Muebles de diseño innovador inspirados en el skateboarding.

Florian atornilla las piezas de un taburete

Pasión, artesanía y sostenibilidad: En su taller situado en la ciudad de Stuttgart, Florian Bürkle fabrica taburetes, mesas de centro y bancas a partir de tablas de skate usadas.

De skater a diseñador de productos.

Desde hace ya 25 años Florian Bürkle viene practicando skateboarding, deporte que también está muy presente en su actividad profesional. Tras haber realizado una FP en orfebrería y haberse graduado posteriormente en Diseño Industrial, Florian creó la empresa FLOID Produktdesign, en la cual logró plasmar su amor por la artesanía en la creación de objetos bellos y útiles a partir de tablas de skate usadas. Resulta inevitable que los skaters acumulan gran cantidad de tablas usadas o dañadas, que se guardan en el sótano, bajo la cama o en cualquier otro sitio. ¿Pero qué hacen cuando el espacio ya no es suficiente y toca deshacerse de ellas? En lo que a Florian respecta, él pensó, inicialmente, donarlas a proyectos de ayuda a niños y jóvenes en Centroamérica, pero los gastos de envío resultaron ser demasiado altos. Fue entonces cuando su vena de diseñador le llevó a desarrollar la idea de elaborar, a partir de ellas objetos prácticos y bellos a la vez. Así surgió el prototipo del taburete denominado , cuyo asiento tiene forma de corazón.

Cuatro taburetes formando un cuadrado

El corazón del taburete Mister Wilson da testimonio del primer amor del diseñador.

Sin caerse del taburete.

El nombre de la empresa Mister Wilson proviene del vocabulario del skating y se usa para describir la situación que se produce cuando la tabla sale disparada hacia adelante dejando el skater sin apoyo sobre la superficie. El  nombre elegido alude al hecho de que los primeros prototipos de estos taburetes eran bastante endebles, lo cual obviamente ya no es el caso y las piezas que se elaboran actualmente se distinguen por su robustez.

Fotografía de Florian

Apasionado del skating y de la artesanía.

Buscando el taller correcto.

Antes de empezar a convertir tablas de skate en taburetes y mesas, Florian había trabajado diseñando muebles y elementos de exposición para la empresa en la que estaba empleado. Luego, en 2011, fundó el estudio de diseño FLOID Produktdesign, cuyos primeros productos surgieron bajo el lema “Design inspired by Skateboarding”. No es nada fácil encontrar en Stuttgart el lugar adecuado para establecer un taller por un precio asequible y el caso de Florian tampoco fue la excepción. Pero, finalmente, este apasionado artesano logró dar con el antiguo comedor de una fábrica algo alejada del centro. Los primeros taburetes firmados por FLOID Produktdesign se encolaron allí, concretamente, en la encimera de la cocina. Posteriormente la empresa y su taller se trasladaron la zona sur de la ciudad. Para lograr productos de alta calidad, además de un taller apropiado, se precisan excelentes materiales y herramientas, lo que supone, a su vez, una inversión importante. También se requiere tiempo para encontrar proveedores fiables.

El apoyo de la peña.

Además de FLOID, la segunda fuente de ingresos de Florian es , en cuyo taller pasa la mitad de su tiempo. El trabajo manual representa para él una manera óptima de compensar la actividad de oficina. Las tablas usadas las ha obtenido, por una parte, de los numerosos amigos que ha ido haciendo a lo largo de todos estos años de skateboarding y, por otra, de los contendores que las tiendas especializadas y las pistas de skateboard de Stuttgart han habilitado para que los  aficionados depositen allí sus tablas en desuso. De esta forma, ambas partes se benefician: Los skaters se deshacen de sus tablas viejas y el taller de Florian está siempre bien abastecido. Este apoyo Florian lo retribuye regalando algunos de sus muebles a los skaters más generosos.

Taller de carpintería con numerosas herramientas

En el taller de Florian hay muchas cosas que descubrir.

Más trabajo del esperado.

Una vez que llegan al taller, las tablas se someten a un complejo tratamiento que se inicia retirando la capa antideslizante que va fijada a la madera mediante un potente pegamento cuyos restos se deben luego eliminar, para pasar entonces a pulir la tabla y a encolar sus puntos de ruptura. La forma cóncava de la tablas hace que, al recortarlas, los extremos resultantes queden deformados, por lo que es necesario ensayar con varias piezas hasta encontrar aquellas que encajen entre sí. Cabe señalar, eso sí, que todo este trabajo no llega a dejar huella en el producto acabado. En función del tiempo requerido para tratar las tablas usadas, Florian puede tardar de una a dos horas en fabricar un taburete. La cantidad de unidades producidas en sus cuatro años de actividad supera ya las 1000, con lo cual se han reciclado más de 500 tablas que, en otras circunstancias, habrían sido incineradas como basura.

Florian arma las patas de un taburete

Elaboración de las patas para taburetes en el taller de Florian.

Mr Wilson, Plaza, Donny.

Actualmente el diseñador ofrece los taburetes denominados , en alusión al modelo de Donny Myhre, que fue la primera tabla que tuvo Florian. Para Florian la peculiaridad de estos muebles consiste, por una parte, en que cada uno de ellos es, literalmente, una pieza única en el mundo y, por otra, en que  sólo pueden ser elaborados a mano. Las rayaduras y hendiduras incrementan, además, el valor de cada pieza, al demostrar que han “prestado sus servicios“ bajo los pies de algún skater. La forma de corazón levemente curvada del asiento se adapta al usuario del taburete, realzando así la importancia que, en su día, la tabla tuvo para su propietario.

Mesa de centro y taburete en un café

La mesa de centro Plaza y el taburete Slide forman un conjunto armonioso.

Muebles elaborados a partir de tablas de skate para una buena causa.

Florian encomienda una parte de su producción propia al taller para personas con discapacidad BHZ, situado en el barrio de Stuttgart-Feuerbach, en el cual se llevan a cabo algunos trabajos de corte y pulido.  El diseñador industrial también colabora con la asociación Skateaid e.V., que desarrolla proyectos de apoyo a niños y jóvenes en países en desarrollo.  Se trata en este caso de la construcción de pistas para skateboard en Argelia, Kenia y Ruanda así como de la creación de centros dedicados a la enseñanza de este deporte en Uganda y Tanzania. A través del skateboarding se busca incentivar la confianza en sí mismos de los niños y jóvenes beneficiarios de los respectivos proyectos, a los cuales Florian destina, además, un porcentaje de la venta de cada Mister Wilson.

Dos sillones

La forma de los sillones evoca a una tabla de skate.

Sostenibilidad hoy y mañana.

Actualmente, Florian se encuentra desarrollando la estructura de las patas para un taburete de bar, así como un taburete plegable que permite ahorrar espacio. Otro de sus proyectos es el sillón denominado Deck Chair, en el que también se refleja la influencia del skateboarding y para cuya elaboración el diseñador busca aún la fábrica adecuada. La sostenibilidad es también un elemento prioritario en su actividad empresarial. „Sería genial elaborar algún día mis productos conforme al principio cradle to cradle (de la cuna a la cuna), es decir, que todos los materiales usado sean, o bien 100% reciclables, o bien 100% convertibles en abono orgánico“, explica. A nivel más global, su deseo es que el respeto por el medio ambiente alcance una difusión mucho mayor en la población. „Para que las tablas de las generaciones futuras sigan siendo, como las nuestras, de madera“ concluye.

Hombre sentado en un taburete con los pies apoyados sobre una tabla de skate

Florian Bürkle en la nave de su taller, junto a sus taburetes Mister Wilson .

Taburetes de diversos colores, agrupados

Los taburetes forman un conjunto variopinto.

Mujer leyendo en un café, sentada ante una mesilla

La mesilla Plaza es óptima para ser usada en los cafés.

Taburete junto a una guitarra en el salón de una vivienda

El taburete se puede usar en los espacios más diversos como, en este caso, en el salón de un piso.

Enlaces para explorar más: FLOID Product Design

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images