La oficina móvil: cómo conciliar el trabajo con la vida en furgoneta.

Una mujer y un hombres sentados en el umbral de una Sprinter

¿Trabajar y disfrutar de la vida viajando en furgo? En el siguiente artículo os vamos a mostrar como conseguirlo por medio de la oficina móvil.

Vivir, viajar y trabajar en la carretera: adiós a los trabajos de 9 a 5.

Se trata de una decisión atrevida que muy pocos escogen: En vez de tener un trabajo fijo de 9 a 5, vivir y trabajar en una furgoneta ¿De verdad es posible llevarlo a cabo? ¿Qué se pierde al cambiar las cuatro paredes de un edificio por la oficina en furgoneta? Y lo más importante: ¿qué se gana con ello?

Hombre delante de un ordenador, en el interior de una furgoneta

Una cámara, un ordenador: Es todo lo que Ben necesita para ejercer su profesión de fotógrafo, mientras vaja junto a su novia Katch a bordo de una Sprinter.

Hay que ser valiente y tener curiosidad.

La pareja británica formada por Rob y Emily han hecho juntos todo el camino y nunca se han arrepentido. Vendieron todas sus pertenencias y cambiaron el piso que alquilaban por una Mercedes-Benz Sprinter 906, que pasó a ser un hogar móvil, concentrando en un solo espacio el salón, el dormitorio, la cocina y el baño. En opinión de ambos, para hacer eso hace falta sobre todo ser valiente y sentir curiosidad. Asimismo, hay que estar dispuesto a cuestionar la idea que predomina en nuestra sociedad sobre cómo debe ser el trabajo. Así fueron dedicando cada vez más tiempo a pensar que su modo de vivir alternativo no era compatible con un trabajo regular de oficina. En la actualidad trabajan dónde y cuándo lo desean, casi siempre desde la Sprinter, y comparten sus vivencias y consejos a través del blog The Road is our Home.

La gente está empezando a darse cuenta de que el tiempo es más importante que las cantidades excesivas de dinero.

Rompiendo las cadenas de la rutina.

MYVAN: ¿Cómo se puede conciliar la vida en furgoneta con el trabajo?
Emily & Rob: Al buscar empleo, merece la pena mirar más allá de las propias narices e interesarse por actividades que no figuran en los anuncios de empleo habituales y que uno mismo quizá tampoco buscaría. Es lo mejor que pueden hacer las personas que no temen a los nuevos retos. Y es que, si no te gusta un empleo, el siguiente ya te está esperando. Lo hermoso de todo esto es que te permite liberarte de las cadenas de la rutina laboral diaria.

Pegatina del blog „The Road is Our Home“ en un cristal de la furgoneta

Rob y Emily también se han atrevido a dar el paso y se han mudado a una Sprinter.

Cada día es diferente al anterior.

MYVAN: ¿En qué consiste el atractivo de vivir y trabajar en la furgoneta?
Emily & Rob: Lo mejor de todo es la variedad de posibilidades, ya que trabajar en la calle es francamente fascinante. En nuestro caso, lo hermoso es que cada día haces algo distinto: no tienes que coger el mismo metro o estar siempre en el mismo ambiente. En torno a nosotros todo cambia, lo cual nos mantiene flexibles y dinámicos y hace que cualquier tarea se vuelva interesante. Nos hemos marcado como objetivo aprender diariamente mientras viajamos: Hoy aparcamos en la playa y trabajamos en ella con el portátil, mañana enseñamos lenguas a los alumnos de un colegio y pasado damos clases de esquí en la montaña.

MYVAN: ¿Qué ha cambiado para vosotros desde que optasteis por este estilo de vida?
Emily & Rob: Nuestros gastos monetarios han bajado drásticamente. De pronto nos hemos visto liberados de la presión de tener que realizar un trabajo bien remunerado. El resultado es que disponemos de más libertad y podemos hacer aquello con lo que disfrutamos y nos permite desarrollarnos y aprender.

Cómo encontrar el empleo adecuado con el perfil profesional de ‘nómada digital’:

  • La ventaja de las profesiones liberales: La cantidad de trabajos independientes que se pueden ejecutar desde la furgoneta es mucho mayor de lo que se suele pensar: Puedes ganar dinero como diseñador gráfico, desarrollador web, redactor, autor, publicista, periodista, traductor, consultor, coach, maestro, gestor de redes sociales, desarrollador de videojuegos, músico, fotógrafo, productor audiovisual, cineasta e incluso como mensajero.
  • De la furgo al bar: También existen numerosas opciones para quienes en lugar de teclear prefieren arrimar el hombro: camarero, cuidadora de niños, aupair, trabajador temporal, ayudante de cosecha, cargador de muebles y todas las actividades relacionadas que os podáis imaginar.
  • La clave está en las redes sociales: En internet se pueden encontrar, además, numerosos portales y grupos dedicados a la vida en furgo, en los cuales se ofrecen empleos a realizar mientras se va viajando, lo cuales se especifican más abajo –por ejemplo, gropus en Facebook para EE.UU. o el Reino Unido y Europa.
  • Trabajar y viajar: En la red existe también una serie de agencias de colocación , especializadas en los mini empleos, tales como upwork o flexwork. La ventaja que ello ofrece es que podéis organizar vosotros mismos vuestro tiempo y aprender a menudo cosas nuevas sin aburriros casi nunca.

El romanticismo de la carretera está fuera de lugar.

El consejo más importante es que hay que tener siempre en cuenta que no estamos de vacaciones. El trabajo es el trabajo, independientemente de si se realiza en la furgoneta o en la oficina, aunque resulta sin duda más llevadero si se puede organizar libremente el tiempo y si se lleva a cabo tomándose un café en la playa. Pero la vida en furgoneta también tiene sus aspectos negativos y no debería, por tanto, ser vista solo desde su lado romántico.

Dejar la oficina no significa necesariamente renunciar a la profesión que uno ama. La vida que llevan Lucas y Kathryn es el sueño de muchas personas: recorrer el oeste de los Estados Unidos fotografiando ceremonias de bodas. Su hogar móvil y, a la vez, su laboratorio fotográfico, es una Sprinter 3500 camperizada.

Una mujer y un hombre trabajan en sus respectivos ordenadores en un puerto

A veces toca modificar el puesto de trabajo, lo cual resulta más fácil si lo hacemos mientras vamos viajando en furgoneta que si se trata de un trabajo de 9 a 17.

Trabajar desde la furgo no significa estar siempre de vacaciones.

MYVAN: ¿Qué consejo les dais a las personas que desean trabajar desde su furgoneta?
Kathryn: Mi consejo más importante es el siguiente: Tomaos el tiempo que haga falta para conocer y disfrutar de lugares a los que viajáis, y hacedlo a pesar del trabajo que tengáis. Puede parecer una tontería, pero siempre hay que tener presente que el hecho de vivir y trabajar en una furgoneta no significa que uno esté permanentemente de vacaciones. Por eso, para escaparnos del trabajo y la rutina, procuramos ir a sitios que de verdad estén alejados de la civilización. De esta forma podremos olvidarnos realmente del trabajo y la rutina. Y después de estos “tiempos de parada” uno puede abordar el trabajo con mucha mayor frescura y liviandad.

No es fácil hallar el equilibrio entre trabajar y viajar.

MYVAN: ¿Cuál es la dificultad principal?
Lucas: Hay días en que nos damos cuenta de que hemos pasado demasiado tiempo ante la pantalla del ordenador y hemos recorrido muy poco los espacios exteriores, o que no hemos hecho suficientes fotografías. No es fácil conciliar el trabajo con los viajes y tenemos que aprender a no estar siempre ocupados de lo primero, precisamente porque ahora estamos en condiciones de hacerlo en todo momento y en cualquier lugar.
Kathryn: No es fácil dejar de trabajar ininterrumpidamente. Al principio hay que planificar tiempos de descanso o parada, en forma de caminatas o excursiones en bici, por ejemplo. Tampoco es fácil tomarse tiempo suficiente para uno mismo. Cuando se viaja en pareja, viviendo y trabajando en la furgo, es muy importante respetarse mutuamente los respectivos espacios.
Lucas: Es un proceso de aprendizaje sin fin. Nos repartimos el trabajo por periodos y vamos variando a nivel personal, lo que nos permite descansar de forma consciente, tanto del trabajo como de los demás y realizar actividades como el surf, caminatas o, simplemente, seguir viajando.

Una mujer pequeña junto a un hombre alto en el desierto

Kathryn y Lucas trabajan mientras vajan y consideran que es muy importante tomarse los descansos necesarios.

Consejos concretos para vuestra oficina móvil:

  • Internet: La casi totalidad de la tareas que se emprenden hoy en día, no se puede realizar sin internet: Las conexiones a internet disponibles en sitios como cafés, librerías y universidades son eficientes y, lo que es igualmente importante, casi siempre gratuitas. Algunas veces se puede incluso usar el Wifi desde la furgo, cuando ésta se encuentra aparcada cerca de un punto de acceso. Otra opción interesante es usar un hotspot para móviles.
  • Correo: No creas que al no tener un domicilio fijo tampoco puedes tener una dirección postal. Esta te la pueden proporcionar servicios especializados que operan en internet y que escanean la correspondencia para reenviarla luego a sus destinatarios, mientras que los paquetes que os envíen, los puedes recoger en los lugares ad hoc del mismo servicio. Una prestación similar ofrecen, además, los puntos de recogida de las empresas de mensajería.
  • Gestión de oficina: La documentación se puede procesar de forma digital, para ser luego archivada en la nube, reduciendo así el uso de la impresora y cuidando por ende el medioambiente. Para llevar a cabo la gestión, además del indispensable ordenador portátil, bastan solo algunos artículos de escritorio.
  • Trámites burocráticos: Hazlos de forma automatizada, encomiéndaselos a terceros o bien al ordenador. Nos referimos a las transferencias bancarias periódicas al seguro, a hacienda y otros organismos de la administración.

Convierte tu estilo de vida en un modelo de negocio.

La personas que trabajan mientras van viajando suelen agrupar a su alrededor a una comunidad a la que comunican sus experiencias. Al fin y al cabo son muchos los que se interesan por los relatos y consejos de primera mano en torno a la vida y el trabajo en furgo. Crea un blog, realiza tutoriales y cuélgalos en internet. Si se sabe abordar correctamente el asunto, el blog sobre la vida y el trabajo en furgoneta puede convertirse en un negocio rentable, hasta el punto de financiar con él totalmente tu propio estilo de vida. Establece acuerdos de colaboración, conviértete en influencer de Instagram, sé creativo delante y detrás de las cámaras, sean estas de YouTube o de Etsy. Utiliza las posibilidades que te brindan las redes sociales y tus seguidores.

Mercedes-Benz te ofrece la furgoneta adecuada.

La organización del nuevo entorno de trabajo debe ser planificada minuciosamente. Antes de arrancar se debe aclarar lo que es necesario y lo que no lo es, estableciendo, además, el aspecto y la configuración que ha de tener el puesto. Por su parte, Mercedes-Benz ofrece la furgoneta adecuada para cada demanda, destacando en este apartado la Sprinter, que puede ser transformada de forma óptima con la colaboración de la numerosas empresas del sector.

Diez consejos para optimizar tu oficina móvil.

Interior de una Sprinter camperizada

#1 Sienta primero las bases: Obviamente, el camino adecuado no es instalar una oficina en la furgoneta antes de buscar el trabajo. Por eso, debes enfocarte primero a establecer cómo vas recaudar tus ingresos. Mucho mejor es alcanzar primero un nivel profesional que te permita realizar trabajar sin dificultades desde la furgoneta.

Una Sprinter vista desde arriba con numerosos implementos de viaje a su lado

#2 Reduce tu equipamiento: ¿De verdad son necesarios todos los aparatos, carpetas y demás útiles que hay en la oficina? Pues, casi siempre no lo son. Si vas a usar la furgo como oficina, debes cambiar tu manera de abordar el asunto. Tienes que deshacerte de todo aquello que sea prescindible, pues el espacio es limitado. Además, si vendes los equipos que no necesitas, podrás recaudar un dinero adicional para tu proyecto.

Una Sprinter aparcada en la costa, con un faro al fondo

#3 Menos es más: Reduciendo tus necesidades y pretensiones reducirás tus gastos y tu tiempo de trabajo. Optar por la vida en furgo supone renunciar a cosas como la ducha diaria y otras comodidades. Considera que si no vives a todo tren menos te sentirás presionado para recaudar el dinero correspondiente y tendrás, por consiguiente, más libertad y el máximo de tiempo para viajar.

Die Füße zweier Menschen, die in einem Bett liegen

#4 No subestimes las pequeñas fuentes de ingresos: En vez de apostar todo a un solo trabajo, es conveniente que tengas varias fuentes de ingresos: Sé creativo y ten presente que puedes asegurarte unos ingresos mínimos mediante blogs, vlogs o páginas de consejos online en los que puedes exponer tu estilo de vida. Los demás furgoneteros te lo agradecerán.

Una turista hace una fotografía

#5 Planifica tu conciliación de la vida laboral y personal: Solo la furgoneta-oficina te permite realizar una breve excursión a entornos naturales mientras estás trabajando. Pero esta conciliación entre trabajo y ocio exige planificación. Ten presente que tus clientes no van a prorrogar los plazos de entrega solo porque a ti se te acaba de ocurrir hacer senderismo, ni tampoco verán con buenos ojos que no estés localizable en horarios de trabajo. Recuerda que, en la oficina móvil también se aplica la conocida fórmula “el cliente siempre tiene la razón”.

Una pareja en actitud distendida delante de la Sprinter

#6 Comunica a tus clientes que eres un nómada digital: Sería contraproducente que ocultaras a tus clientes tu manera peculiar de trabajar. Considera que ser un nómada digital te otorga una ventaja diferencial. Y es que no cualquiera es capaz de llevar su negocio desde una furgoneta. Para ello se requiere audacia, espontaneidad y flexibilidad, atributos profesionales altamente valorados.

Un hombre cocinando en la Sprinter

#7 Prepárate para las sorpresas: El estilo de vida del furgonetero está lleno de sorpresas, tanto negativas como positivas. Si la furgoneta sufre alguna avería, te quedarás tirado y estarás algún tiempo reparando el vehículo sin poder trabajar: una especie de vacaciones obligadas. En otras palabras, tienes tener claro que no todo ocurre siempre tal y como se había planificado.

Interior de una Sprinter camperizada

#8 Una furgoneta - oficina también cuesta dinero: No es efectivo que comprarse una furgoneta para vivir y trabajar en ella suponga un solo desembolso que permite, además, ahorrarse el alquiler: la furgoneta precisa de mantenimiento, reparaciones y, en general, gastos que quizá no se pueden prever.

Una Sprinter en el desierto

#9 Aprender a improvisar: El punto fuerte de la oficina en furgoneta es la flexibilidad y la movilidad que ofrece para trabajar. El inconveniente de la furgo-oficina es que a menudo obliga a quienes trabajan sobre ruedas a improvisar en las más diversas circunstancias.

Vista al mar a través de la ventana de una Sprinter

#10 Tomar precauciones: Debes tener un plan de emergencia para aquellos periodos en que el negocio no marcha bien. En su caso, siempre tendrás la opción de volver a tu trabajo anterior y, por lo demás, tu oficina móvil no se marchará sin ti.

Las camperizaciones mostradas han sido ejecutadas por empresas oferentes ajenas a Mercedes-Benz, que no ha controlado los productos en cuestión. Por consiguiente, la imagen no constituye una evaluación de la empresa oferente o de sus camperizaciones a través de Mercedes-Benz.

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images