Una heroína cotidiana de color rojo brillante: Recorriendo el día y la noche en la Sprinter

Una ayudante para cualquier situación y a cualquier hora del día. Una mirada al interior de la Sprinter roja nos muestra los factores que la convierten en una heroína cotidiana. 

¡Una heroína de color rojo brillante circula por la ciudad! Con su cuerpo atlético, con la fuerza de sus 156 caballos y con mucho encanto la Mercedes-Benz Sprinter es capaz de encarar todos los retos de la vida diaria. Cuando se desplaza para prestar ayuda, ya sea en medio del silencio nocturno o bien del vértigo del día, siempre lo hace acompañada por una buena estrella. Su sólida estructura alberga una capacidad de carga de 10,5 metros cúbicos y su puerta trasera de dos hojas permite una apertura en 270 grados. Una mirada a su interior nos muestra los demás factores que convierten a la Sprinter en una heroína cotidiana.

La Mercedes-Benz Sprinter de noche

Después de ponerse el sol, la Mercedes-Benz Sprinter sigue siendo una magnífica ayudante a la que ningún obstáculo impide realizar sus proezas nocturnas.

En el mercado semanal a bordo de la Mercedes-Benz Sprinter  

Mientras a su alrededor se propaga el caos, la Mercedes-Benz Sprinter se mantiene serena. Nada es capaz de poner en duda su fiabilidad – ni siquiera el alboroto del mercado semanal.

Sean cuales sean sus cometidos: la Sprinter le facilita el trabajo diario. Nunca se echa atrás, por exigentes que sean sus tareas. Y puede con todo lo que echen. Gracias a las numerosas variantes y más de 600 equipos opcionales, la Sprinter satisface todas sus expectativas, por singulares que parezcan.