diversidad de las propuestas que figuran la carta de Woop Woop Icecream es tan grande que haría palidecer a a las heladerías tradicionales.  Si alguien hace cola delante de Woop Woop Icecream es por que quiere probar algo nuevo. Quien busque sabores clásicos como stracciatella, vainille o chocolate, no los encontrará en la carta de esta gastroneta. En cambio, sí podrá descubrir sabores inusuales y sugerentes, como chocolate con taquitos de brownie , arroz con leche – arándano – canela, calabaza-turrón, o chocolate oscuro al whisky. Cabe decir que los simpáticos heladeros de Woop Icecream aún están muy lejos de alcanzar el punto culminante a nivel de  sabores exóticos, como lo demostraron en su reciente aparición en el programa humorístico de la TV alemana , donde presentaron nada menos que un helado de bocadillo de carne cruda molida.

En la Sprinter de Woop Woop Icecream la creatividad no tiene límites.

En la Sprinter de Woop Woop Icecream la creatividad no tiene límites.

¿Cómo sabe?

Perhaps the best ice cream now comes from Germany rather than Italy? Or perhaps the USA? The answer to that question will always remain a matter of taste. But one thing is certain: It is definitely the most creative and very tasty! The fog is now dissipated from around the ice cream bowl. The sun goes down over “Charlie’s Beach”. We say goodbye to Philipp and Boris and the colorful ice cream Sprinter – But we already know: We will be back soon for another tasty ice cream. Perhaps for dark chocolate-whiskey?

Sueños helados de nitrógeno líquido.

Una batidora Kitchen Aid emite su típico zumbido mientras va mezclando leche, nata y frutas, a las que se añade nitrógeno líquido.

La Sprinter de Woop Woop Icecream.

Quien hace cola delante de la “gastroneta” de Woop Woop Icecream podrá degustar algo algo más que un simple helado.

El buen rollo forma parte de la idea de negocio de esta innovadora gastroneta.

El buen rollo forma parte de la idea de negocio de esta innovadora gastroneta.

En la Sprinter de Woop Woop Icecream la creatividad no tiene límites.

En la Sprinter de Woop Woop Icecream la creatividad no tiene límites.

Dentro de poco pasaremos de nuevo a tomarnos un rico helado ¿Qué tal si es el de chocolate oscuro al whisky?

Dentro de poco pasaremos de nuevo a tomarnos un rico helado ¿Qué tal si es el de chocolate oscuro al whisky?

La Mercedes-Benz Sprinter de la empresa emergente Woop Woop Icecream.

La Mercedes-Benz Sprinter de la empresa emergente Woop Woop Icecream.

Boris König y Philipp Niegisch.

Boris König y Philipp Niegisch, creadores de la empresa Woop Woop Icecream.

Woop Woop Icecream valora altamente el uso de ingredientes frescos.

Woop Woop Icecream valora altamente el uso de ingredientes frescos.

Photos: Woop Woop Icecream

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images