Cambio de nuestra política de privacidad

Estimado visitante, Actualmente, Daimler AG se encuentra en proceso de reorganización. A partir del 1 de noviembre de 2019, Mercedes-Benz AG será la entidad responsable o corresponsable de este sitio a efectos de lo dispuesto en el R.G.P.D. Declaración de privacidad (actualizada el 1 de noviembre de 2019).

City Harvest Londres: uso sostenible de excedentes de alimentos.

Fotomontaje de un Sprinter blanco delante de una silueta urbana con verdura en primer plano

La organización City Harvest se ha fijado el objetivo de salvar excedentes de alimentos del deterioro y distribuirlos con su flota de Mercedes-Benz Sprinter a personas desfavorecidas.

City Harvest: “Giving food another life”.

Cada día se tiran en Londres más de 2000 toneladas de alimentos todavía comestibles. Al mismo tiempo, diariamente unos dos millones de londinenses no saben de dónde deberán sacar la próxima comida. En Londres, una de las ciudades más ricas del mundo, más de una cuarta parte de la población sufren de pobreza y hambre. Por suerte existen proyectos como City Harvest. Esta organización se ha fijado el objetivo de luchar contra el hambre y el malgasto de alimentos. “Hasta ahora hemos logrado salvar cuatro millones de comidas y distribuirlas a londinenses desfavorecidos”, explica orgulloso el equipo alrededor de los fundadores Bruce Marquart, así como Laura y Stephen Winningham.

Dos personas cargan una furgoneta con cajas de alimentos

El compromiso del equipo de City Harvest sobrepasa la mera distribución de alimentos, llevándolo a participar regularmente en otras iniciativas.

Un hombre joven al lado de un Sprinter de City Harvest

Año tras año se tiran al vertedero muchas toneladas de alimentos aptos para el consumo.

Su misión: alimentos saludables para todos.

City Harvest suministra alimentos a más de 250 entidades benéficas. Entre los destinatarios se encuentran albergues para personas sin hogar, comedores sociales, centros juveniles, alojamientos para refugiados y solicitantes de asilo, residencias de tercera edad, establecimientos para personas discapacitadas y muchos más. “Nuestra visión es una Gran Bretaña donde todo el mundo tenga acceso a alimentos nutritivos y saludables, independientemente de sus ingresos y su situación. Una buena alimentación es un derecho, no un lujo, y nuestra misión es asegurar que sea accesible para cualquiera.” La organización opina que el primer paso para luchar contra el malgasto y la falta de alimentos consiste en ayudar a las personas individuales. “Un estudio actual demuestra que por cada libra invertida en City Harvest se obtiene un valor de unas ocho libras a nivel del bienestar común.”

Nuestro sueño es un mundo en el cual no se tira al vertedero ningún alimento apto para el consumo humano.
Un hombre carga una caja de alimentos a una furgoneta

Se evita que los alimentos todavía aptos para el consumo vayan al vertedero.

Una organización benéfica con carácter de start-up.

City Harvest fue creada en 2014 y fue la primera organización benéfica dedicada a la redistribución de excedentes de alimentos en Londres. El punto de partida fue una organización sin ánimo de lucro que ayuda a antiguos reclusos a reintegrarse en la sociedad. Muy pronto, los excedentes superaron las capacidades de una única organización. Se establecieron las bases de City Harvest Londres.

Desde entonces, el proyecto ha crecido rápidamente: desde una única entidad benéfica a las actuales 250. La organización se financia con donativos de particulares, empresas y fundaciones, así como con subvenciones. Gracias a su carácter de start-up, City Harvest se puede ampliar tanto a nivel regional como a nivel nacional. “En el futuro queremos crecer en tamaño y envergadura”, declara la organización.

Last Mile Food: transporte de alimentos por la ciudad de Londres.

El equipo de City Harvest está en ruta los siete días de la semana. 19 miembros del equipo, entre ellos cuatro empleados de oficina a tiempo completo y nueve conductores, se encargan de recoger los alimentos en 27 distritos de Londres y llevarlos a su destino. “Muchos miembros tuvieron que afrontar personalmente el hambre y otras adversidades. Por este motivo tienen una enorme motivación para salvar alimentos.” La organización pone el acento principal en el concepto de “Last Mile Food”. Se trata de alimentos que solo se pueden conservar uno o dos días más. De esta manera están en condiciones de recoger y distribuir grandes cantidades de fruta fresca, verdura, carne y pescado. “Debemos ser muy eficientes y rápidos para asegurar que todos los alimentos lleguen a tiempo a las personas que los necesiten.”

Alimentos refrigerados con la flota de Sprinter.

Para distribuir a tiempo las grandes cantidades de alimentos frescos, la organización dispone actualmente de una flota de ocho Sprinter. Los conductores recogen los alimentos de donantes locales, los llevan al almacén de City Harvest y los distribuyen a los programas alimentarios de la zona, y esto todos los días. Lo mejor: las furgonetas tienen funciones de refrigeración y congelación integradas. “Los Mercedes-Benz Sprinter son idóneos para el transporte seguro de productos refrigerados y congelados. Además, son capaces de transportar de manera eficiente grandes cantidades de alimentos, además de fáciles de cargar y descargar y de limpiar.”

Dos Sprinter de City Harvest, uno al lado de otro, en un aparcamiento

Hasta la fecha, City Harvest ha distribuido gratuitamente a diversos socios alimentos por un valor de más de cinco millones de libras.

Mayor conciencia de la huella ecológica.

“Constatamos que ha aumentado mucho el interés del público en el tema de los desperdicios de productos alimentarios.” Uno de los primeros pasos para luchar contra el desperdicio es la concienciación. Cada vez son más las empresas que acuden a City Harvest para reducir su huella ecológica. A la vez, un creciente número de organizaciones comunitarias se ponen en contacto para registrarse con el fin de recibir donativos de alimentos. El número de personas que se encuentran en el límite de pobreza o debajo aumento continuamente. “Tenemos los medios para combatir y eliminar la inseguridad alimentaria en el Reino Unido. Para ello es fundamental interconectarse en creciente medida con las empresas alimentarias.”

Un Sprinter de City Harvest delante de una nave de almacén abierta

Un efecto secundario positivo: al evitar que los alimentos vayan al vertedero, se reducen además las emisiones de gases invernadero.

Fotos: Ella Sadika, Theresa Rooney, Lucy Gordon

Enlaces para explorar más: cityharvest.org.uk@Facebook, @Twitter

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images