VanCraft: El sueño americano sobre cuatro ruedas.

Una furgoneta se desplaza por la estepa de los Estados Unidos

La empresa fundada recientemente por Derek Mason y Nathan Doody se ha especializado en la camperización de furgonetas Sprinter. Sus socios fundadores recomiendan apartarse de vez en cuando de las carreteras más frecuentadas.

Posibilidades ilimitadas en vez de empleo con horario fijo.

La historia de VanCraft empieza en el apacible estado de Maine, donde Nathan Doody y su novia Mari sueñan con vivir en California. En 2014 empiezan a viajar por los Estados Unidos: En su camino pasan por sitios fascinantes como las cataratas del Niágara, la metrópolis de Chicago, el volcán Yellow Stone, la Tormenta del Diablo en Wyoming y los llamados Badlands de Dakota. Un vez en California empieza la búsqueda de vivienda y trabajo. Deciden cambiar de coche y con gran pesar ponen a la venta si furgoneta transformada en la plataforma de internet Craigslist, donde por obra del destino, se fija en ellos Derek Mason, quien más tarde se convertiría en su socio. Derek y su novia Jillian están en busca de una alternativa a sus rutinarios empleos y tienen pensado viajar por Sudamérica, por lo que la oferta de Nathan y Mari les viene muy bien. Tras dimitir de sus respectivos empleos, inician un viaje hacia el sur que cambiará por completo su vida.

Un hombre frente a una furgoneta T1 camperizada. Al fondo una formación rocosa de los Alabama Hills

Los fundadores de VanCraft valoran altamente la protección del medio ambiente, por ello han instalado paneles solares sobre el techo de sus respectivos vehículos.

Montañas de 4000 metros, culturas exóticas y olas ideales para surfear.

„Cuando empiezas a viajar, te vas dando cuenta de que vives efectivamente en el país de las posibilidades ilimitadas“, comenta Derek, con entusiasmo. El viaje arranca en San Diego y continúa por Baja California hasta llegar a México, desde donde pasan a Guatemala, Belice y luego a El Salvador. Durante su ruta van hallando la mejores olas para surfear, escalan una montaña de 4.000 metros y conocen gente y culturas altamente interesantes. El viaje de regreso se inicia en Florida, desde donde atraviesan de nuevo las regiones que les separan de California. La pareja comparte sus experiencias en el canal Instagram @thevandiary.

Y este es el consejo de Derek para todos aquellos que anhelan emprender un largo viaje:

Mantente abierto a todas las posibilidades y prepárate para abandonar si hace falta la ruta prevista. Las mejores experiencias suelen ser las que jamás esperabas.
Una pareja de pie junto a un Sprinter T1 mirando la puesta de sol

El paisaje americano ofrece todo lo necesario para un viaje por carretera.

Después de la gran aventura viene la crisis de identidad.

„No es nada fácil regresar después de haber pasado un año en la furgoneta, viviendo experiencias decisivas. Tu cuenta se ha vaciado, no hay empleo alguno esperando y no sabes qué camino tomar.“ Derek decide que por ningún motivo volverá a reanudar la vida que llevaba anteriormente. Se pone en contacto con Nathan Doody y le propone realizar un proyecto juntos: Es el nacimiento de VanCraft.

De esta forma tras el largo viaje por los Estados Unidos la vida de ambos dio un vuelco al fundar esta empresa dedicada a la restauración de furgonetas T1 Camper.

Un T1 Sprinter conduce por un camino a través de la naturaleza

Lejos de las rutas habituales hay muchas cosas inesperadas que descubrir.

La meta para el presente año: camperizar diez Sprinter.

Ambos socios se sienten unidos por el deseo de transmitir al mayor número de personas la pasión por la vida en furgoneta y han creado con este objetivo la empresa VanCraft, especializada en la comercialización, el alquiler y la transformación de furgonetas Sprinter, la primera de la cuales salió de su taller en julio de 2016. Desde entonces, Derek y Nathan están convencidos de que el modelo más idóneo a estos efectos es la Mercedes-Benz Sprinter T1N, fabricada entre 2004 y 2006, en la cual ellos han decidido especializarse debido a su extraordinaria eficiencia así como a la alta fiabilidad de su motor. Asimismo, la furgoneta presenta la ventaja de que puede repostar combustible con alto contenido de azufre, muy difundido en América del Sur, ofreciendo, por otra parte, un atractivo diseño unido al amplio espacio que le dan sus 188 cm de altura.

Derek y Nathan señalan cinco errores que es indispensable evitar al camperizar una Sprinter:

  1. El error más frecuente que comenten los que empiezan es la falta de planificación. Y es que resulta imprescindible tener una idea clara del diseño, los detalles técnicos y los materiales que se van a incorporar en el vehículo. Así, por ejemplo, para que la instalación sanitaria funcione sin defectos es fundamental ir realizando cada fase de trabajo en el orden indicado.
  2. Muchos se lían incorporando en la furgoneta demasiada parafernalia, objetos que a nuestro juicio son innecesarios, como un microondas o una ducha. Nuestro lema es por tanto: “Solo lo estrictamente necesario y nada más.“
  3. Es muy importante elegir la furgoneta adecuada, cuya calidad debe quedar asegurada antes de empezar la transformación: Lo mejor en este caso es una Sprinter T1, con un carrocería sin óxido y en buen estado mecánico.
  4. Si no tienes aptitudes para el trabajo manual no te metas personalmente en esto y encomienda el trabajo a algún amigo o a una empresa. De lo contrario el intento de llevar a cabo tú mismo la transformación solo servirá para desperdiciar material y tiempo.
  5. Para que la transformación que realices se adapte a lo que necesitas, te recomendamos que hagas previamente un viaje breve en furgo. De esta forma podrás distinguir entre las prestaciones del vehículo que para ti son indispensables y las que no lo son.

Los dos fundadores de VanCraft Derek y Nathan

Derek y Nathan comparten la pasión por las furgonetas, el camping y un estilo de vida relajado.

Un hombre reposa durante su viaje en furgoneta

El objetivo de VanCraft es transmitir al mayor número de personas la pasión por la vida en furgoneta.

Desde su furgoneta T1 camperizada, un hombre observa a otro que escala una montaña

El vehículo tiene una amplia distancia entre ejes y en su interior pueden dormir hasta seis personas.

La vista interior de la furgoneta T1N mejorada

Los hornos integrados de VanCraft son extraíbles. Si quieres hacer nuevos amigos en el camino, sólo tienes que invitarlos a una barbacoa.

Un Sprinter T1 aparca en la playa

Para aficionados al surf, las furgonetas camperizadas de Derek y Nathan disponen de un compartimento especial para tablas.

Las camperizaciones mostradas han sido ejecutadas por empresas oferentes ajenas a Mercedes-Benz, que no ha controlado los productos en cuestión. Por consiguiente, la imagen no constituye una evaluación de la empresa oferente o de sus camperizaciones a través de Mercedes-Benz.

Photos: Vance Uribe & James Tull

More Links to explore: van-craft.com, @Instagram, @Facebook

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images