La carretera es nuestro hogar: viviendo en la Sprinter.

Emily y Rob dentro de su Sprinter 906 en el Bosque de Dean, situado en Inglaterra.

A través de la lectura del blog que escriben Emily y Rob titulado "The Road is our Home", acompañamos a la pareja en su viaje a bordo de la Sprinter 906.

Cómo subirse a la furgoneta camperizada mediante un clic.

El mar céltico azota con fuerza los acantilados de la costa sur de Inglaterra, mientras una niebla misteriosa envuelve los bosques de la región. Emily, una joven estudiante británica de antro zoología, y Rob, entusiasta mecánico de coches, recorren este paisaje en su Mercedes-Benz Sprinter 906. Como bien lo revela el título de su blog „The road is our home“, la pareja no tiene domicilio fijo. Una noche como cualquier otra, la pareja decidió dejar atrás lo que había sido su vida hasta entonces. Vendieron todo lo que tenían y cambiaron el piso que alquilaban por una furgoneta. Parece la historia típica de unos “desertores de la civilización“ ¿verdad? Sin embargo, lo que diferencia a Emily y Rob de muchos otros furgoneteros a tiempo completo es el blog que ambos escriben y en el que comparten la experiencias vividas, que van desde la compra y posterior camperización de la furgoneta hasta los pormenores de sus numerosos viajes. El resultado es una auténtica guía que proporciona útiles consejos de primera mano a quienes se interesan por la vida en furgoneta. Y para que los seguidores no repitan los errores que ellos han cometido, los autores del blog también incluyen en él las experiencias fallidas. El principal propósito de Emily y Rob es, en cualquier caso, demostrar que cualquier persona puede llevar una vida sobre ruedas, siempre y cuando sea capaz de encarar el proyecto con paciencia y entrega.

Pegatina del blog "The Road is Our Home" en un cristal de la furgoneta

“The Road is our Home”, el lema de Emily y Rob, es a la vez el título de su blog.

Todo el mundo puede convertir su furgoneta en una vivienda sobe ruedas.

Desde un comienzo, Emily y Rob tuvieron claro que su futuro hogar debía ser una Sprinter, ya que este vehículo tenía dos cualidades principales: fiabilidad y larga vida útil. Y es que transformar una furgoneta en un espacio habitable supone un considerable gasto de energía, tiempo y dinero, por lo que resulta indispensable que el resultado sea duradero. Rob llevó a cabo el trabajo de forma totalmente independiente. Aunque como aficionado a la mecánica y gracias a diversos trabajos que había realizado en este ámbito disponía de nociones generales bastante sólidas, le faltaban los conocimientos específicos en materia de camperización. Fue así como acometió la tarea apoyándose solo en tutoriales de YouTube. „No tengo miedo a cometer errores y, lo que es más importante aún, disfruto aprendiendo“, resume. Pero, con todo, el camino no fue fácil. Una de las tareas que más respeto le infundió fue la de cortar la chapa de las paredes laterales para realizar las escotaduras destinadas a las ventanas. A quienes alguna vez no se sientan a la altura de un determinado reto, Rob les recomienda que den un paso atrás, respiren hondo y se convenzan de que con un poco de paciencia todo se puede conseguir.

Nuevo equipamiento interior de la 906

El magnífico resultado de 13 meses de trabajo de camperización.

La vida en furgoneta no es como en los mensajes de Instagram.

En la carretera también pueden producirse situaciones en las que uno llega al límite de sus fuerzas. Una noche, durante su último viaje por el Bosque de Dean, en Inglaterra, la furgoneta de Emily y Rob se quedó atascada en una concavidad pantanosa. Ambos estuvieron horas enteras intentando quitar el barro solo con las manos, a fin de liberar el vehículo. Cuando ya no tenían esperanzas de conseguirlo, de la nada llegó a rescatarles un matrimonio a bordo de un vehículo con tracción total. Esta experiencia la publicarían luego en su blog, para advertir acerca del riesgo que se corre al circular de noche por los bosques sin el correspondiente equipamiento  de emergencia. En principio, hay que ser consciente, eso sí, de que „no todo es perfecto, como sugieren algunos mensajes de Instagram.“

  • Sprinter 906 en medio del Bosque de Dean
  • Emily und Rob vor ihremVista a través del portón trasero abierto de la 906. Sprinter 906
  • Cama junto a la ventana de la furgoneta
  • Fregadero y aparador en el interior de la furgoneta

¿Vivir para trabajar?

Lo que hace algunos años solo  interesaba a un círculo relativamente pequeño, parece haberse convertido en una tendencia importante. Cada vez son más las personas que, tras leer blogs como “The Road is our Home“, se animan a realizar el sueño de vivir en furgoneta. ¿A qué se debe esta cambio en el modo de pensar? La explicación que ofrece Rob es bastante sencilla „Desde hace décadas la gente está habituada a trabajar gran cantidad de horas para poder adquirir objetos que, en realidad, no necesita. Ahora se va dando cuenta poco a poco de que el tiempo es más importante que todo ello.“ Y tiempo es, lo que, precisamente, se toman estos furgoneteros para descubrir el mundo, amaneciendo cada día en un lugar distinto, conociendo nuevas personas y culturas y ampliando su propio horizonte, sin tener que renunciar por ello a dormir en una cama confortable. Lo que buscan es un estilo de vida minimalista, que sea propicio para la inspiración.

Rob al volante de la Sprinter 906

Rob y Emily se sienten fascinados por la vida en furgontea.

Planes futuros.

¿A quién no le gustaría viajar sin rumbo fijo y sin obligaciones profesionales? No obstante, para alcanzar este objetivo no se puede prescindir totalmente del dinero. Actualmente, Emily y Rob, se encuentran trabajando y viven en casas de sus respectivos padres. Su meta es ahorrar lo suficiente como para recorrer Europa durante varios años. Por consiguiente, la gran aventura en furgoneta aún les espera. ¿Y que harán si un día ese viaje les llega a aburrir? Pues simplemente, concebir otro proyecto aún más ambicioso, como trasformar un autobús o una embarcación. En cualquier caso, ambos coinciden en que su proyecto actual no será el último.

A continuación, Emily y Rob quisieran dar algunos consejos a quienes ya se hayan contagiado por el entusiasmo de viajar en furgoneta:

Cuatro consejos básicos para quienes se inician en la vida a bordo de la furgoneta:

  • Tranquilo: Los problemas y los retos forman parte de esta estilo de vida. Al final, siempre hay una solución, solo tienes que encontrarla.
  • Cuidado con las “opciones económicas“: En función de tu presupuesto, deberías adquirir el mejor vehículo posible. Las piezas en mal estado, como las afectadas por el óxido o el moho, dificultan de manera considerable la transformación.
  • No dejes de informarte: Con un solo clic, puedes acceder en internet a gran cantidad de conocimientos valiosos que más adelante te facilitarán mucho las cosas. No obstante, debes estar a atento a las posibles informaciones falsas.
  • No seas excesivamente riguroso contigo mismo: Si algo no sale bien al primer intento, es totalmente normal dar un paso atrás. Al fin y al cabo, el aprendizaje también debe ser una manera de disfrutar.

Rob cocinando en la furgontea

A veces cocinan en la furgo, a veces en casa de sus padres.

The conversions shown were carried out by independent third parties. The suppliers and conversions were not checked by Mercedes-Benz. The image does not constitute an assessment of the supplier and/or the conversions by Mercedes-Benz.

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images