Cambio de nuestra política de privacidad

Estimado visitante, Actualmente, Daimler AG se encuentra en proceso de reorganización. A partir del 1 de noviembre de 2019, Mercedes-Benz AG será la entidad responsable o corresponsable de este sitio a efectos de lo dispuesto en el R.G.P.D. Declaración de privacidad (actualizada el 1 de noviembre de 2019).

Atrapados en la nieve y el barro: las cosas que funcionan cuando ya no se mueve nada.

La Vito 4x4 pasa por el paisaje invernal de Suecia

¿Qué hacer cuando el barro y la nieve os impiden continuar el viaje? En nuestra serie sobre averías hemos compilado los mejores consejos para vosotros.

Mantener la calma cuando los neumáticos empiezan a patinar.

Una carretera remota en el frío glacial de enero. Durante horas, la nieve se ha arremolinado sin cesar y está cayendo sobre el parabrisas. El destino del día está muy cerca. El estómago comienza a rugir, el largo viaje os crispa los nervios y de repente tenéis por delante un tramo de carretera que no ha visto quitanieves durante varias horas. No es posible tomar una ruta alternativa y empecéis a acelerar … Si entonces os quedáis detenidos y las masas de nieve parecen insuperables, es importante mantener la cabeza fría y no perder los nervios cuando los neumáticos empiezan a patinar. Hemos compilado una lista de los mejores consejos para desatascar vuestra furgoneta.

Los neumáticos de la Vito 4x4 en la nieve

El hielo y la nieve pueden constituir un verdadero obstáculo.

Los pasos más importantes en el caso de avería

  1. Respirar profundamente.
    ¡Lo más importante es mantener la calma! Esto se aplica en particular a las averías en la autopista, donde la gente suele conducir muy deprisa, pero también a incidentes que ocurren lejos de las rutas muy frecuentadas.
  2. Alertar a otros usuarios de la ruta.
    Primero es necesario encender los intermitentes de emergencia, ya que accidentes por alcance también pueden ocurrir en caminos forestales. Si éstos han dejado de funcionar, hay que asegurar el lugar para que no se produzca otro accidente.
  3. Abandonar la zona peligrosa.
    Si aún es posible desplazar la furgoneta, inmediatamente buscaos un estacionamiento seguro. En la autopista, es mejor buscar un nicho de emergencia, o, si esto no es posible, detenerse en el arcén. Si estáis fuera de carretera, aplica lo mismo: es imprescindible buscar un sitio donde no corréis ningún riesgo de ser atropellados por un coche o camión acercándose con gran rapidez.
  4. No asumir ningún riesgo.
    Si el automóvil ya no puede desplazarse o en cuanto se haya aparcado aseguraos de no bajar sin examinar vuestro entorno. Siempre bajad en el lado del acompañante, o sea dando la espalda a la carretera.
  5. Es obligatorio ponerse el chaleco reflectante.
    El color naranja le sienta bien a cualquiera. En España e Italia, los chalecos reflectantes son obligatorios desde 2004, en Alemania desde 2014. En los Estados Unidos, llevar chalecos en el auto sólo resulta obligatorio en determinados estados. No obstante – dondequiera que estéis – en todo caso es recomendable tener a mano algunos chalecos reflectantes. A todos aquellos que prefieren no correr ningún riesgo les recomendamos que lleven más de dos chalecos para que en caso de avería cada pasajero pueda llamar la atención a sí mismo.
  6. Colocar un triángulo de peligro o bengalas.
    En la mayoría de los países europeos es obligatorio tener un triángulo de peligro. Dependiendo del entorno, éste debe colocarse a una distancia de 50 o 400 metros del lugar del accidente. En caso de que una curva impida la visión y os hace invisible, debéis colocar el triángulo de peligro antes de la curva. En los Estados Unidos y otros continentes, las partes implicadas en el accidente a menudo también utilizan “bengalas” (denominadas “flares”). Éstas se iluminan con indicadores LED o se encienden para alertar a otros usuarios de la ruta. Prestad especial atención a no exponeros a riesgos durante la colocación del triangulo de peligro o la bengala.
  7. Obtener ayuda.
    En cuanto el lugar de la avería esté asegurado, podéis encargaros del problema. Durante la espera es indispensable protegerse colocándose detrás del quitamiedos. Los miembros de un club automovilístico pueden ponerse en contacto con éste, todos los demás deben llamar al servicio de asistencia en carretera o al servicio de grúa. Es fundamental indicar la ubicación exacta. Mediante el teléfono inteligente o el sistema de navegación ésta puede identificarse fácilmente.
  8. Intentar resolver el problema por cuenta propia.
    Quienes quieren intentar resolver el problema por cuenta propia y llevan el equipo necesario, pueden inspirarse en nuestros consejos sobre cómo actuar en caso de sufrir una avería. Una vez más, es importante aseguraros que no os pueda pasar nada y que el vehículo se encuentre en un aparcamiento seguro.

Por favor tener en cuenta que las leyes puedenvariaren elpaísenelque viajan.

La Sprinter 6x6 de Oberaigner pasa sobre un montículo

No hay prácticamente nada que impida a la Sprinter 6×6 de Oberaigner a seguir adelante.
En casos excepcionales cuando se produzcan problemas, una cincha tensora y un listón de madera resultan muy útiles.

Como se logra desatascar el auto “meciéndolo” en la nieve.

Una persona que se queda atrapada en la nieve, debe mantener la calma. Si uno corre presas del pánico y pisa el acelerador, probablemente se atascará aún más. Una solución para desatascarse consiste en “mecer” el auto cuidadosamente. Primero se debe quitar la nieve con una pequeña pala u otra herramienta similar. Luego enderezar los neumáticos lo más posible y cambiar rápidamente entre avanzar e ir en reversa . Eso ayuda a tomar pulso y superar el ventisquero. Otra posibilidad es meter un tapete o cartón debajo de las llantas o echar arena o grava por debajo – el material os dará tracción y os ayudará a salir de la nieve resbaladiza. Después arrancar suavemente para que los neumáticos agarren mejor. En el caso de que esto resultara inútil, preparar unas mantas calientes y guardarlas en la furgoneta. Ayudan a mantener el cuerpo caliente si se tiene que esperar mucho tiempo a la llegada del quitanieves.

Una Sprinter 211 CDI conduce por el barro

Conducir tanto sobre terreno irregular como llano, y por el barro también – esto se logra con los trucos adecuados.

Superar lodazales con una rama y una cincha tensora.

Quien se queda atascado en barro y tierra fuera de la carretera o en una carretera sin asfaltar, también puede liberar el auto con una pala y unos tapetes. Otra posibilidad consistiría en desatascar las llantas mediante una rama o un listón de madera. Este método es particularmente útil cuando durante mucho tiempo habéis intentado sin éxito sacar el coche y se ha formado un surco. La rama o el listón deben de ser muy estables y tener una longitud de aproximadamente medio metro y un diámetro de unos ocho centímetros. El objetivo es estabilizar el agarre de la rueda con la madera y aumentar la superficie de apoyo. Para ello es preciso colocarla frente a la rueda motriz hundida; a ser posible, utilizando una cincha tensora, pero una cuerda fuerte es apropiada también. Si ambas ruedas de propulsión se han atascado, desde luego todos los materiales se necesitarán en versión doble.

Cómo liberarse con un listón y una cincha tensora:

  1. Antes de colocar el trozo de madera, a las ruedas motrices se les debería dar la vuelta de tal manera que uno de los orificios de la llanta esté en la posición de las 12.
  2. Haga pasar la cincha tensora por este orificio y átela alrededor de los neumáticos.
  3. A continuación, el listón debe colocarse en la parte superior del neumático. Se debe prestar atención a no insertar el listón demasiado en el paso de rueda. De lo contrario puede que se produzcan daños.
  4. Estire la banda sobre el listón y enróllela varias veces alrededor de la rueda. Siempre fije el extremo suelto de la cuerda o banda para que éste no se enrolle alrededor del neumático. Después fije el listón en el otro lado siguiendo el mismo principio.
  5. Arranque el motor y comience a desplazarse lentamente hacia adelante y atrás. El objetivo es hacer girar el listón junto con la rueda.
  6. Retire las herramientas cuando la operación ha sido exitosa y las llantas se han desatascado.

  • Sprinter 6x6 fuera de pista
  • La Mercedes-Benz 310 D vadeando un río
  • Un Mercedes-Benz Sprinter atraviesa un gran charco
  • Un Mercedes-Benz 1300 L pasa por un paisaje de montaña con nubes

El trabajo en equipo ayuda a seguir adelante.

En cuanto el lugar de la avería esté asegurado, los pasajeros pueden colaborar. Una posibilidad es empujar el vehículo – es necesario acelerar cuidadosamente para prevenir caídas y maximizar el efecto. Otra solución es distribuir el peso dentro de la furgoneta de manera inteligente.

Cuando ya no funciona nada, es recomendable utilizar cadenas para nieve.

Si tenéis secciones de la carretera por delante que son de difícil circulación, es una buena idea colocar las cadenas para nieve. Éstas ocupan poco espacio y ofrecen el agarre que vuestros neumáticos requieren en condiciones de nieve o barro. Simplemente poned cadenas para nieve alrededor de los neumáticos fijándolas arriba y en el centro. A continuación, apretadlas sobre los neumáticos. Tras un breve arranque, fijad las cadenas otra vez. Otra medida muy importante es asegurar el extremo suelto y prestar atención a las instrucciones de uso para este caso.

Una Mercedes-Benz MB 310 con cadenas para nieve pasa por el hielo y la nieve

Cuando ya no funciona nada, es recomendable utilizar cadenas para nieve.

Fotos: Daimler; Felix Schwarz; Kai Knoerzer; Chad Smith; Länge x Breite x Weite; Deborah Wanner und Dominic Egloff; Oberaigner

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images