Rethinking Recycling: Remetal pone el mercado de la chatarra patas arriba.

Una Mercedes-Benz Sprinter amarilla neón al lado de la carretera, vista de frente

El depósito de chatarra móvil Remetal ofrece una plataforma a sus clientes que les da la posibilidad de vender su chatarra en línea.

La idea del reciclado justo de chatarra.

La chatarra constituye una carga para los hogares y las pequeñas empresas. Su eliminación como basura doméstica cuesta dinero y hace falta tiempo llevarla al depósito de chatarra. Y ahí es donde entra en juego Remetal: la nueva empresa, fundada en abril 2017, es un depósito de chatarra móvil. Recoge los recursos no utilizados de hogares y empresas para volverlos al ciclo de materias primas. ¿En qué se diferencia esto de la recuperación de chatarra como se practica normalmente? “Actuamos con rapidez, transparencia y sostenibilidad ya que recogemos las materias primas no utilizadas previamente de hogares y pequeñas empresas”, dice Lilja, director de proyectos junior. La chatarra se recoge gratuitamente en la puerta de la casa, se analiza y se evalúa en el lugar. El cliente es remunerado directamente y posteriormente la chatarra se entrega al comercio de chatarra. O sea que es posible deshacerse de su basura en pocos pasos.

Un contenedor metálico está en el suelo frente a una Mercedes-Benz Sprinter amarilla

Lo que mucha gente no sabe: por término medio, 300 kilogramos de metal reutilizable se guardan en hogares privados.

Deshacerse de la chatarra en línea – así funciona.

Para el cliente, Remetal funciona en tres sencillos pasos:

Paso 1: Enviar una solicitud.

El cliente entra los datos pertinentes de su chatarra – en caso de que los conozca – en el sitio web o la aplicación de Remetal .

Paso 2: Recibir una oferta.

Dentro de 48 horas, recibe una oferta sin compromiso y una fecha de recogida que puede coordinar con el servicio al cliente.

Paso 3: Recogida.

Remetal se ocupa de la recogida gratuita y la venta de la chatarra dentro de las próximas 48 horas. La chatarra se pesa sobre el terreno y el tipo de metal se determina de manera exacta con un analizador de última generación. El cliente conseguirá su dinero inmediatamente. Remetal conserva una parte de los ingresos para la prestación del servicio al cliente.

La chatarra se transporta en tres vehículos Mercedes-Benz Sprinter cuyas paredes están reforzadas con planchas de madera contrachapada. Los carriles instalados en el vehículo brindan la oportunidad de fijar bandas de tensión para asegurar la carga. Para los fundadores, la pregunta por qué la nueva empresa ha optado por Mercedes-Benz es fácil de responder: “Lo fundamental es tener a nuestra disposición vehículos fiables. Nuestros vehículos Mercedes-Benz Sprinter son robustos, de consumo reducido y, además, se pueden cargar con hasta una tonelada de peso”, explica Lilja.

  • Two men are loading a Mercedes-Benz Sprinter
  • Dos hombres ante una Mercedes-Benz Sprinter amarilla neón

Las ventajas del depósito de chatarra en línea.

Los desechos metálicos se recogen sin cargo en la puerta de la casa, son entregados al chatarrero, y los clientes son remunerados directamente en el lugar de la recogida. Remetal también está bien planificado en lo que atañe a los detalles. La organización de los viajes, por ejemplo, se controla mediante un software especial. Los distintos metales son separados y pesados in situ y a continuación son entregados al chatarrero. Sobre la base de las cantidades indicadas, los vehículos pueden coordinarse y aprovecharse de forma óptima. Hasta ahora, el concepto funciona tan bien que se prevé aumentar el número actual en tres vehículos Sprinter. “Queremos aprovechar nuestros vehículos al máximo y hasta finales de 2019 intentamos ampliar la flota a diez vehículos”, revela Lilja. Actualmente, la nueva empresa está activa exclusivamente en Renania del Norte-Westfalia, en el futuro quiere concentrar sus actividades en las aglomeraciones.

El objetivo de “Rethinking Recycling”.

El lema de Remetal es “Rethinking Recycling”. Contiene un mensaje claro que la nueva empresa quiere transmitir. En hogares particulares hay un promedio de 300 kilogramos de metal reutilizable. Se trata, entre otras cosas, de ollas de acero inoxidable, tornillos y clavos, o viejos cables y calentadores – la mayoría de la gente no tiene la menor idea de que tiene riquezas como éstas en su casa. Pero no sólo hogares privados, sino también talleres artesanales poseen residuos reciclables, como virutas, cables o tubos. Al mismo tiempo, las materias primas son cada vez más escasas. Remetal quiere llamar la atención sobre la importancia de los recursos de chatarra y sobre cómo, gracias al servicio de Remetal, todo el mundo puede actuar de forma sostenible. El equipo se compromete a promover el uso inteligente de las materias primas y, por consiguiente, la extracción de materias primas con la máxima eficiencia posible. “Si combinamos esos enormes recursos con nuestra idea del ‘urban mining’, las materias primas no tienen que extraerse del terreno o de los minerales en un proceso que consume mucha energía”, declara Lilja.

Un hombre que lleva un mono negro recoge un bote metálico

Remetal quiere llamar la atención sobre la importancia de los recursos de chatarra.

Un hombre sobre la plataforma de carga de una Mercedes-Benz Sprinter abierta

Las Mercedes-Benz Sprinter están perfectamente adaptadas a los requisitos de Remetal: tienen una capacidad de carga de hasta una tonelada de peso.

Dos vehículos Mercedes-Benz Sprinter amarillos neón con la parte trasera abierta

Con su color amarillo neón, los vehículos Sprinter de Remetal son muy llamativos.

Fotos: Tobias Geiß, Lilja Tilke

Enlaces para explorar más: remetal.de@Instagram, @Facebook  

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images