Café tostado en Hamburgo: una empresa emergente con pasión por el buen café.

Sevak, Argin y Arameh Keshishian junto al tostador de café

Justo a orillas del río Elba, Argin Keshishian ha inaugurado su empresa de torrefacción denominada Public Coffee Roasters, que se distingue por el mimo con que Argin y sus empleados tratan a cada grano de café.

Torrefacción a orillas del río Elba.

Lunes, 8.15 de la mañana. Argin se afana por mantener en equilibrio dentro de una carretilla unos pesados sacos de café, que lleva en una carretilla por una estrecha pasarela de madera. Su sueño de torrefactar él mismo su café no se realizó de la noche a la mañana. A finales de 2014 , en los aledaños del río Elba, descubrió seis edificios de aduanas abandonados y a punto de ser derribados. De inmediato pensó: “ Aquí hay que poner una planta de torrefacción de café; o aquí o en ninguna parte. Sus amigos pensaron que había perdido la razón. Él, por su parte, se pasó dos años solicitando diversos permisos a las autoridades pertinentes, hasta que casualmente conoció al propietario de una empresa marítima. Gracias a su apoyo en los trabajo de reforma y a sus relaciones con las autoridades del puerto, el proyecto empezó avanzar con rapidez. Hoy la estructura de las antiguas aduanas se encuentra totalmente restaurada y Argin tuesta sus granos muy cerca del café Entenwerder1, asentado sobre pontones que flotan en el Elba y cuyo espacio principal, denominado pabellón dorado, incluso ha sido exhibido en una exposición de arte en Münster . El café que aquí se sirve lo suministra, por supuesto, la empresa de torrefacción Public Coffee Roasters.

Un coche para todos: El Mercedes-Benz Vito es un compañero leal.

Un coche para todos: El Mercedes-Benz Vito es un compañero leal.

El coche que lo hace todo posible.

En realidad, no estaba previsto que Argin llegara algún día a torrefactar café. Tras sus estudios de ciencias empresariales en Inglaterra y de economía social en Hamburgo, se desempeñaba en el sector del comercio exterior, más concretamente, en una empresa familiar que comercializaba mercancías tan disímiles como productos químicos, recambios de camiones y equipos industriales. Nacido en Irán, habla, además de persa y armenio, alemán e inglés. Por su dominio estos idiomas se convirtió finalmente en proveedor de la planta Mercedes-Benz en Irán. Al decretarse, en 2012, las sanciones comerciales contra la república islámica, su actividad se vio restringida hasta el punto de verse obligado a pasar a otra área. Pero hasta hoy se ha mantenido, eso sí, fiel a la marca Mercedes-Benz. En su trabajo diario de torrefacción es secundado por una Vito, en la que, además de abastecer a sus clientes, transporta los elementos del stand para caterings de café, incluyendo sacos que llegan a pesar 70 kilos cada uno. Según Argin, la Vito es el coche para todo servicio.

Doce torrefacciones se ofrecen con Public Coffee Roasters.

Doce torrefacciones se ofrecen con Public Coffee Roasters.

Las mejores conversaciones se dan en torno a un café.

Pero ¿por qué escogió, precisamente, el sector del café para su cambiar de orientación? Por cierto, Argin también se había planteado producir otras bebidas o alimentos de calidad, toda vez que en su familia siempre se valoró altamente la buena mesa y el ya de niño había aprendido a apreciar sobre todo los productos naturales. Su pasión por el café se remonta al tiempo en él y su padre – que es doctor en lingüística y economista de amplia actividad – frecuentaban las cafeterías y discutían allí sobre los más diversos temas. „Las mejores conversaciones siguen siendo las que se dan en torno a un buen café“. Esta frase que remite a esos tiempos se ha convertido en el lema de Public Coffee Roasters. Nada más llegar a estudiar a Hamburgo, hace ahora ocho años, Argin se sintió fascinado por el dinamismo de esta ciudad en la que anualmente se descargan unas 700.000 toneladas de café en bruto, lo cual, sin duda, ha contribuido al desarrollo de un sector gastronómico dedicado a las especialidades de café. En un principio se trataba sector más bien pequeño, pero con el suficiente dinamismo y pasión como para enganchar también a Argin.

Las mejores conversaciones siguen siendo las que se dan en torno a un buen café
Argin Keshishian frente a su tostadora de café

La pasión por el café le viene a Argin de su familia.

El café es un arte.

Si bien la afirmación “el café es un arte“ ha adquirido validez general en determinados círculos de las grandes ciudades occidentales, en otros provoca más bien extrañeza. Pero es precisamente este principio por el que se guía Public Coffee Roasters al torrefactar sus granos de café. Third Wave Coffee (café de tercera ola) o, simplemente, especialidad de café simboliza para ellos el renacer del café filtrado. La primera ola del café estalló en torno a 1950, trayendo a las tiendas café molido y envasado, que se servía luego en las tazas de los más pudientes . La segunda ola se produjo diez años más tarde y duró hasta 1990, periodo en el que el café y las cafeteras italianas se fueron haciendo más asequibles al resto de la población. Finalmente se convirtió o bien en un producto de alto estilo al ser servido, por ejemplo, con jarabes o aromas en locales exclusivos, o bien en una bebida masiva para llevar. A diferencia de lo anterior, la tercera ola está enfocada al café propiamente dicho, poniendo en primer lugar la calidad y el comercio justo. hay que tomarse el tiempo necesario Para disfrutar del café servido, por supuesto, en estado puro, pues sólo así se degustan sus matices.

Clientes de la cafetería toman el sol y beben café

La cafetería de Public Coffee Roasters en la hamburguesa calle Wexstraße es un popular punto de encuentro.

¿Y como es la situación actual?

Actualmente la empresa Public Coffee Roasters cuenta con 14 empleados fijos. Las jerarquías son planas y el ambiente es bueno. En enero de 2016 entregaron la primera partida de café torrefactado en la planta de la antigua aduana. El café que sale de la Wexstraße hace tiempo ha dejado de ser exclusivo para entendidos y se sirve en numerosos locales del Hamburgo. Junto a la torrefacción propiamente dicha, Public Coffee Roasters ofrece cursillos de preparación de café a nivel profesional, asesora a otras empresas y también a hogares. Asimismo, el stand de la empresa sigue presente en ferias, festivales y otros eventos. Ahora lo hace en una Vito de grandes dimensiones. Mucha actividad beber para un sorbo de café, pero ello es inherente al Third Wave Coffee. Tras una larga jornada de trabajo, lo que más le gusta a Argin es beberse un buen café y relajarse mirando hacia su plata de torrefacción a través del río Elba, un sitio donde él siempre se siente a gusto.

Sevak, Argin y Arameh Keshishian junto al tostador de café

El café es cosa de familia: Argin Keshishian (r.) con sus hermanos Sevak (l.) y Arameh (m.).

Sevak Keshishian con un puñado de granos de café junto al equipo de torrefacción

Argin comparte su pasión por el café con su hermano Sevak.

El embalaje y las manos

El embalaje de los tostadores públicos.

La máquina de tostar

La máquina de tostar sirve para unos 12 tostados diferentes.

Fotos: Public Coffee Roasters

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images