El sabor entra por los ojos: „La Rika“ ofrece deliciosos bocadillos en una N 1300 de color amarillo vivo.

El matrimonio barcelonés formado por Erika y Josep siempre se sintió tentado por la idea de montar su propia empresa de comida ambulante. Cuando descubrieron la vieja N 1300 se quedaron fascinados y la transformaron en su foodtruck„La Rika“.

Amor a primera vista

Desde siempre Erika y Josep soñaban con crear una pequeña empresa. „A ambos nos fascina cocinar. Para nosotros es mucho más que un pasatiempo“, explica Erika. Por eso, ella y su marido recorrieron durante algún tiempo las calles de Barcelona en busca de la furgoneta adecuada. “Estuvimos meses enteros buscando “, cuenta Josep, de profesión programador de páginas web. Hasta que una vez, en Terrassa, conocieron a Ricard y a su Mercedes-Benz N 1300. „Tuvimos claro de inmediato que era la furgoneta perfecta para nuestro proyecto“, añade.

A ambos nos fascina cocinar. Para nosotros es mucho más que un pasatiempo

El equipo del foodtruck „La Rika“ de Barcelona.

Una transformación hecha con mucho mimo y por sus propios medios

Anteriormente Ricard ya había transformado en una camper esta N 1300, modelo precedente de la MB 100, que se fabricó en Vitoria desde mediado de los años 1970 y que hoy es toda una rareza. „A Ricard le encantaba viajar por todas partes en la furgoneta “, cuenta Erika. No obstante, la traspasó al matrimonio a finales de 2014.

Tras meses de arduo trabajo, ambos esposos volvieron a acondicionar la N 1300 fabricada en1979, convirtiéndola esta vez en su propio foodtruck. Josep empezó por renovar el radiador y por ejecutar algunas pequeñas reparaciones. Pero el vehículo era todavía un camper y no un foodtruck. „Primero retiramos por completo el equipamiento interior “, explica Josep. En su lugar montaron una cocina profesional, incluyendo la instalación de gas y corriente. Cuentan que dedicaron todo el verano a colocar en el piso del coche histórico un revestimiento antideslizante, a montar en el habitáculo estanterías de madera y muebles de cocina, así como a instalar el sistema de iluminación. Para ello tuvieron que transformar en taller la cochera y el jardín de su casa. Asimismo, amigos y familiares arrimaron el hombro.

El foodtruck „La Rika“ aparcado en una calle de Barcelona

RELATED ARTICLE

En 2013 Francisco, Gonçalo y João tuvieron la idea de crear un café móvil. En poco tiempo transformaron una Mercedes N 1300 en un „Combi Coffee“. Desde 2015 el trío viene haciendo disfrutar a los amantes del café de la ciudad de Oporto.

> Read more about  Combi Coffee

Mercedes-Benz N1300

Pintura de color amarillo chillón

Erika, que es diseñadora gráfica de profesión, tenía en mente sustituir el azul celeste de la carrocería de la N 1300 por un amarillo chillón. Ahora solo faltaba el nombre. Optaron por „La Rika“, en primer lugar aludiendo a que el sobrino pequeño de Erika siempre llamaba así a su tía. „El nombre le estaba pintado negocio“, comenta Josep. Ahora el nombre luce en grandes letras sobre el mostrador. „Hemos dedicado mucho tiempo y cariño a este proyecto“, dice Erika. „Y hemos sentido algo muy especial al ver el vehículo terminado.“

Desde hace dos años „La Rika“ está presente en los eventos de comidas que se realizan en Barcelona y sus alrededores. „Servimos sobre todo bocadillos, para los que usamos exclusivamente productos de temporada y de la región “, explica Erika. El pan, por ejemplo lo hacen ellos mismos y los demás ingredientes, como la verdura, el queso y la carne, los compran directamente a los agricultores o verduleros locales.

Servimos sobre todo bocadillos, para los que usamos exclusivamente productos de temporada y de la región

En la imagen: un hombre sentado en el asiento del conductor de una Mercedes-Benz N 1300

La N 1300 : toda una atracción

Los productos de panadería y pastelería, hechos por Josep y Erika, también forman parte de la oferta de „La Rika“.„Siempre procuramos dar a nuestras comidas un toque internacional“, dice Erika. Y el mimo que dedican a su preparación se hace extensivo a la presentación, pues son conscientes de que el sabor entra por los ojos, por lo cual no solo el aspecto de los bocatas de „La Rika“ ha de ser atractivo. „Nuestra N 1300 es toda una atracción para el público “, dice Josep y añade que lo que más admiración provoca en la gente es el buen estado en que se halla la furgoneta. „A menudo nos preguntan por detalles de su historia “ termina diciendo Josep.

Escapando del estrés cotidiano

Desde hace ya mucho tiempo y a pesar de todos sus defectos, el antiguo vehículo ha pasado a ser motivo de orgullo para el matrimonio. Cada viaje hacia un evento ya es una nueva aventura , dice Josep. Obviamente, el motor diésel de cuatro cilindros no fue concebido para correr: 80 km/h es todo lo que puede dar de sí la N 1300. Y, según Josep, tampoco tiene que ir más rápido. „La furgoneta te convierte en otro tipo de conductor “, explica. „Con ella se acaban las prisas y el estrés cotidiano.“ Antes bien, en un vehículo así se disfruta del viaje propiamente dicho. Vas conduciendo tranquilo y relajado“, subraya. Es verdad que el motor hace bastante ruido, “pero eso es parte de esa experiencia especial que constituye cada desplazamiento en la N 1300“, añade Erika.


La Rika
Barcelona, Spain
www.foodtruckya.com

Photos: La Rika & Damaris Riedinger