Cambio de nuestra política de privacidad

Estimado visitante, Actualmente, Daimler AG se encuentra en proceso de reorganización. A partir del 1 de noviembre de 2019, Mercedes-Benz AG será la entidad responsable o corresponsable de este sitio a efectos de lo dispuesto en el R.G.P.D. Declaración de privacidad (actualizada el 1 de noviembre de 2019).

Baltic Food Trucks: La nueva tendencia de comida a pie de calle en Lituania.

Vista de perfil del food truck Pizzaland en la plaza mayor de una ciudad lituana

Gediminas Petrikas, propietario de una empresa de food trucks en Lituania, ha logrado pasar de una simple idea de negocio a contar con una flota de comida móvil.

El horno para pizza más largo de Lituania.

Es mediodía en un ciudad lituana. La gente pasea relajadamente por las calles, disfrutando del sol que ha llegado junto con el anhelado verano. De pronto, por una esquina aparece un vehículo de nueve metros de largo del que, a los pocos minutos, empieza a salir un delicioso aroma a pizza. Es „Pizzaland“, un food truck de la empresa local Baltic Food Trucks. Esta furgoneta de comidas fue el primer proyecto a gran escala del fundador de la empresa Gediminas Petrikas, que actualmente tiene previsto especializarse en la construcción de todo tipo de carrocerías para food trucks.

Clientes esperando su pizza delante del mostrador del food truck

En una partes del vehículo se atiende a los clientes mientras en la otras se van haciendo la pizzas.

La idea correcta en el momento preciso.

En un principio, los padres de Gediminas le pidieron a éste que les ayudara a montar un negocio de comida a pie de calle, como fuente adicional de ingresos. Muy pronto, Gediminas se dio cuenta del potencial que encerraba el negocio del food truck, una tendencia que ni ha parado de crecer desde que fuera iniciada por el cocinero estadounidense Josh Henderson con su camper „Skillet Street Food“. Asimismo y mientras estudiaba en Dinamarca, Gediminas había sabido apreciar la auténtica pizza napolitana, entonces no demasiado conocida en su país natal : „La mayoría de los lituanos cree que, para que sepa bien, a la pizza hay que echarle mucho kétchup y mucha mayonesa“, comenta Gediminas. Por eso, después de que un amigo pizzero le explicara en Copenhague la receta de la pizza napolitana, decidió que su negocio sería un food truck de pizza en su país natal.

El food truck Pizzaland vendiendo sus productos en un día soleado

Uno de los objetivos del food truck de Gediminas era dar a conocer las excelencias de la pizza auténtica.

Una crisis no siempre tiene consecuencias negativas.

Su primer paso fue transformar un antiguo camión dedicado a la venta de queso que había adquirido en Dinamarca. Pero tuvo que interrumpir el proyecto porque no coincidía con la idea de food truck que tenían sus padres, hasta que, como consecuencia de la crisis financiera de 2008, Gediminas tuvo que dejar la empresa constructora, que hasta entonces era su principal actividad profesional. Encontrándose sin empleo, Gediminas retomó la idea original del food truck en base al vehículo que aún se encontraba en el patio de sus padres. Y el éxito no tardó en llegar. Su pizzatruck se hizo muy popular y Gediminas cambió el primer vehículo por una Mercedes-Benz Vario 810 DT, que hasta hace podo prestó servicios en la empresa.

La furgoneta es la herramienta más importante del negocio.

Para la furgoneta sólo lo mejor.

La furgoneta que descubrió en Hannover, había sido usada para la venta de carne y pollo en los mercados abiertos y se encontraba en un estado que hacía necesaria una reforma total. Para llevar a cabo esta tarea Gediminas no escatimó esfuerzos ni económicos ni de tiempo de trabajo y encargó por ejemplo, la reforma de los bajos del vehículo a un taller de Vilnius, mientras que la pintura fue ejecutada en otra ciudad, situada a 350 kilómetros.

La idea de Gediminas era que cada uno de los trabajos lo llevase a cabo un experto en la materia. „La furgoneta es la herramienta más importante del negocio, por eso, a la hora de transformarla, es prioritario contar con aliados fiables.“ Su elección recayó en esta furgoneta, tanto por la facilidad de mantenimiento de su motor diésel de 4.2 litros, como por la extraordinaria resistencia de su bastidor.

El mostrador del food truck visto desde el interior

Ayer maestro pizzero, hoy carrocero de food trucks.

Un food truck galardonado.

Tanto esfuerzo tenía que ser recompensado: En Festival Europeo del Food Truck, Gediminas obtuvo el European Food Truck Award, tras imponerse a 141 competidores. A su juicio, la furgoneta logró convencer por su mezcla de funcionalidad y elegante diseño, como se aprecia, por ejemplo, en los azulejos y en los detalles de madera de roble y piedra natural incorporados en su interior. Gracias a su gran longitud, el vehículo ofrece espacio para siete personas que operan cuatro hornos de los que, en un turno de doce horas, llegan a salir hasta 1.000 pizzas.

Equipo de Pizzaland delante de su food truck

Gediminas y su equipo posan felices tras haber ganado el European Food Truck Award.

Producción a gran escala, pero con cariño.

Se trata, sin duda, de cifras de venta que bien se pueden equiparar a las de la industria alimenticia, pero la gran diferencia radica en que Gediminas y su gente elaboran manualmente y sin aditivos sintéticos cada una de sus pizzas. „Queremos ofrecer un producto de calidad, a nivel de restaurante y a precios asequibles“, afirma el joven empresario lituano que hasta la fecha ha convencido plenamente a los consumidores. Lo que empezó con un solo food truck se ha convertido en una flota que opera bajo la marca Baltic Food Trucks, así como en una serie de pizzerías establecidas.

  • Vendedora el mostrador de food truck Pizzaland
  • Logotipo de Baltic Food Trucks Logo sobre la carrocería del vehículo
  • Detalle de la publicidad luminosa del Pizzaland Food Truck
  • El food truck Pizzaland con su zona de venta abierta en la plaza mayor de una ciudad

Food Trucks: una buena opción para experimentar.

¿Cómo se explica la presencia cada vez más amplia de los food trucks en Europa? A juicio de Gediminas se trata de un negocio que ofrece ventajas a todos los interesados: Antes de plantearse establecer un restaurante, los empresarios de nuevo cuño y los cocineros talentosos pueden experimentar a partir de un presupuesto relativamente reducido y comprobar de forma inmediata la acogida del público a sus productos. A ello se añade la posibilidad de viajar y hacer así más variado e interesante el trabajo.

Por su parte, los consumidores tienen la oportunidad de descubrir cada día deliciosas comidas de origen diverso y de degustarlas al aire libre. Por todas estas razones, Gediminas considera el fenómeno food truck como una factor que vivifica la cultura urbana en Europa y que, como tal, debería ser regulado de forma menos restrictiva.

El food truck en medio de un animado festival

Los food trucks brindan alegría tanto a los consumidores como a sus propios trabajadores.

Volver a las raíces.

Recientemente Gediminas ha vendido su negocio, incluyendo las pizzerías establecidas, y también tiene a la venta la furgoneta que en su día fuera galardonada. El motivo de ello es que desea proseguir su desarrollo profesional, centrándose esta vez en la fabricación de carrocerías para food trucks. Mediante esta especialización, que en cierta medida supone dejar la gastronomía propiamente dicha, se ha marcado el objetivo de ofrecer soluciones individualizadas a los empresarios que se incorporan al negocio. Y estos son los cinco valiosos consejos de Gediminas para todos los que se planteen iniciarse en este camino.

Gediminas Petrikas consejos para un exitoso negocio de camiones de comida:

  1. Para llevar un food truck hay que trabajar duro: Esto es algo de lo que se habla poco. Pero antes de lanzarse a negocio food truck se de tener muy claro que el trabajo que conlleva es mucho y agotador.
  2. Ojo a las dimensiones del negocio: ¿Donde venderemos nuestra comida? ¿En festivales a los que asisten diariamente miles de clientes potenciales que, entre las actuaciones se pasean frente a tu puesto de venta? ¿O más bien en lugares tranquilos, con aforos de solo algunos cientos de personas? Al adquirir el vehículo para el negocio se debe tener en cuenta que su tamaño determina la cantidad de clientes que pueden ser atendidos.
  3. Tipo de comida ofrecida: La naturaleza de las comidas que vendas, es determinante a la hora de equipar tu cocina. Obviamente, si vas a vender pizza, deberás contar con un equipamiento muy diferente al que se necesita, por ejemplo, para las verduras salteadas en el wok, al estilo asiático.
  4. El menú: Si breve, dos veces bueno. En este apartado, limitarse a unos pocos platos sabrosos y recién preparados resulta provechoso tanto para los cocineros como para los consumidores.
  5. El truck está primero: Tu vehículo es tu lugar de trabajo, tu autocaravana o quizá incluso tu casa y no debes escatimar esfuerzos para mantenerlo en perfecto estado.

El food truck, estacionado frente a un edificio de estilo clasista

El objetivo de Gediminas es fabricar en un futuro muchos food trucks como el de la imagen.

La parte trasera del Pizzaland Food Truck abierto

Siempre es grato trabajar en un food truck que se encuentra bien cuidado y que funciona de manera fiable.

Vista frontal del puesto de conducción de la Mercedes-Benz Vario 810 DT

La posición elevada de los asientos de la Vario 810 DT permite controlar visualmente el entorno.

Vista de los cuatro hornos en el interior del food truck

Con cuatro hornos se pueden hacer pizzas en grandes cantidades.

Las camperizaciones mostradas han sido ejecutadas por empresas oferentes ajenas a Mercedes-Benz, que no ha controlado los productos en cuestión. Por consiguiente, la imagen no constituye una evaluación de la empresa oferente o de sus camperizaciones a través de Mercedes-Benz.

Fotos: Rytis Šeškaitis, Gediminas Petrikas

Enlaces para explorar más: European Street Food Award, Baltic Food Truck @ Facebook

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images