Original Craftsmen: TedWood – hecho de una madera muy especial

Ted Jefferis crea y fabrica muebles de diseño premiados. Para este fin, el inglés recurre a la artesanía tradicional. En 2013, fundó la empresa «TedWood».

El joven y la madera

El viejo granero, cuya gran puerta de madera abre Ted Jefferis con un poco de esfuerzo, está situado en medio de un denso bosque mixto. Al lado se encuentra un lago que pertenece a esta finca en Bosham, en el Sur de Inglaterra. Las hojas caídas confieren al suelo tonos otoñales de rojo y amarillo. Ted sujeta una engorrosa tabla de madera bajo el brazo izquierdo; detrás de su oreja sobresale un lápiz. «Antes, mi padre construía barcos en este taller», cuenta el joven inglés mientras coloca la tabla con cuidado al lado de la sierra, que también ha visto días mejores. «Ya entonces siempre me gustaba acompañarlo aquí, y ya de niño me encantaba trabajar con mis manos», dice Ted. Se apoya en un banco de trabajo cuya plateada superficie está cubierta de virutas de madera.

Interior de una carpintería con muchas herramientas y una sierra

Muebles como una forma de arquitectura

Ted Jefferis es ebanista, diseñador y arquitecto. Bajo la marca «TedWood», este joven británico diseña, concibe y fabrica desde 2013 muebles de diseño, trabajando de manera tradicional con el cepillo, el formón de carpintero y la sierra, siempre de forma manual; cada mueble es una pieza única. Durante su formación de ebanista y su carrera de arquitectura en la Oxford Brookes University, le ocupaba la idea de imaginar muebles como una especie de arquitectura a pequeña escala. Este concepto no le ha abandonado hasta hoy. «De forma inconsciente interactuamos continuamente con los edificios, las fachadas y los espacios», explica. «Reconocemos las formas y nuestro cerebro reacciona a ellas. Creo que, de una manera muy especial, esto también rige para los muebles.» Al acercarse a la artesanía de la madera desde este punto de vista, la pura artesanía se convierte repentinamente en diseño, arquitectura y, efectivamente, también en arte.

Dos hombres en un taller de carpintería; uno de ellos está mecanizando un mueble

De entonces a hoy: un taller de madera en la cuarta generación

Al finalizar su carrera, cuando volvió a Chichester/Sussex, una pequeña ciudad de 26.000 habitantes en el Sur de Inglaterra, el antiguo taller familiar ya estaba vacío. «Decidió darles una nueva vida a estos antiguos espacios», dice Ted, y cuenta: «Este taller fue construido por mi bisabuelo después de la Segunda Guerra Mundial. Aquí construía a mano botes de madera. Soy de una familia de trabajadores de la madera.» En la actualidad se crean en este taller piezas únicas distinguidas con múltiples galardones y hechas exclusivamente con madera de frondosas británica. A la hora de elegir sus materiales, Ted es muy exigente y, efectivamente, en cierta madera también patriota. «Opino que en Inglaterra tenemos algunas de las mejores maderas para muebles, probablemente mejores que las especies tropicales.»

La naturaleza me inspira y la madera es mi material favorito. Todo lo que hago empieza por un trozo de madera, y mis manos.

Un hombre está mecanizando un trozo de madera en un taller de ebanista

Ted Jefferis «lee» la madera como un libro

El artista ama la soledad y la tranquilidad que encuentra aquí fuera. Hasta ahora se ha resistido al bullicio y a diversas llamadas desde Londres. «Desde siempre he vivido envuelto de madera y árboles», dice Ted. «Crecí en una casa de madera en medio del bosque. Lo necesito.» Ahora, se ríe incluso él. «En serio, la naturaleza me inspira y la madera es mi material favorito. Todo lo que hago empieza por un trozo de madera, y mis manos.» Ted pasa la mano lentamente por la tabla que se trajo del cercano almacén. El dedo índice toca y los ojos exploran la madera de frondosa. Parece leer sus vetas como si fueran letras. «La parte más importante es examinar a fondo la madera, tocarla; quiero decir, estudiarla realmente a fondo», explica Ted.

Formas nuevas con un encanto tradicional

«Cada trozo de madera es único, y mi tarea es resaltar su singularidad.» Podría ser el veteado, la forma, el color, tal vez incluso una pequeña mella que ha quedado marcada en la tabla lisa, explica el inglés. Toma un dibujo a lápiz del escritorio, señala una mesita casi terminada y asiente con la cabeza. Lo que quiere decir: cada uno de sus muebles se crea primero en la mente, luego en el papel y, finalmente, con las manos. Los exquisitos muebles de Ted muestran formas inusuales y tienen un aspecto moderno, pero aparecen envueltos en un encanto tradicional. «Para mí es importante honrar la herencia de nuestros antepasados. No necesito volver a inventar la rueda», opina el fundador de TedWood. «Por este motivo utilizo técnicas antiguas, pero trato de interpretarlas de una manera moderna.»

Dos hombres en una sierra; uno está aserrando una tabla de madera y el otro está mirando

RELATED ARTICLE

Garvan De Bruir es artesano en cuerpo y alma. Su pasión siempre lleva a este irlandés por nuevos caminos: desde muebles de madera hasta bolsos de cuero.

> Conozca más sobre Garvan

Garvan De Bruir se encuentra en su taller

Muebles exclusivos que perdurarán generaciones

El británico asegura que hay que formar una simbiosis con la pieza de madera. «Esto no se logra cuando se utilizan mil máquinas para la fabricación.» La pretensión de Ted es establecer, con sus muebles de alta calidad, una combinación de estética, funcionalidad y sostenibilidad. Quiere crear un contrapeso a la inestable y a veces degenerada cultura de usar y tirar que impera en nuestra sociedad. Su visión: los muebles deben irradiar durabilidad. Deben ser bellos pero, sobre todo, también útiles. Y deben perdurar generaciones. Igual que el taller de Ted, allí fuera, en el tranquilo Bosham.


Website | TedWood

Facebook | TedWood

Con la Vito saldrá siempre adelante. En carretera y en el entorno de competencia de su empresa. La Vito es ejemplar por su rentabilidad y su calidad, pero también por su flexibilidad y su seguridad.