Cambio de nuestra política de privacidad

Estimado visitante, Actualmente, Daimler AG se encuentra en proceso de reorganización. A partir del 1 de noviembre de 2019, Mercedes-Benz AG será la entidad responsable o corresponsable de este sitio a efectos de lo dispuesto en el R.G.P.D. Declaración de privacidad (actualizada el 1 de noviembre de 2019).

La furgoneta tiene un pinchazo – ¿Qué hacer cuando se oye un estallido o silbido?

Una Mercedes-Benz Sprinter aparca en un aparcamiento.

Terrenos intransitables, carreteras sin asfaltar, ni un alma viviente por kilómetros a la redonda, vastos y abiertos paisajes a vuestro alrededor, y de repente ya no se puede seguir conduciendo…

¡Bang! Si el neumático reventa cuando se conduce a toda marcha.

Quien busca la aventura, en algunos casos tendrá que conformarse con carreteras en mal estado, caminos de grava o pistas de tierra. Con el accionamiento 4×4, la Sprinter y la Vito están bien preparadas para tales rutas. Sin embargo, puede ocurrir que un clavo, una pieza de metal, una rama o una piedra aguda van a perforar la rueda. Quienes deseen resolver el problema ellos mismos en vez de llamar un servicio de asistencia en carretera, pueden orientarse en los siguientes pasos. Un factor importante: quien está acelerando y de repente escucha un fuerte estruendo, debería mantener la calma. ¡Es muy importante no sobrevirar el vehículo o, paralizados por el miedo, dar un volantazo a la izquierda o la derecha!

Una Mercedes-Benz Vito pasa por un lugar de construcción muy polvoriento

Lugares de construcción y caminos pedregosos son peligrosos para los neumáticos – sucede a menudo que un clavo o una piedra afilada perfora el neumático.

Los pasos más importantes en el caso de avería

  1. Respirar profundamente.
    ¡Lo más importante es mantener la calma! Esto se aplica en particular a las averías en la autopista, donde la gente suele conducir muy deprisa, pero también a incidentes que ocurren lejos de las rutas muy frecuentadas.
  2. Alertar a otros usuarios de la ruta.
    Primero es necesario encender los intermitentes de emergencia, ya que accidentes por alcance también pueden ocurrir en caminos forestales. Si éstos han dejado de funcionar, hay que asegurar el lugar para que no se produzca otro accidente.
  3. Abandonar la zona peligrosa.
    Si aún es posible desplazar la furgoneta, inmediatamente buscaos un estacionamiento seguro. En la autopista, es mejor buscar un nicho de emergencia, o, si esto no es posible, detenerse en el arcén. Si estáis fuera de carretera, aplica lo mismo: es imprescindible buscar un sitio donde no corréis ningún riesgo de ser atropellados por un coche o camión acercándose con gran rapidez.
  4. No asumir ningún riesgo.
    Si el automóvil ya no puede desplazarse o en cuanto se haya aparcado aseguraos de no bajar sin examinar vuestro entorno. Siempre bajad en el lado del acompañante, o sea dando la espalda a la carretera.
  5. Es obligatorio ponerse el chaleco reflectante.
    El color naranja le sienta bien a cualquiera. En España e Italia, los chalecos reflectantes son obligatorios desde 2004, en Alemania desde 2014. En los Estados Unidos, llevar chalecos en el auto sólo resulta obligatorio en determinados estados. No obstante – dondequiera que estéis – en todo caso es recomendable tener a mano algunos chalecos reflectantes. A todos aquellos que prefieren no correr ningún riesgo les recomendamos que lleven más de dos chalecos para que en caso de avería cada pasajero pueda llamar la atención a sí mismo.
  6. Colocar un triángulo de peligro o bengalas.
    En la mayoría de los países europeos es obligatorio tener un triángulo de peligro. Dependiendo del entorno, éste debe colocarse a una distancia de 50 o 400 metros del lugar del accidente. En caso de que una curva impida la visión y os hace invisible, debéis colocar el triángulo de peligro antes de la curva. En los Estados Unidos y otros continentes, las partes implicadas en el accidente a menudo también utilizan “bengalas” (denominadas “flares”). Éstas se iluminan con indicadores LED o se encienden para alertar a otros usuarios de la ruta. Prestad especial atención a no exponeros a riesgos durante la colocación del triangulo de peligro o la bengala.
  7. Obtener ayuda.
    En cuanto el lugar de la avería esté asegurado, podéis encargaros del problema. Durante la espera es indispensable protegerse colocándose detrás del quitamiedos. Los miembros de un club automovilístico pueden ponerse en contacto con éste, todos los demás deben llamar al servicio de asistencia en carretera o al servicio de grúa. Es fundamental indicar la ubicación exacta. Mediante el teléfono inteligente o el sistema de navegación ésta puede identificarse fácilmente.
  8. Intentar resolver el problema por cuenta propia.
    Quienes quieren intentar resolver el problema por cuenta propia y llevan el equipo necesario, pueden inspirarse en nuestros consejos sobre cómo actuar en caso de sufrir una avería. Una vez más, es importante aseguraros que no os pueda pasar nada y que el vehículo se encuentre en un aparcamiento seguro.

Por favor tener en cuenta que las leyes puedenvariaren elpaísenelque viajan.

Sugerencia para situaciones de emergencia: usar un sellador como solución transitoria.

Primero controlad la presión del neumático y quita el objeto extraño con precaución. Quien descubre un pequeño pinchazo en el neumático y lleva un infla repara con producto estanqueizante, puede utilizarlo. Sin embargo, se trata de una solución temporal, ya que a largo plazo el sellador podría ser la causa de que las válvulas se queden pegadas a sus guías. Sin embargo, si el neumático y el pinchazo permanecen sellados, es posible hacer recorridos cortos con ellos, por ejemplo, para llevar el automóvil al taller o ir a la ciudad más próxima. Es importante no y preferiblemente quedarse por debajo de 60 km/h.

Los neumáticos de la Mercedes-Benz Vito

Una vez que el neumático esté averiado, no se debe continuar conduciendo bajo ninguna circunstancia. De lo contrario, el vehículo podría dar bandazos y el conductor podría perder el control de su vehículo.

¿Cómo cambiar un neumático? Los preparativos.

El primer paso en el cambio de neumáticos sirve para estabilizar el vehículo. Si la superficie es tan blanda que la rueda se hunde en ella, es conveniente meter un tablero debajo. En la Sprinter, la Citan y la Vito, respectivamente, se encuentra una rueda de recambio debajo de la superficie de carga posterior. En el canal en YouTube sobre furgonetas de Mercedes Benz encontraréis una instrucción detallada sobre su uso.

¿Qué cosas se deben tener en cuanta a la hora de cambiar los neumáticos?

Quienes se sienten muy inseguros deberían consultar el manual de instrucciones. Allí se explican los puntos que deben observarse en particular – por ejemplo, donde se encuentra el gato elevador. Es muy importante asegurarse que el vehículo se encuentre en un lugar seguro y llano. Para ello es absolutamente necesario poner el freno de estacionamiento y engranar la primera. Si se trata de una furgoneta automática, es preciso colocar la palanca en “P”. Si continuáis a sentiros inseguros, asegurad la furgoneta con una piedra para que no se desplace.

Es esencial tener lo siguiente:

  • llave para tornillos de rueda
  • llave para tuercas de rueda
  • llave dinamométrica
  • gato elevador
  • rueda de recambio
  • chaleco de seguridad
  • guantes de trabajo
  • rueda de repuesto inflada a la presión recomendada

Un hombre arregla la rueda de su furgoneta Mercedes-Benz

Para todos los apasionados del bricolaje es importante siempre llevar las herramientas necesarias.

Paso 1 – Retirar la rueda dañada.

  • Para manejar el proceso de manera rápida y eficaz, se recomienda tener disponible las herramientas y la rueda de recambio.
  • Quitar el tapacubos (si está disponible) con la llave para tuercas de rueda, luego aflojar los tornillos de rueda transversalmente dándoles media vuelta con la llave para tornillos de rueda.
  • Colocar el gato elevador de tal manera que la rueda que debe ser reemplazada se levante hasta alcanzar la altura de montaje adecuada. Encontraréis más información sobre este tema en el manual de instrucciones y la directriz de seguridad que aparece en el mismo.
  • Luego destornillar por completo las tuercas de rueda, quitar la rueda pinchada y colocarla debajo de la furgoneta. (Atención: ¡Existe el riesgo de que empiece a rodar!)
Dos furgonetas Mercedes-Benz están en un camino accidentado

Si os encontráis en una carretera remota, aseguraos de estacionar vuestra furgoneta de manera segura y visible para no dificultar la circulación de otros vehículos.

Paso 2 – Montar la rueda de recambio.

  • Poner la rueda de repuesto, luego atornillar a mano todas las tuercas de rueda.
  • Siempre utilizar tuercas y tornillos de rueda intactos.
  • Sacar la rueda desmontada que está debajo de la furgoneta.
  • Posteriormente, bajar la furgoneta otra vez hasta tal punto que los neumáticos se apoyen en el suelo.
Un neumático es inflado en un terreno embarrado

Para controlar y regular la presión de los neumáticos es útil llevar un compresor y un manómetro.

Paso 3 – Apretar las tuercas de rueda.

  • Atornillar las tuercas en forma de cruz y apretarlas con la llave dinamométrica en el sentido de rotación del neumático. Observar el par de apriete prescrito por Mercedes – lo encontraréis en el manual.
  • Luego dejar vuestras herramientas, la vieja rueda y el gato elevador en su lugar.
  • ¡Antes de partir, no olvidar de recoger el triángulo de señalización!
Una Sprinter 4x4 pasa por el Sáhara

Si os encontráis lejos de toda civilización, la única solución es enfrentar el problema y cambiar el neumático vosotros mismos.

¿Qué debe observarse al conducir con la rueda de recambio?

Al conducir el primer kilómetro con la rueda de recambio, es importante mantener una velocidad baja. Ésta a menudo tiene una presión demasiado baja y el vehículo no reaccionará como solía hacerlo antes. Por ello, lo mejor es reinflarla en una estación de servicio y reapretar las tuercas de rueda. Cuando os resulte conveniente, hacer revisar los pares de apriete de las tuercas de rueda en un taller especializado. Si éstos son demasiado apretados o demasiado sueltos, pueden provocar un daño en la rosca y un aflojamiento de los tornillos. Los pinchazos se pueden reparar bien si se trata de neumáticos recién comprados y la banda aún no está desgastada. En este caso, un taller de reparación puede sellar el pinchazo desde dentro con una tira de relleno.

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images