Los principios básicos de la fundación de una start-up.

Tres hombres jóvenes están parados delante de una Sprinter de Mercedes-Benz

¿Poner en marcha una empresa con éxito? MYVAN ha solicitado información a varios fundadores de empresas innovadores y ha recogido los mejores consejos para vosotros.

Crear su propio negocio – para muchos, éste es un sueño de toda la vida.

Ser su propio jefe o su propia jefa – muchas personas sueñan con crear su propia empresa y convertir en realidad su idea de negocio. Con valor, espíritu innovador y la esperanza de crear un exitoso modelo de negocio, muchos fundadores emprenden la lucha contra el papeleo y los números rojos. La creación de una compañía start-up conlleva un montón de dificultades y obstáculos. MYVAN ha pedido los mejores consejos a los jóvenes fundadores: ¿Qué ideas funcionan como modelos empresariales? ¿Cómo seguir adelante? Y, sobre todo: ¿Cómo hacer frente a reveses sin desalentarse?

Dirk Fehse ha fundado la plataforma de reservas Paul Camper

Dirk Fehse, el fundador de Paul Camper, mira su página web con orgullo.

¿Cómo desarrollar la idea de una start-up que parece tener un gran potencial?

Hay tantas maneras diferentes de llegar a una idea genial. Para Stefan Michaelis, el fundador de Jonny Fresh, por ejemplo, siempre fue una actividad molesta y una pérdida de tiempo llevar la ropa a la lavandería o tintorería y recogerla después. Una vez, cuando estaba llevando un saco de ropa sucia, se le encendió la bombilla. Y nació la idea de su servicio de recogida y entrega de ropa.

Cuando la gente no paraba de llamar al fundador Wes Watts, finalmente se le ocurrió una idea brillante. En repetidas ocasiones, los clientes llamaron a su empleador, una consultoría de energía, porque querían que sus furgonetas, camiones o caravanas estuvieran equipados con módulos solares. Cuando recibió cada vez más solicitudes, decidió satisfacer la demanda de una solución móvil él mismo en vez de hacer esperar a los llamantes. Fundó su compañía startup Tiny Watts Solar y se especializó en tecnología solar móvil.

Dirk Fehse, el fundador de Paul Camper, una plataforma para el alquiler de autocaravanas privadas, desarrolló su idea para salir de una crisis de identidad. “Buscaba algo que me ayudase a levantarme”, es cómo describe sus motivos. Reflexionó sobre lo que le podía darle felicidad y nueva energía y decidió ajustar su modelo de negocio conforme a ello. “Me planteaba preguntas fundamentales cómo ¿quién soy? y ¿qué es lo que realmente me proporciona alegría?”

Lo que podemos aprender de los tres fundadores es lo siguiente: en muchos casos, la idea de una start-up que parece tener un gran potencial viene precedida por la comprobación de una imperfección, necesidad o laguna que debe ser llenada. Quien ofrece soluciones creativas a los problemas del mundo real, ha dado el primer paso para desarrollar un modelo de negocio que funciona.

El fundador de Jonny Fresh controla ropa en su Mercedes-Benz Citan

El fundador Stefan Michaelis tenía la idea para la creación de su negocio durante una actividad que no le gustó en absoluto: llevar la ropa a la lavandería o la tintorería.

Aceptar ayuda – ¿Cómo se logra dar el paso a la independencia?

La idea fundadora va seguida por el papeleo: para mucha gente, este es el punto clave que les conduce a darse por vencida. La fotógrafa Julia Nimke casi se desilusionó al mirar las altas pilas de papel que tenía que tramitar. Luego recibió un nuevo impulso gracias a un programa de fomento de la empresa de software Adobe. Éste está orientado a prestar apoyo financiero y moral a los artistas en alcanzar sus objetivos profesionales y personales.

Arjan de Hoons incluso ha convertido apoyar a otros creadores de empresas en su modelo de negocio. Gracias a su plataforma ToetToetFood, los dueños de camiones de comida pueden interconectarse y promover los intereses de su negocio. De esta manera, asume las tareas tediosas en lugar de ellos: “Para mí, estas personas son artistas. Por ello, las actividades administrativas y de adquisición no deberían ocupar demasiado espacio en sus vidas”, explica el empresario.

Queríamos ofrecer a las empresas de food trucks una plataforma de presentación, a través de cual pudiesen, además, gestionar sus contratos.Arjan de Hoon, el fundador de ToetToetFood

Aparte de su trabajo como diseñador de productos, Florian Bürkle de Stuttgart diseña y construye muebles a partir de tablas de skate en desuso. También se beneficia de una comunidad de gente interesada: ha colocado contenedores de reciclaje en las tiendas especializadas y las pistas de skate de Stuttgart para que los aficionados depositen allí sus tablas en desuso. Es una situación win-win para todos los implicados: Florian tiene material suficiente para fabricar sus muebles y, a cambio, regala algunos de sus muebles construidos de las mismas tablas a las tiendas y pistas de skating.

Lo que podemos aprender de los tres fundadores es lo siguiente: normalmente es una buena idea aceptar ayuda e interactuar con individuos con ideas afines. También es posible que una nueva idea surja de la misma cooperación, de la que ambas partes se verán beneficiadas. Conviene además participar en programas de fomento y en concursos. De este modo, se recibirá apoyo y llamará la atención de potenciales socios o clientes.

La fotógrafa Julia Nimke mira un formulario de solicitud para la creación de empresas

La creación de una empresa incluye mucho papeleo.

¿Cómo se hace frente a reveses sin desalentarse?

Su creencia que debía haber alternativas sostenibles a las nocivas tazas de café de plástico dio al joven fundador Julian Lechner de Kaffeeform la energía necesaria para resistir los reveses que sufrió y seguir adelante. Su motivo para impulsar la idea de producir tazas de los residuos de café en vez de plástico era que confiaba en poder motivar a otros a aumentar la sostenibilidad y la concienciación medioambiental. Hoy día, personas en toda Europa pueden comprar las tazas ecológicas elaboradas de los posos de café y disfrutar de un café para llevar sin arrepentimiento y sin desperdiciar recursos valiosos.

Para los fundadores de cócteles kukki, su camino no siempre ha sido fácil. “Sí, al principio, todos nos trataron de locos”, se acuerda Sepp, uno de los tres fundadores. Los comerciantes rechazaron su idea de vender cócteles y cubitos embotellados. E inicialmente las recetas y la logística no funcionaban tampoco. Pero nada podía detener a los tres jóvenes, y según el método “trial and error”, siguieron romperse la cabeza y acabaron diseñando sus propias máquinas para poder servir sus cócteles fríos, pero no congelados, y los cubos de hielo muy fresquitos. En cuanto al marketing, los tres también arrimaron el hombro: se presentaron en varias ferias, contactaron a socios potenciales y causaron gran furor con sus cócteles. Confiaron en su intuición y no se preocupaban por el tan cacareado plan maestro. Y fueron exitosos: “Ahora, los cócteles kukki se pueden tomar incluso en la terraza solárium de un Ritz-Carlton.”

Jared, el fundador de Up Cycles en Ciudad del Cabo, tenía un problema particular: sus clientes consideraban muchas carreteras en Ciudad del Cabo demasiado peligrosas para recorrerlas en las bicicletas de alquiler producidas por su empresa start-up. Por lo tanto, decidió implicarse en la creación de más carriles para bicicletas. Intervino en la política local y exigió al municipio que mejorara la red de carriles para bicicletas. Con su iniciativa ya ha obtenido resultados bastante positivos.

Lo que podemos aprender de los fundadores es lo siguiente: Cuando están presentes los instintos y la motivación, se puede conseguir prácticamente cualquier cosa. Si las condiciones generales son correctas, no es útil esperar a que las cosas pasen por sí solas. Hay que estar activo, comprometerse y encontrar sus propias soluciones. Incluso si la idea es buena, no se impondrá por sí sola. Hay que luchar y ser constante. Es útil perseguir objetivos que van más allá de los intereses económicos.

Los cócteles Kukki ya se encuentran ahora en toda Alemania

Los fundadores de kukki cócteles confiaron plenamente en sus instintos y el método de “trial and error”.

Fotos: Jaydee Nujsongsinn, Paul Camper, Josephine de Fijter, Jonny Fresh, Felix Schwarz

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images