Cambio de nuestra política de privacidad

Estimado visitante, Actualmente, Daimler AG se encuentra en proceso de reorganización. A partir del 1 de noviembre de 2019, Mercedes-Benz AG será la entidad responsable o corresponsable de este sitio a efectos de lo dispuesto en el R.G.P.D. Declaración de privacidad (actualizada el 1 de noviembre de 2019).

Recorriendo los Estados Unidos con la tabla de skate a bordo de la Sprinter.

Un Mercedes-Benz Sprinter blanco en una carretera desértica

Daniel Barousse realiza su sueño de skater recorriendo los Estados Unidos y disfrutando a tope de su deporte favorito.

De Lafayette a la aventura.

Daniel Barousse es oriundo de Lafayette, Luisiana, donde hasta hace poco llevaba un vida común y corriente. Después del bachillerato fue a la universidad para trabajar luego como agente comercial en el sector textil y de la confección. Sus siguientes pasos habrían sido, en orden consecutivo, casarse, comprarse una casa y descansar. En algún momento, muchos de sus amigos que habían optado por ese camino se dieron cuenta que no eran felices ni mucho menos. Por ese entonces, Daniel descubrió que lo que de verdad quería era conocer lo más posible de nuestro hermoso planeta.

Un hombre sentado en una furgoneta mirando la puesta de sol

Daniel le encanta a pasar una tarde relajada leyendo, cocinando o escuchando música en su camioneta.

Empezar siempre es difícil.

A través de diversos canales de YouTube e Instagram dedicados a la vida en furgoneta, Daniel vio en esta forma de vivir una buena posibilidad para realizar su sueño. Y fue así como hace dos años decidió alquilar una furgoneta camper para dar sus primeros pasos en como furgonetero. Muy pronto descubrió que se trataba de una opción insuperable. Más tarde, en noviembre de 2017, adquirió en Chicago una Mercedes-Benz Sprinter 144 de techo elevado, que poco después empezó a transformar tal y como había planeado. En un comienzo, a sus padres no les hizo demasiada gracia el hecho de que su hijo pidiera un crédito destinado a comprarse una furgoneta para vivir en ella. “No me puedo imaginar como uno puede llegar a los 60 años sin haber hecho todas esas experiencias solamente porque en su día tuvo miedo”, comenta Daniel.

Una de las mejores cosas de mi vida actual: Puedo hacer skate con gente como yo en cualquier lugar de los Estados Unidos.

“No soy una persona que se rinde a las primeras de cambio”.

Daniel tardó aproximadamente dos meses en llevar a cabo la camperización, que, por cierto, no estuvo exenta de dificultades. “Hubo momentos en los que estuve a punto de ponerme a llorar. Pero no podía abandonar. No soy una persona que se rinde a las primeras de cambio”. Ahora se siente orgulloso de haber camperizado su Sprinter de forma totalmente independiente, a pesar de no tener demasiada experiencia en el trabajo manual. “El mayor reto fue montar el revestimiento de madera: En el interior de la Sprinter prácticamente no existen las líneas o ángulos rectos y resulta muy difícil encontrar piezas que se adapten a las líneas curvadas”.

Un Mercedes-Benz Sprinter blanco parado en un prado

Daniel ama el Vanlife, aunque plantea ciertos desafíos.

No hay retorno a la vida anterior.

Actualmente lleva ya unos cuatro meses viviendo en la furgoneta y no podría sentirse más feliz. Su viaje arrancó desde Luisiana a Tejas, para seguir luego en dirección a la Costa Oeste, pasando por Nuevo México y Arizona. Desde febrero pasado se encuentra en California, sin que aún se haya fijado un destino final. Aparte de su deseo de visitar los respectivos lugares, la elección de sus siguientes destinos depende de las condiciones que éstos ofrezcan para trabajar desde allí de la mejor manera posible. Cabe señalar que, mediante un punto acceso Wifi móvil, Daniel puede realizar su trabajo en la furgoneta, independientemente de donde se encuentre. Pero desplazarse solo no es algo que necesariamente siempre resulte sencillo. “Este es uno de los aspectos más difíciles de mis viajes. Hay veces en que, definitivamente, me siento solo, lo cual, sin embargo, no dejar de tener efectos positivos, ya que me permite crecer como persona, conocer a fondo el mundo que me rodea y descubrir un modo de vida distinto.” De momento, no se plantea volver a casa y reanudar su vida anterior. “No quiero volver. Amo esta forma de vivir”.

Vista de una playa desde las puertas traseras de un Mercedes-Benz Sprinter

Daniel disfruta de la vista diferente desde su camioneta casi todos los días.

Las mejores condiciones para un skater.

Otra faceta importante en la vida Daniel es el skate, deporte que empezó a practicar hace 18 años, cuando tenía 11, y que ahora practica diariamente durante sus viajes, siempre que no esté lesionado. “Es una de las mejores cosas de mi vida actual. Puedo hacer skate con gente como yo en cualquier lugar de los Estados Unidos. El mejor consejo que le puedo dar a un skater es que disfrute de cada una de la pistas que encuentre en su camino. Así podrá conocer una gran diversidad de personas, algunas de la cuales se pueden convertir en amigos para toda la vida”. Daniel tiene previsto seguir viajando durante ocho meses, o más, si todo marcha bien.

Un hombre sentado con una patineta en la mano en la puerta abierta de un velocista

Cuando tiene once años Daniel aprende a skating: 18 años más tarde todavía ir en monopatín diariamente.

Un Mercedes-Benz Sprinter blanco de pie en la playa

Gracias a los numerosos accesos de WLAN, Daniel puede trabajar directamente desde su furgoneta, sin importar dónde se encuentre.

Una cocina en un Mercedes-Benz Sprinter transformado

100 por ciento hecho a sí mismo: Daniel construyó todo el interior y artesano por sí mismo.

Un hombre sentado en la puerta abierta de un velocista parado en un prado

Al principio, los padres de Daniel no estaban particularmente entusiasmados con su plan, pero al final lo apoyaron en todo.

Las camperizaciones mostradas han sido ejecutadas por empresas oferentes ajenas a Mercedes-Benz, que no ha controlado los productos en cuestión. Por consiguiente, la imagen no constituye una evaluación de la empresa oferente o de sus camperizaciones a través de Mercedes-Benz.

Fotos: Daniel Barousse

Enlaces para explorar más: VC Portraits | Daniel Barousse, Daniel Barousse @Instagram, @Facebook, @Twitter

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images