Cambio de nuestra política de privacidad

Estimado visitante, Actualmente, Daimler AG se encuentra en proceso de reorganización. A partir del 1 de noviembre de 2019, Mercedes-Benz AG será la entidad responsable o corresponsable de este sitio a efectos de lo dispuesto en el R.G.P.D. Declaración de privacidad (actualizada el 1 de noviembre de 2019).

Sostenibilidad “on the road”: consejos para el vanlife respetuoso con el medio ambiente.

Una mujer se ducha en plena naturaleza delante de su Sprinter

Un estilo de vida ecológico y el vanlife no necesitan excluirse mutuamente. Os ofrecemos consejos prácticos y trucos para vivir de viaje haciendo un uso responsable de los recursos y respetando el medio ambiente.

Cómo transformar una furgoneta de manera sostenible.

El viaje sostenible ya empieza con la transformación de la furgoneta. Si optáis por una transformación individual, deberíais apostar por utilizar materiales naturales. En lo que respecta al equipamiento, no hace falta que todo sea nuevo de trinca. En lugar de ello podéis utilizar materiales existentes o comprarlos de segunda mano; además, serán más asequibles. Las posibilidades abarcan desde muebles de camping desechados hasta equipamientos de cocina, pasando por restos de madera que se pueden convertir en estantes con un poco de habilidad. Un buen aislamiento os evitará tener que usar excesivamente la calefacción o el aire acondicionado. También en este caso conviene utilizar materiales naturales, por ejemplo corcho. Lo mismo rige para el revestimiento del suelo. Como alternativa al elegante suelo de madera, también el linóleo está hecho de material sin contaminantes de procedencia natural. En resumen, se puede decir que siempre se debería dar importancia a una buena calidad al adquirir equipamientos nuevos, porque la sostenibilidad también significa prestar atención a una larga vida útil.

Vista interior de una furgoneta transformada

Los materiales naturales crean un ambiente acogedor, además de ser ecológicos.

Tengo asientos libres.

A la hora de elegir el vehículo, deberíais prestar atención a que el motor tenga un consumo moderado. Por regla general, se puede decir que cuanto más grande sea el vehículo, mayor es el consumo de combustible. Las emisiones por cabeza se reducen si la furgoneta lleva tantos pasajeros como asientos disponibles tenga. Además, la distancia recorrida debería estar en equilibrio con la duración de la estancia. Para escapadas cortas es preferible elegir destinos más cercanos y renunciar a trayectos largos que consumen mucho combustible. Y, finalmente: siempre deberíais conducir según el lema “viaje lento”, porque un estilo de conducción previsor y regular no solo repercute positivamente en el tráfico, sino también en el consumo de combustible.

Un Sprinter entre árboles altos en el bosque

Al vivir y viajar en la furgoneta, el mundo se convierte en la sala de estar y se pasa mucho tiempo en la naturaleza.

Camping en armonía con la naturaleza.

Es preciso abrir los ojos a la hora de elegir la zona de acampada: si queréis viajar de manera sostenible deberíais pararos en campings ecológicos. Entre otros, estos aplican una gestión eficiente del agua y de la energía. Además, su diseño respeta la naturaleza y favorece la biodiversidad. Los campings con certificación medioambiental se reconocen por las ecoetiquetas internacionales (ver abajo). Al acampar también se consume electricidad. Las lámparas LED y los paneles solares son opciones que ayudan a ahorrar energía. Un plus adicional: con el suministro de energía propio no solo viajaréis de manera más ecológica; también seréis más independientes.

Tres ecoetiquetas internacionales para campings.

Para acampar de manera ecológica y sostenible podéis fijaros en las ecoetiquetas internacionales “Green Key”, “Green Globe” y “EU Ecolabel”. Estos programas certifican a los campings que apuestan por la sostenibilidad y la responsabilidad social. Los aspectos evaluados son la eliminación responsable de los residuos, el suministro de energía por instalaciones solares, el uso respetuoso de los recursos, la gestión ecológica del agua y de las aguas residuales, la compra de productos locales, la conciencia ecológica y la responsabilidad social frente a los empleados y clientes, así como la organización de actividades para la sensibilización medioambiental.

Prevención de residuos “on the road”.

La prevención de residuos en carretera resulta decididamente más difícil que en casa, aunque no deje de ser factible. A la hora de comprar, deberíais prestar atención a que los productos tengan el mínimo de material de embalaje y emplear bolsas de tela en lugar de plástico. Los alimentos frescos se deberían comprar, de preferencia, en el mercado. De esta manera apoyáis a los productores locales y evitáis gastar material de embalaje innecesario. Como alternativa a las pequeñas botellas de plástico podéis comprar agua en garrafas grandes y usarla para llenar botellas reutilizables de vidrio o acero inoxidable. La basura generada se debe eliminar correctamente. Para dar un buen ejemplo, deberíais poneros manos a la obra antes de marchar y dejar limpios los puestos donde habéis estado. Quién quiere ir un paso más allá puede organizar una “limpieza de playa” (ver abajo) y liberar las playas de la basura abandonada.

Una persona en la orilla sujeta basura recogida en las manos

Para conseguir mares limpios: todos podemos ayudar a liberar nuestros océanos de los residuos.

Así se organiza una “limpieza de playa”.

La próxima vez que vayáis a la playa, podréis descargar la aplicación “Clean Swell” de Ocean Conservancy y llevaros una bolsa de basura para recoger los residuos abandonados o traídos por el mar, documentándolo posteriormente. No importa en qué parte del mundo os encontráis: los datos recogidos se cargan inmediatamente a la base de datos global sobre desechos de Ocean Conservancy. Estos datos proporcionan una instantánea de los desechos marinos y ofrecen a los investigadores y los responsables políticos los conocimientos necesarios para encontrar soluciones. Seguidamente, podéis compartir vuestro resultado y los efectos conseguidos con vuestros amigos en Facebook o Twitter o por correo electrónico.

Productos naturales para la higiene al practicar el vanlife.

También en los cuidados corporales deberíais apostar por productos ecológicos. Ya sea gel de ducha, champú o pasta de dientes: los productos cosméticos suelen contener microplásticos u otros ingredientes químicos, tales como tensioactivos, que contaminan el medio ambiente porque no se degradan, o solo difícilmente. Para proteger el medio ambiente, podéis recurrir a productos cosméticos naturales o apostar por alternativas: en lugar de una loción corporal convencional podéis utilizar, por ejemplo, aceites nativos puros, tales como aceite de coco, de argán o de oliva. Los jabones sólidos son más respetuosos con el medio ambiente porque generan menos residuos de envases. Muchos productos cosméticos se pueden fabricar fácilmente en casa con unos pocos ingredientes.

Desodorante casero con tres ingredientes.

Ingredientes:

  • 3 cucharaditas de aceite de coco
  • 2 cucharaditas de bicarbonato
  • 2 cucharaditas de almidón de patata o de maíz
  • Opcionalmente: 10 gotas de un aceite esencial de vuestra elección

Preparación:

Mezclar uniformemente el bicarbonato y el almidón. Añadir una parte del aceite de coco líquido (no todo a la vez, para controlar mejor la consistencia). Remover bien hasta obtener una pasta cremosa. Si es necesario, añadir más aceite de coco hasta obtener una suave crema. Para terminar, incorporar opcionalmente 10 gotas de aceite esencial como perfume. Trasladar la crema desodorante a un tarro. ¡Listo! Para la aplicación, retirar simplemente con un dedo una cantidad del tamaño de un guisante. Aplicarla en las axilas y esperar brevemente para que se absorba. (Source: smarticular.net)

Un tarro con aceite de coco y una cuchara de madera

Los aceites nativos, como el aceite de coco, son apropiados para muchos artículos cosméticos.

Alimentos de proximidad y de temporada.

En una furgoneta suele haber poco espacio para guardar comida. Por lo tanto, es esencial comprar de manera consciente. Para ello deberíais elegir alimentos de proximidad y de temporada. Cada país tiene sus propios platos y especialidades regionales. Si ya habéis recorrido una larga distancia, no hace falta que vuestros alimentos hagan lo mismo. En lugar de ello, es mejor apoyar a los productores locales y descubrir las delicias culinarias de la zona. Además, los restaurantes locales suelen ser más económicos que las cadenas de comida rápida. ¿Os cuesta entender el menú? Entonces, deberíais preguntar a la gente del lugar qué os recomiendan.

Un hombre mueve una sartén en la cocina de su furgoneta

De proximidad y de temporada: en el país de destino podréis ampliar vuestros horizontes culinarios.

Las camperizaciones mostradas han sido ejecutadas por empresas oferentes ajenas a Mercedes-Benz, que no ha controlado los productos en cuestión. Por consiguiente, la imagen no constituye una evaluación de la empresa oferente o de sus camperizaciones a través de Mercedes-Benz.

Fotos: Lee & Max; Forest of Dean photographer videographer Capturing Adventure; We, Who RoamTiny Watts SolarMatt McMonagle

Sprinter

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.

Mercedes-Benz Sprinter
Slider images