El sentimiento del terruño: recorriendo los 50 estados en una Sprinter camperizada.

Una pareja contempla una fogata. Al fondo, una Sprinter y el cielo estrellado

Matt y Megan tienen una plan muy ambicioso: viajar por los 50 estados de los Estados Unidos en busca de un lugar en el que sentirse como en casa.

Una historia de amor bastante moderna.

La historia de los dirty darlings empieza como muchas historias de amor de nuestra época. Matt y Megan se conocieron a través de una aplicación de encuentros y como no les apetecía seguir chateando de manera superficial quedaron para charlar en torno a una copa de vino. Al sentarse frente a Matt en el pequeño bar de San Francisco, Megan no sabía lo que él se traía entre manos. Y es que Matt no solo buscaba amor sino una compañera de viaje audaz y sin ataduras, para emprender juntos un largo viaje. Su idea era viajar por los 50 estados de los Estado Unidos en la Mercedes-Benz Sprinter camperizada que Matt ya había adquirido. Y como tenía claro que en ningún caso iba a viajar solo, necesitaba una persona con el carácter adecuado como para compartir largas hora de viaje en el reducir espacio de la furgoneta.

Un hombre y una mujer con un bosque de fondo

Matt y Megan se toman la vida en furgoneta con tranquilidad “Nuestra prioridad no es, desde luego, Instagram”.

En la carretera a bordo de Vanna White.

A medida que iban pasando más tiempo juntos, también crecía el entusiasmo de Megan por el proyecto de Matt. A lo largo de muchas conversaciones sobre los viajes y el sentimento del terruño, se dieron cuenta de que aún no sabían dónde iban a pasar el resto de sus días, hasta que llegaron a la sieguiente conclusión: tenían que conocer bien todos los stios para decidir cual de ellos les guastaba más. Entre ambos acondicionaron aún más la Sprinter a sus propósitos, planearon la ruta y buscaron soluciones para seguir trabajando en sus respectivas profesiones durante el viaje. En agosto de 2017, nueve meses después de su primer encuentro, se despidieron de familiares y amigos y empezaron a realizar su sueño compartido a bordo de la Sprinter “Vanna White”.

Nuestra prioridad no es, desde luego, Instagram.
Una Sprinter de color blanco

Matt es fotógrafo exterior y comparte las fotos de sus viajes, incluyendo consejos de todo tipo, en el blog denominado thedirtydarlings.com.

Cómo superar cualquier dificultad.

A apenas 100 kilómetros de San Francisco, una avería les trajo el primer desencanto. Debido al fallo de un turbocompresor tuvieron que continuar el viaje a velocidad muy reducida. Mientras se aproximaban lentamente y bastante frustrados a su primera etapa, Big Sur, California, hicieron un pacto que consistía en recordarse mutuamente cinco principios básicos cada vez que algún contratiempo les bajase la moral.

Los cinco principios básicos de los dirty darlings:

  1. Siempre puede ocurrir algo peor.
  2. Esta opción la hemos escogido libremente.
  3. Esto habría ocurrido de todos modos y ahora solo toca pasar página.
  4. No importa lo que ocurra, somos un equipo y resolvemos juntos los problemas.
  5. Una buena copa de vino hace más llevadera cualquier situación.

Un poco sucios, pero felices.

Los respectivos familiares y amigos de Matt y Megan reaccionaron de forma inesperadamente positiva ante el plan aventurero de ambos, muchos incluso les apoyaron, aunque no faltaron las bromas de rigor : “Si vivís en una Sprinter, sin ducha ni, mucho menos, bañera, seguro que iréis siempre bastante sucios”, En alusión a esos comentarios Matt y Megan decidieron llamarse The Dirty Darlings. En el blog del mismo nombre así como en Instagram y Facebook, la pareja relata sus experiencias en la carretera y ofrece consejos para hacer magníficas fotografías de viaje o conciliar trabajo y vida en furgoneta. Los interesados en la marcha del proyecto pueden consultarlo en internet. Actualmente, la web www.thedirtydarlings.com informa lo siguiente: “Llevamos 450 días en la carretera, hemos recorrido 57.293 km y visitado 39 estados.”

Un hombre saca un bolso de una Sprinter

Aunque la Sprinter ofrece mucho espacio para guardar objetos, Matt y Megan procuran vivir con la mínima cantidad ellos.

Una mujer descansa en el interior de una Sprinter camperizada

Al no disponer de un domicilio fijo, aumentan las tareas relacionadas con la organización de la vida diaria. La pregunta más recurrente es ¿Dónde dormimos esta noche?

Interior de una Sprinter camperizada

Interior de la Sprinter. Matt la compró ya camperizada, antes de conocer a Megan.

Una mujer corta verdura en una Sprinter

Durante sus viajes, los dirty darlings se alegran de poder visitar a amigos y familiares que viven muy lejos de su ciudad de origen.

En la huella del sol.

Los paisajes agrestes y las noches mirando las estrellas junto a una fogata en medio del desierto les han hecho recordar que los esfuerzos realizados merecen la pena y han marcado el curso posterior de su viaje. Y es que desde el primer revés sufrido, Matt y Megan tienen la certeza de que todos los problemas se pueden solucionar. Cada vez que echan de menos a sus familias o que el ejercicio de sus profesiones de fotógrafo y contable, respectivamente, resulta perjudicado por el viaje, solventan la situación recurriendo a esa especie de mantra que guardan en su interior. Matt, no obstante, reconoce con ironía: “Tenían razón nuestros amigos: es verdad que no nos duchamos con la misma frecuencia que acostumbrábamos hacerlo antes del viaje.” Al fin y al cabo, tienen cosas más importantes que hacer hasta dar con el lugar en que se sientan en casa y se queden en él para siempre. Y así arrancan el motor en busca de la siguiente aventura. A veces quizá vayan algo sucios, pero siempre están alegres y satisfechos. No tienen planes, confiesan, ya que de algún modo el país entero es su hogar.

Cinco consejos prácticos de los dirty darlings, válidos para cualquier viaje:

  1. La memoria de Google Maps:
    En la opción denominada “Mis sitios”, además de nuestros favoritos, guardamos recomendaciones de la comunidad furgonetera. Para encontrar en cualquier momento los lugares escogidos, solo hay que clavar en ellos un alfiler. Guardamos zonas de camping, restaurantes o atracciones que no queremos perdernos. Al respecto además de la lista de favoritos, también es de gran ayuda la denominada “quiero ir allí”.
  2. Aplicaciones de camping y viajes:
    Es complicado saber donde acaba la organización necesaria y donde empieza el exceso de organización. Como viajar también significa apartarse de vez en cuando de la ruta y cambiar de destino durante la marcha en vez de ceñirse a una plan rígido, las aplicaciones ad hoc permiten mantenerse flexible aunque se haya hecho una planificación. Entre las aplicaciones gratuitas cabe mencionar Freecampsites.net, iOverlander o Campendium, que os ayudarán a encontrar campings gratuitos o asequibles. Por otra parte, para descubrir rutas interesantes y atracciones usamos las aplicaciones REI’s MTB Project y The Outbound, mientras que para localizar gasolineras económicas recurrimos a GasBuddy.
  3. Una cazuela de camping de hierro fundido:
    En vez de comer fuera, preferimos cocinar en la furgoneta. La estrechez del espacio obliga a reducir al mínimo el equipamiento. Nosotros usamos una cazuela de camping de hierro fundido, una de cerámica y una olla. La cazuela de hierro se puede colgar sobre fuego abierto sin que el material sufra ningún daño. La de cerámica la usamos sobre todo para cocer huevos y en la olla nos gusta guisar pucheros. Por cierto, este tipo de plato produce la menor cantidad posible de cacharros sucios apilados en el fregadero.
  4. Bicis de montaña y tablas de paddle surf:
    Valoramos mucho la posibilidad de seguir con nuestras actividades físicas durante el viaje. Por eso estamos muy contentos de poder llevar con nosotros nuestras bicis y tablas inflables de paddle surf, las que, por supuestos, procuramos usar lo más posible. Asimismo y para mantenernos en forma usamos aplicaciones gratuitas de yoga y gimnasia, patrocinadas por Nike.
  5. Inscripción en un gimnasio:
    Estar inscritos en Planet Fitness nos ha servido para ir siempre limpios y frescos durante el viaje y aunque, como hemos dicho, nos gusta mucho hacer deporte, las duchas son, en este caso, nuestras favoritas. De cara a decidir sobre vuestra inscripción, lo mejor es que averigüéis qué cadenas de gimnasios están más presentes en vuestra ruta.

  • Una Sprinter sube por una carretera de curvas
  • Vista posterior de la Mercedes-Benz Sprinter
  • Una mujer se ducha delante de una Sprinter
  • Una Mercedes-Benz Sprinter blanca en medio del bosque, captada desde un dron

Las camperizaciones mostradas han sido ejecutadas por empresas oferentes ajenas a Mercedes-Benz, que no ha controlado los productos en cuestión. Por consiguiente, la imagen no constituye una evaluación de la empresa oferente o de sus camperizaciones a través de Mercedes-Benz.

Photos: Matt McMonagle

More Links to explore: thedirtydarlings.com@Instagram@Facebook

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images