“Nomad Coffee”: el sueño de tener una cafetería móvil.

Un hombre y una mujer están parados en un “coffee truck”

Cuando Daniela y Enrique se conocieron, surgió el sueño común de vender café desde un camión. Su recorrido llevó a la joven pareja de Nueva Zelandia a Chile.

Conocerse bajo los kiwis.

Los frutos marrones del kiwi se encuentran en lo alto del árbol. Enrique debe recogerlos. Es el primer encargo que le han dado aquí en Nueva Zelandia, donde se fue en búsqueda de nuevas aventuras. Dos horas han pasado cuando de repente le interrumpen en su trabajo. Enrique oye a gente hablando detrás de él. Reconoce el acento en seguida porque es el mismo que el suyo cuando habla inglés. Aún está absorto en su trabajo cuando, un poco más tarde, siente que alguien pone una mano sobre su hombro. En seguida, se da la vuelta. “Hola, soy Daniela”, le dice una joven en español fluido. “Y yo me llamo Enrique”, dice como respuesta. Sin sentirse nada incómodos, pasa un momento aparentemente eterno en que ambos están callados y se sonríen con curiosidad.

Un hombre y una mujer en una playa

Los dos sudamericanos se conocieron en Nueva Zelandia.

Inesperadamente enamorados.

“En aquel entonces habíamos abandonado nuestros países natales para tener nuevas experiencias y descubrir nuevos lugares, nuevos sabores, nuevas posibilidades y culturas. Y desde luego, cada uno de nosotros había esperado tener que arreglárselo por sí solo”, cuenta Daniela. Pero ninguno de ellos estará solo en Nueva Zelandia por mucho tiempo. Cuando la argentina y el uruguayo cada día se conocen mejor durante su trabajo como recogedores de fruta en la pintoresca Bay of Plenty, se enamoran. Muy pronto, “el viaje del autoconocimiento” se convierte en una historia de amor despreocupada. Después del trabajo hablan mucho entre sí. Y desde luego, uno de los temas claves es el tiempo después de las aventuras en Nueva Zelandia. ¿Cómo van a seguir?

Una mujer y un hombre están parados frente a un camión

Daniela y Enrique están contentos de haberse animado a emigrar a Nueva Zelandia.

Nace una gran idea.

Una idea muy especial sigue apareciendo. “Ya desde pequeña, Daniela soñó con tener su propia cafetería. Yo, en cambio, me intereso mucho por los vehículos de gran tamaño”, cuenta Enrique. Los dos se plantean unir sus respectivas pasiones: ¿Por qué no establecer una cafetería sobre ruedas y así construir un futuro juntos? Cuando, tras la expiración de sus permisos de residencia, la joven pareja vuelve a Sudamérica, deciden tener su futuro hogar en territorio neutral otra vez. Daniela y Enrique intentan establecerse en Chile, más exactamente en Puerto Natales. “Las montañas, el clima – todo esto es muy parecido a Nueva Zelandia, y ya nos hemos acostumbrado a este magnífico paisaje”, dice Daniela. En Puerto Natales, donde están rodeados de vastos glaciares, cordilleras y las aguas azules del Océano Pacífico, deciden hacer lo necesario para lograr su objetivo principal: poseer una cafetería móvil en común.

Un camión que te pone los pelos de punta.

“Lo encontramos sin buscarlo. Por lo tanto, creo que el nos encontró a nosotros”, cuenta Enrique. Tras una breve investigación se toparon con un viejo Mercedes-Benz LO 809 de mucho carácter. “El próximo día, fueron a verlo. Cuando arrancamos el motor, se me pusieron los pelos de punta, fue simplemente mágico”, dice Enrique con ojos brillantes. Mientras la pareja aún estaba sentada en el vehículo, tomaron una decisión: definitivamente comprarían el camión. “Como no pudimos pagar la compensación completa inmediatamente, concluimos un contrato escrito a mano con el entonces propietario, y el próximo momento ya teníamos las llaves en las manos”, recuerda Daniela. Llaman su proyecto “Nomad Coffee” y el nombre indica la dirección que quieren tomar.

Un camión verde está estacionado en un campo

Originalmente, el Nomad Coffee Truck fue pintado de color verde y utilizado como autobús de pasajeros.

Vale la pena seguir adelante.

Desgraciadamente, la conversión no fue nada fácil. “Como nos faltaban los conocimientos técnicos, decidimos delegar gran parte de los trabajos a otras personas. Sin embargo, mucha gente abusó de la confianza que depositamos en ella, lo cual nos costó un montón de tiempo, dinero y energía”, cuenta Enrique. Pero a pesar de todo la joven pareja siguió adelante. Un año más tarde finalmente lograron su objetivo. “El camión es exactamente lo que queríamos. Uno de los aspectos más sobresalientes es la distribución del espacio en el interior con cocina, bar y zona para sentarse. O sea, que es una auténtica cafetería sobre cuatro ruedas”, dice Daniela con entusiasmo. Están pensando en realizar su proyecto dentro de poco. “Cuando empieza la temporada baja en Puerto Natales, intentamos recorrer costa la chilena y ofrecer nuestros cafés de especialidad sobre la marcha. En temporada alta, queremos ser un punto de referencia para todos los viajeros que pasan por el paseo marítimo de Puerto Natales”, dice Enrique. Está en su “coffee truck” compartido, de brazos con Daniela. Y otra vez pasa un momento aparentemente eterno en que se miran el uno al otro con ojos radiantes sin decir nada.

El interior de un camión durante la conversión

A pesar de todas las dificultades, la conversión fue un gran éxito.

Una mujer está parada en la entrada de un camión

Daniela es la orgullosa propietaria de una cafetería sobre ruedas.

Un camión verde está estacionado sobre hierba seca

Incluso antes de su conversión, el Mercedes-Benz LO 809 ya fue un deleite para la vista.

Un camión negro pasa una iglesia

El Nomad Coffee Truck tiene su base en Puerto Natales, Chile.

Un camión negro está estacionado en una bahía

Estar cerca del mar es muy importante para Daniela y Enrique.

Un camión negro está estacionado al borde de la carretera

El deseo de tener una cafetería móvil se hizo cada vez más fuerte.

Las camperizaciones mostradas han sido ejecutadas por empresas oferentes ajenas a Mercedes-Benz, que no ha controlado los productos en cuestión. Por consiguiente, la imagen no constituye una evaluación de la empresa oferente o de sus camperizaciones a través de Mercedes-Benz.

Fotos: Daniela D’Angelo & Enrique Duarte

Enlaces para explorar más: @Instagram, @Facebook

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images