Vivir en la Sprinter llevando consigo bicicletas de pista y montaña.

Una Mercedes-Benz Sprinter estacionada en un descampado

Britt y Nathan son una pareja australiana de ex ciclistas profesionales que ha creado en su Sprinter camperizada un espacio para llevar sendas bicicletas de pista y montaña.

Vivir en la Sprinter: un vuelco de 180 grados.

Cuando Britt Steele y su compañero Nathan descubrieron la fascinación de vivir en una furgoneta camper, su vida dio un vuelco de 180 grados. “Las posibilidades son ilimitadas. Todo aquel que viaja en furgoneta tiene una historia que contar y una determinada manera de ver la vida”, explica Britt, con entusiasmo. La vida en furgoneta les fascinó desde su primer viaje, en el que aún llevaban una cama provisoria y el espacio para guardar objetos era reducido. Estos dos ex ciclistas profesionales deciden entonces cambiar radicalmente su forma de vida: Muy pronto dejarán su piso de Melbourne, embarcarán su Sprinter hacia Bélgica y tomarán luego el avión que les lleve también hacia allí, para pasar dos o quizás más años recorriendo en furgoneta Europa, Asia y América del Norte. Su lema: mantenerse siempre en movimiento.

En nuestra opinión, la bicicleta es el medio de trasporte perfecto: No hay ninguno que sea tan saludable ni que brinde la oportunidad de conocer personas y sitios como lo hace la bici.
  • Sprinter camperizada con portabicicletas desplegable
  • Una Sprinter equipada con células solares circula por una carretera
  • Una Sprinter de Mercedes-Benz captada desde un dron, circulando por una carretera del interior de Australia
  • Portabicicletas y cama en una Mercedes-Benz Sprinter

Para una transformación bien lograda se requiere perseverancia y ambición.

La experiencia de la primera noche que pasaron en la Sprinter no fue del todo buena. “Nos la pasamos temiendo que alguien viniera a golpear los cristales o la carrocería.” Tanto más agradable fue el amanecer en medio del campo. A partir de entonces, Britt y Nathan empezaron a estudiar la posibilidad de descubrir otros lugares. Mientras, y de forma paralela a sus respectivos trabajos, fueron transformando por su cuenta la furgoneta. Nathan asumió las tareas técnicas más complejas, como la instalación del sistema electrónico y del generador solar. Britt, por su parte, le prestó apoyo y se hizo cargo del diseño. “Finalmente y a pesar de haber sufrido algunos reveses, logramos hacer realidad nuestra idea. Cabe mencionar que los errores cometidos nos ayudaron a encontrar soluciones imprevistas y, en definitiva, a lograr resultados aún mejores.”

Cinco consejos de Britt para quienes se inician en la bicicleta de pista:

  1. Sale a la carretera a entrenar, búscate un equipo y participa en competiciones locales.
  2. Busca amigos con lo cuales puedas competir.
  3. Disfruta del deporte y no te lo tomes demasiado en serio.
  4. La regularidad es esencial: cuanto más regularmente entrenes, tanto más pronto alcanzarás niveles superiores de rendimiento.
  5. Adapta la bicicleta a tu cuerpo; él te lo agradecerá.

Próximo objetivo: descubrir las rutas ciclistas de Europa.

Durante años, Britt y Nathan practicaron el ciclismo a nivel profesional. Ahora, además de montar en bici de pista o montaña, se mantienen siempre en movimiento, bien haciendo senderismo, o bien snowboard y esquí. No les ha sido fácil escoger el modelo de furgoneta para sus viajes. Buscaban un vehículo con espacio suficiente para cuatro bicicletas, como mínimo, y además para el resto de los implementos deportivos. Asimismo, la altura del habitáculo debía permitirles estar de pie dentro de él. Se decantaron por una Mercedes-Benz Sprinter, modelo 2013, que adquirieron en una subasta realizada en Melbourne. Otras dos ventajas de la Sprinter son, por una parte, su fiabilidad propia de la marca Mercedes-Benz y, por otra, la red mundial de servicio que ésta ofrece y que les garantiza que hasta en los lugares más recónditos no tendrán que esperar indefinidamente a que lleguen los recambios que puedan necesitar. A comienzos de 2019 comenzó su largo viaje por Europa, Asia y América del Norte y aunque aún no tienen planes para después, sí tienen claro que llevarán sus bicicletas allí adónde decidan ir.

Las cuatro rutas ciclistas más bellas de Europa:

  1. Portugal tiene rutas ciclistas maravillosas, entre las que destaca la de la Sierra de Monchique, que pasa a través de los alcornocales.
  2. Una ruta espectacular, siempre y cuando no se sufra de vértigo: las escarpadas pendientes del Grand Canyon du Verdon, cerca de la Côte d’Azur.
  3. La escalada al monte Cilento es ideal para disfrutar de la belleza de la región de Nápoles. La ruta en torno a la aldea de Pisciotta se extiende a lo largo del Parque Nacional y ofrece una espléndida vista al mar.
  4. En la región de Chiemgau y Berchtesgaden los ciclistas podrán conocer el estilo de vida bávaro. Se recomienda llevar traje de baño para nadar en el Chiemsee.

Un hombre y una mujer bajo un saliente de roca

La pareja formada por Britt y Nathan se mantiene en movimiento y encara cualquier reto que se les plantee.

Interior de la Sprinter camperizada, en el que se aprecia el panel de la cama y la banqueta

En el interior de la Sprinter se ha incorporado mucha madera, lo que lo hace muy acogedor. Por su parte, el mapa de rascar muestra que la pareja tiene aún muchos planes por realizar.

Un portabicicletas en la Mercedes-Benz Sprinter camperizada

Para llevar sus bicicletas, Britt y Nathan han montado soportes especiales desplegables que aportan seguridad durante el viaje.

Dos jóvenes furgoneteros junto a su Sprinter, en medio de un paisaje impresionante

Britt y Nathan sueñan con recorrer Europa, Asia y América del Norte. Ambos irán a Bélgica en avión y posteriormente, en un buque de carga, llegará allí su Sprinter.

Las camperizaciones mostradas han sido ejecutadas por empresas oferentes ajenas a Mercedes-Benz, que no ha controlado los productos en cuestión. Por consiguiente, la imagen no constituye una evaluación de la empresa oferente o de sus camperizaciones a través de Mercedes-Benz.

Fotos: Britt Steele

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images