Haciendo windsurf y viajes con la Mercedes-Benz Vito.

La Vito Mixto acompaña al windsurfista profesional Valentin Böckler durante sus competiciones por toda Europa.

La Vito Mixto acompaña al windsurfista profesional Valentin Böckler durante sus competiciones por toda Europa.

Convertirse en aficionado de la vida en furgoneta practicando el windsurf.

Desde que Valentin Böckler ganó su Vito Mixto en un campeonato de windsurf, se le puede encontrar practicando el windsurf en diferentes lugares, normalmente con la furgoneta que ha sido remodelada conforme a sus necesidades. El vehículo tiene una cama y ofrece espacio suficiente para aparatos de deporte como la tabla de surf y las bicicletas, es muy útil para los viajes, o como salón y dormitorio desplazables. Pero el programa del deportista extremo no incluye solamente viajes de surf, sino también excursiones de fin de semana con la familia y el perro. Böckler siempre está listo para vivir nuevas aventuras. Recién llegado de Vietnam, va a desplazarse directamente a Dinamarca y luego a Austria. Valentin Böckler documenta sus viajes y aventuras en su blog del mismo nombre. Allí sube fotos, vídeos y artículos sobre sus últimas giras y competiciones.

Un hombre descarga una tabla de surf de una Mercedes-Benz Vito negra.

Valentin Böcker se embarca en una aventura con la Vito y su tabla de surf.

La furgoneta de un surfista – es conveniente tener un máximo de flexibilidad.

MYVAN: ¿Cómo llegaste a utilizar la Vito para tus viajes?

Valentin: En 2016 gané el concurso “Surffestival” de Mercedes-Benz, y el primer premio fue un Mercedes clase V para tres meses. Con este vehículo hice un viaje fantástico por Italia. Pero una vez que había sido contratado como embajador de marca para Mercedes-Benz Süverkrüp Automobile en la ciudad alemana de ,Kiel en 2017, mi vida en furgoneta empezó de verdad. Para mí como windsurfista, la Vito Mixto es la más conveniente. Hay espacio suficiente para mi equipo de windsurf y he adaptado la conversión de la Vito a mis necesidades.

MYVAN: ¿Qué cosas eran importantes para ti en la camperización de tu vehículo? Por favor coméntanos cómo la habéis llevado a cabo.

Valentin: Como viajo mucho, tener una cama era muy importante porque muchas veces duermo en alguna playa o me desplazo en la furgoneta. Debajo de la cama necesitaba espacio suficiente para el material de surf y además quería tener espacio para bicicletas en los lados. Y quería dar cabida al asiento de atrás por si tuviera que llevar más de dos personas. Además, debía haber un poco de espacio para la ropa y cosas parecidas. Primero hice un dibujo burdo. Seleccioné y compré el material yo mismo, pero mi papá me ha ayudado en la realización del proyecto.

MYVAN: ¿Cuáles fueron las mayores dificultades en la modificación de la Vito?

Valentin: Además de la cama necesitaba espacio para las bicicletas y el asiento corrido delantero, así como una cierta capacidad de almacenamiento. De manera que al principio resultaba difícil hacer una construcción con un sistema ajustable que permitía extraer y retraer la cama lateralmente. Tampoco debería ser demasiado pesada.

Ficha técnica de la furgoneta

Modelo: Mercedes-Benz Vito Mixto
Longitud: 5.140 mm
Anchura: 1.928 mm
Distancia entre ejes: 3.200 mm
Peso total admisible: 3.050 kg

De una competición a la siguiente.

MYVAN: Tú pasas mucho tiempo fuera de casa. ¿Cómo eliges tus destinos?

Valentin: En la mayoría de los casos coordino mis viajes con el horario de las competiciones. Pero obviamente las condiciones de viento en los “destinos” deben de ser favorables puesto que sin viento no puedo entrenar.

Valentin: Mi destino de ensueño fue Hawái. Este sueño ya me lo ha permitido realizar mi patrocinador GUNSAILS cuando me llevó a una sesión de fotos internacional durante dos años consecutivos, en 2013 y 2014. A decir verdad, posteriormente prácticamente no había otros destinos de ensueño para mí. En 2016, me encontré entre los cinco mejores en un concurso de vídeos con drones, y me invitaron a visitar Noruega. ¡Me sentí tremendamente ilusionado con este país! En cuanto disponga del tiempo suficiente, voy a viajar a Noruega otra vez. También me podría imaginar organizar un viaje por carretera a Noruega.

MYVAN: ¿Recuerdas alguna anécdota de tus viajes que quisieras contarnos?

Valentin: Durante Semana Santa nos fuimos al Hotel Pier a orillas del Lago de Garda porque allí a mediodía el viento sopla muy fuerte.  Pero, por desgracia, el hotel sólo dispone de un aparcamiento sobre el techo porque está situado directamente al lado de un acantilado. El camino hacia arriba es empinado y parece tener apenas un metro de anchura. La cosa más difícil de esta situación fue que en 2016 seguía conduciendo la Vito extralarga lo que significaba que en las curvas y la pendiente del techo tenía enormes dificultades de mantener las cuatro ruedas en el suelo. Durante la bajada tuve que coger velocidad porque el eje delantero de la Vito estaba suspendido en el aire. Esto lo recordaré por mucho tiempo y no le recomendaría a nadie ir allí arriba a toda velocidad con una Vito extralarga, aunque fue una sesión ideal.

Un windsurfista vuela sobre una ola.

Una vez llegado a su destino, Valentin vuela sobre las olas - si el viento sopla lo suficientemente fuerte.

La difícil vida de un windsurfista.

MYVAN: ¿Cuándo y cómo empezaste a practicar el windsurf?

Valentin: Nací en Esslingen cerca de Stuttgart, pero cuando tenía seis años, nos mudamos al norte de Alemania. Desde entonces, todos los fines de semana he surcado las olas del Mar del Norte y del Mar Báltico sobre mi tabla de windsurf. Mi papá también ha practicado el surf durante mucho tiempo. Me ha contagiado con el virus, por así decirlo, y me ha enseñado todo.

MYVAN: Genial. ¿Y cómo se convierte uno en un windsurfista profesional?

Valentin: Una excelente pregunta. ¡Hay que entrenar muchísimo! Pero hoy día, esto ya no es suficiente para ser un windsurfista profesional. Es bastante difícil ganar algo de dinero y ganarse la vida con esto. Pero si realmente lo deseas, puedes conseguir cualquier cosa. La clave del éxito consiste en lograr que tu nombre sea bien conocido en el mundillo del surf. Esto sólo se puede hacer mediante publicaciones en revistas, con vídeos y fotos geniales y una amplia red de contactos en línea. Durante mi formación, me especialicé en marketing en línea y también asistí a un programa de capacitación en relaciones públicas. Esto me ha dado la oportunidad de establecer numerosos contactos a lo largo de los últimos años y seguir una especie de carrera deportiva. Hay que hacer sacrificios para practicar un deporte como profesional …

MYVAN: ¿Has sufrido lesiones deportivas con frecuencia?

Valentin: Haciendo windsurf, puede ocurrir que te tuerces o incluso te rompes algo. En 2015, sufrí una fractura del metatarso durante un entrenamiento en Egipto. Después de recibir la luz verde para meterme en el agua otra vez, en Brasil me fracturé el mismo metatarso otra vez, y otros dos huesos más. Desde luego, esto no debe suceder. Tras someterme a repetidos exámenes médicos, hice un análisis de sangre. El resultado era una deficiencia total de hierro y nutrientes. Por eso, mis huesos no podían volver a unirse completamente. Pocos meses después de haberme sometido a un tratamiento intensivo con infusiones pude volver al agua sin problemas o molestias. En aquel año casi ya me había olvidado de mi carrera deportiva...

MYVAN: ¡Afortunadamente has seguido adelante! ¿Cómo volviste a ponerte en forma?

Valentin: Como entreno en el centro de preparación olímpica de Hamburgo, tengo la buena suerte de estar rodeado de los mejores médicos y fisioterapeutas. Además, mi entrenador personal me ayuda a mantenerme en forma. ¡Lo más importante es que escuches a tu propio cuerpo! Incluso si es nada más que un resfriado.

Sin embargo, aparte de todas las terapias y citas de fisioterapia durante este “año de lesiones”, conseguí desarrollar el segundo pilar de mi trabajo, ampliando mis actividades independientes en los campos de marketing en línea y medios de comunicación.

MYVAN: ¿Qué haces cuando no viajas ni surfeas?

Valentin: Gracias a los numerosos contactos que pude establecer a través de mi deporte, ya tengo una cierta base de clientes. Esto significa que siempre hay trabajo que hacer en el portátil. Todos los meses llegan nuevos proyectos, de manera que mi trabajo no es nada monótono, sino que es muy variado. Sin embargo, siempre estoy contento cuando estoy en mi hogar y puedo pasar tiempo con mi perro y mi familia antes de partir para el siguiente viaje.

Un windsurfista vuela sobre el agua cuando hace buen tiempo.

Ya sea en Italia o como aquí en España: las olas son la especialidad de Valentin.

Siempre listo para la próxima aventura.

MYVAN: ¿Dónde te ves dentro de 10 años? ¿Seguir practicando windsurf?

Valentin: El windsurf es una pasión y una forma de ver la vida también. Ya no puedo vivir sin este deporte, de manera que simplemente miro cómo podré seguir adelante. La combinación de deporte y autoempleo es ideal y soy capaz de combinar muchos proyectos con el deporte y los viajes. Yo no estaría donde estoy hoy sino fuera por el deporte del windsurf.

Un hombre y una mujer en contraluz delante de una Mercedes-Benz Vito.

Un viaje por carretera a Italia con la Mercedes-Benz Vito.

More Links to explore: Valentin Böckler @ Instagram | FacebookYouTube

Vito

Con la Vito saldrá siempre adelante. En carretera y en el entorno de competencia de su empresa. La Vito es ejemplar por su rentabilidad y su calidad, pero también por su flexibilidad y su seguridad.

Mercedes-Benz Vito
Slider images