La Chanchita: de furgoneta para transporte escolar a hotel móvil.

Una antigua Mercedes-Benz L 911 detenida al borde la carretera en algún lugar de Sudamérica

Durante un viaje de esquí, Manu Fombeur vio una Mercedes-Benz L 911 en cuya matrícula ponía, precisamente „SKI“. En ese momento se le ocurrió la idea de convertir una vieja furgoneta de uso urbano en una camper destinada la actividades al aire libre y los deportes de invierno en Sudamérica. Así nació, en Argentina, „La Chanchita“.

Una camper para personas afines.

¿Cuál es la mejor manera de compartir con los demás la pasión que uno siente por las cordilleras de América del Sur, por la escalada, el excursionismo y los deportes de invierno? Pues, comprarse una furgoneta vieja, restaurarla, convertirla en hotel móvil y viajar en ella por el continente con personas afines. Eso fue, justamente, lo que el francés Manu Fombeur hizo en la ciudad argentina de Bariloche, al transformar en camper una Mercedes-Benz L 911, a la que dotó de todos elementos pertinentes para que sus huéspedes pudiesen disfrutar, por ejemplo, de baño, cocina, camas para cinco personas, sala de cine e incluso de una estufa a leña. Esta es la historia de Manu Fombeur y „La Chanchita“.

In the cockpit of a Mercedes-Benz L 911 with a snowy South American landscape in the background

Almost like a fairy tale: Manu Fombeur transports his guests to remote locations in South America with the L 911. The journeys usually revolve around skiing, hiking, climbing or surfing.

¿La palabra “SKI“ en la matrícula? „¡Tiene que ser un presagio!“

MYVAN: ¿Cómo surgió la idea de transformar en camper una antigua L 911?

Manu Fombeur: Estaba haciendo un largo viaje de esquí por América del Sur y, como lo vengo haciendo desde hace diez años, me detuve para esquiar en Bariloche. Allí me llamó de inmediato la atención la vieja furgoneta Mercedes-Benz y, sobre todo, el hecho de que las letras de su matrícula formasen la palabra „SKI“. De inmediato pensé que solo podía ser un presagio.

MYVAN: ¿En qué sentido?

Manu Fombeur: Soy un apasionado del esquí libre y pensé que con la furgoneta podía conseguir algo o, mejor dicho, podía realizar el sueño de construir un hotel móvil para aficionados a los deportes extremos e invernales. Como no podía pagar el precio yo solo, me puse en contacto con algunos patrocinadores, a quienes la idea entusiasmó de inmediato. Compré el vehículo y empecé a ponerlo a punto. Un año medio más tarde la L 911 se había convertido en „La Chanchita“.

Tres encargados de La Chanchita delante de su L 911

Las gestores de La Chanchita: Sobre la base de una antigua Mercedes-Benz L 911 construyeron en Argentina una confortable camper.

La camper proporciona independencia, movilidad y libertad.

MYVAN: ¿ Qué objetivos perseguías al camperizar la furgoneta ?

Manu Fombeur: Sudamérica ofrece muchas posibilidades, tanto para quienes practican deportes extremos como para los aventureros, fotógrafos, cineastas y en general a quiens gusten de cualquier otra actividad al aire libre. Pero la mayoría de los sitios pertinentes, como, por ejemplo, los que se encuentran en Los Andes, son de muy difícil acceso. A diferencia de la europea o norteamericana, la infraestructura turística de Sudamérica está apenas desarrollada. Ante ello, la camper proporciona independencia, movilidad y libertad, tanto a quienes buscan simplemente estar lejos de la civilización como a los que desean visitar las atracciones turísticas. „La Chanchita“ permite realizar las más variadas actividades: surf, esquí, trekking, kayak, bicicleta, skateboard etc.

Finalmente, al convertirla en camper, yo le di una tercera vida.

La camper denominada „La Chanchita“ aparcada frente a un lago de Sudamérica

Un hermoso lago perdido en medio de la cordillera. En Sudamérica no es tan fácil acceder a lugares como este. Pero el hotel móvil „La Chanchita“ ofrece una buena solución.

Ayer, un vehículo de transporte escolar. Hoy, La Chanchita.

MYVAN: ¿Qué sabes de tu L 911?

Manu Fombeur: Que se trata de una furgoneta Mercedes-Benz fabricada en 1966 y que en un comienzo fue usada como vehículo de transporte escolar en Buenos Aires. Luego la transformaron en camioneta y circulaba sobre todo en la Patagonia. Finalmente, al convertirla en camper, yo le di una tercera vida.

MYVAN: ¿ Tú también vives en ella?

Manu Fombeur: No, yo conduzco a mis huéspedes a lugares de América de Sur a los que no habrían podido acceder por sus propios medios.

No existe el viaje típico.

MYVAN: ¿Cómo es el viaje típico en la L 911?

Manu Fombeur: Cada viaje es diferente. No hay un plan establecido. Los interesados se ponen en contacto conmigo, trazamos una ruta a grandes rasgos y salimos. Generalmente la ruta se va definiendo durante el viaje, fijando diariamente el próximo destino. Así es en Sudamérica.

MYVAN: ¿Dinos tres momentos inolvidables que hayas vivido durante estos viajes por Sudamérica?

Manu Fombeur: El volcán Lanín, en la frontera de Argentina y Chile, es impresionante. También es imprescindible recorrer la ruta de los siete lagos en la región norte de la Patagonia Argentina. Cabe mencionar, por último la magnífica estación de esquí El Bolsón, situada también en la Patagonia, en el glaciar Perito Moreno. La vez que estuve allí, la nieve fresca llegó a más de un metro en 48 horas.

En el interior de La Chanchita se encuentran todos los elementos necesarios para una expedición: una pequeña cocina, cómodos asientos, cinco camas e incluso una estufa a leña.

La gran ventaja de una camper como La Chanchita es que permite a los usuarios hacer un alto en cualquier sitio.

La Mercedes-Benz L 911, “La Chanchita“ también se luce en el invierno de la Patagonia argentina.

Los huéspedes de „La Chanchita“ pueden disfrutar de fogatas bajo el cielo estrellado de Argentina, así como de un interior un confortable.

El dueño de La Chanchita viaja a menudo con sus huéspedes en la L 911 a las montañas patagónicas.

La mayoría de los huéspedes de La Chanchita viaja a Los Andes a practicar esquí o snowboard.

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images