El hogar es la aventura: la vida en furgoneta de Mike y Jess.

Activar contenidos de YouTube

Sí, quiero que me muestren contenidos de YouTube. Encontrará más información y posibilidades de decisión en nuestra Política de privacidad y las directivas sobre cookies.

X4ADD9VmTr0
YouTube aktivieren
Reproducir en YouTube
3:44

Ni siquiera el accidente sufrido con un animal en la carretera, ha impedido a estos amantes de la naturleza realizar su sueño de vivir viajando en furgoneta.

La vida cotidiana como aventura.

La tetera silba. Jess la quita del fuego y llena de agua hirviendo dos tazas esmaltadas que llevan en logotipo “Happy Camper”. El aire fresco estimula el apetito y los estómagos empiezan a gruñir. Bajo los árboles, prepara sobre una mesa de madera una ensalada que irá acompañada de pan. La cena es tan sencilla como enorme es la riqueza del paisaje californiano: En kilómetros a la redonda solo se oye el ruido de los pájaros y el leve crujir del bosque a cada paso. A la distancia se percibe el resplandor del lago en el sol del anochecer. Para Mike este es el escenario perfecto para llevar a cabo sus obras diarias. Desde que inició el viaje, Mike dibuja las impresiones de cada una de sus estancias y realiza, además, obras por encargo. A esta hora, Jess, su mujer, ya ha cumplido las tareas de la jornada redactando correos electrónicos y textos publicitarios.

  • Una pareja acostada en el interior de la furgoneta, con un lago de fondo
  • Vista a un lago en medio de los bosques
  • Cauce de un río de los Estados Unidos
  • Una pareja con una guitarra en medio del bosque

Unas vacaciones de senderismo les abrieron los ojos.

La verdad es que mientras vivían en un chalé adosado de Baltimore, la pareja nunca se había planteado convertirse en viajeros a tiempo completo. Mike ejercía su profesión de arquitecto y acababa de descubrir su pasión por el dibujo. Jess, que es doctora en bioquímica, trabajaba en una agencia de publicidad como asesora en comunicación. Pero todo cambió hace cuatro años, durante unas vacaciones de senderismo por el Parque Nacional Grand Teton. “Al borde de un camino había una Sprinter con un papel que ponía ‘se vende’. Ese fue para nosotros el punto de partida”, recuerdan ahora ambos. “Ya entonces estaba latente en nosotros el deseo de vivir de manera consciente, libre y con unas necesidades materiales mínimas. Queríamos experimentar algo distinto.” Al cabo de un año dejaron atrás su existencia anterior y se lanzaron a la aventura en una Mercedes-Benz Sprinter 2500.

Destinos aconsejados:

Mike y Jess son originarios de la Costa Este de los Estados Unidos y han viajado ya por 44 de los 50 estados de la Unión. La opinión acerca del preferido es unánime: “Hemos pasado un mes en Oregón y nos ha fascinado su increíble belleza.”

El choque con un alce les deja sin casa.

A medida que van recorriendo desiertos, montañas y bosques va creciendo la certeza de haber tomado la decisión acertada. Hasta que la Sprinter choca con un alce que se cruza abruptamente en su camino. Mike y Jess sufren solo algunos rasguños, pero la furgoneta, que ha pasado a ser su nueva vivienda, ha resultado seriamente dañada. “De entrada, fue una gran conmoción; y no era para menos pues nos habíamos quedado sin casa”, nos cuenta Jess. “Pero luego sentimos que el accidente en realidad había fortalecido nuestro deseo de vivir en furgoneta. Fue una lección muy importante que nos animó a emprender la camperización de una Sprinter recién salida de fábrica.”

Después del accidente con el alce, nuestro deseo de vivir en la furgoneta cobró aún más fuerza. Ha sido una experiencia de la que hemos aprendido mucho.
Un hombre en una Sprinter en medio de la niebla

El padre de Mike les facilita herramientas y un sitio para pasar la noche.

Encontrar su propio camino y guiar a los que quieran imitarles.

La experiencia adquirida con la furgoneta anterior y los conocimientos en mueblería que tenía Mike les sirvieron de mucho a la hora de transformar su nueva Sprinter, trabajo que realizaron de forma totalmente independiente, desde el diseño a la ejecución de los detalles. En poco tiempo el vehículo ya contaba con servicios higiénicos, sistema eléctrico, panes solares, muebles y tapizado. Encontraron. Además, espacio bajo las camas para guardar las bicicletas a las que son muy aficionados. En un futuro Mike y Jess se plantean compartir todas estas experiencias: “Vamos a crear un servicio de asesoramiento en materia de camperización, para contribuir a que otros también realicen el sueño que nosotros ya hemos realizado.”

Dos Mercedes-Benz Sprinter en un puente sobre un río

Bosque y agua hasta donde llega la mirada. Son las vistas panorámicas que ofrece el territorio de los Estados Unidos.

Un campamento en el bosque junto a dos Mercedes-Benz Sprinter

Muchos de los recuerdos de viaje de la pareja están relacionados con la personas que han ido encontrando a su paso.

Un hombre mira desde su furgoneta

La pareja disfruta cada mañana descubriendo nuevos lugares.

Una pareja acampando junto a una Mercedes-Benz Sprinter

La pareja de furgoneteros comparte muchos pasatiempos. Uno de ellos es el paddle surf.

Una mujer y un hombre en la barra de un chiringuito

Excursión a la civilización: para variar un poco, de vez en cuando se puede comer en un puesto de comida rápida.

Dos Mercedes-Benz Sprinter en una carretera

Hace poco recibieron la visita de un furgonetero amigo.

Dos viajeros cargan bicicletas en una furgoneta

Durante sus estancias, las bicicletas les permitem recorrer hermosos lugares más allá de las rutas por las que circula la furgoneta.

Una pareja comiendo en medio del bosque

Desde abril de 2017 Mike y Jesse comen casi diariamente a cielo abierto.

Fotos: Go-VanSacha Roy

Enlaces para explorar más: go-van.com – @Instagram@Facebookvanthere.com@Instagram, @Facebook

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images