yeply — la tienda de biciclos a cuatro ruedas

Antti y Tommi, los fundadores de yeply

Muchos tienen en casa una bicicleta pero están demasiado ocupados para ponerla a punto. Esto es lo que creen Antti y Tommi de yeply. Por eso, se desplazan con su Sprinter hasta los clientes y reparan la bicicleta in situ.

Dos amigos pasan revista al pasado y planean el futuro

A veces Tommi Särkkinen recuerda los comienzos de yeply. Casi siempre sacude la cabeza con asombro. Puesto que, en realidad, la idea de establecer un taller de bicicletas móvil en Helsinki y sus alrededores, surgió tras una simple conversación entre dos amigos, entre Tommi y su viejo amigo de la infancia Antti Känsälä. “Habíamos quedado para almorzar, empezamos a charlar sobre nuestra infancia en común, la próxima excursión en bicicleta y sobre nuestros trabajos. Ambos teníamos la sensación de que necesitábamos un nuevo reto”, recuerda el finlandés. Juntos los dos amigos ya habían superado algún que otro reto como, por ejemplo, el durísimo campeonato de triatlón Ironman. Esto es algo que une a las personas.

Un cartel publicitario de yeply, al fondo destaca una Sprinter

La idea surge durante un almuerzo

Tommi, que había estudiado en los EE.UU. con una beca deportiva y trabajado allí, así como en Hong Kong, se dedicaba al diseño como profesional libre. Antti, tras numerosos trabajos internacionales, también había vuelto a su país y dirigía una empresa de informática. Durante esta conversación a principios de 2016, Antti recordó una idea que ya había tenido algunos años atrás: la idea de yeply. “Somos capaces de entusiasmarnos por muchas cosas y nos animamos recíprocamente”, cuenta el ingeniero. “Los dos estábamos de acuerdo en que había llegado el momento. Mi punto débil es, al mismo tiempo, mi fuerte: Soy un tipo que no se puede estar quieto”, dice Antti y ríe.

Una Sprinter con el logotipo de yeply

La tienda de bicicletas y la Sprinter

“Nosotros desplazamos la tienda de bicicletas con nuestras furgonetas al cliente y le damos al servicio en el segmento de bicicletas un nuevo aire, actual y sostenible”, así esboza Antti el concepto. “Con nuestra visión queremos cuestionar la idea del funcionamiento común de una empresa”, dice el escandinavo. “Nosotros creemos que hacen falta más personas con valor para emprender nuevos caminos y probar incluso alguna locura.”

Pero, ¿cómo es posible cuando la bici, por ejemplo, tiene un pinchazo o la cadena no funciona? Muy fácil: los chicos de yeply vienen con su Sprinter negra y amarilla, recogen la bicicleta, la reparan y se la devuelven al cliente pocas horas después. El negocio funciona bien, la empresa crece, hay planes con más proyectos piloto, también en otros países europeos. Hoy en día Tommi y Antti tienen cuatro empleados fijos y seis más a tiempo parcial. Pero para llegar hasta ahí han recorrido un largo camino.

Manillar con timbre y cesta

Sin problemas en la furgoneta de Mercedes-Benz

Al principio, trabajaban en la elaboración de su idea después del trabajo. “Fue una época muy intensiva, quizás la más agotadora de mi vida”, acentúa Tommi. Sin embargo, el esfuerzo mereció la pena, puesto que sólo unos meses después de aquel almuerzo, yeply se convertía en oficial. Antii y él contrataron a Mikko que, al principio, se ocupaba como único mecánico de las reparaciones de bicicletas. “Empezamos con pocos miembros a propósito para saber si nuestro concepto funcionaba”, explica Tommi. “La intención de Antti era desde el principio conseguir que más gente se subiera a una bicicleta y ¡funciona! A la gente le encanta yeply!”

La bicicleta está fija a una barra para la reparación

La Sprinter permanece caliente también en invierno

Tommi Särkkinen y Antti Känsälä utilizan tres Sprinter de Mercedes-Benz, cuyo habitáculo fue adaptado especialmente para yeply. Parte de la instalación la componen dos puestos de trabajo adaptados de forma ergonómica para los mecánicos, un suelo especial repelente a la suciedad, así como el aislamiento de paredes y suelos. “Así siempre gozamos de una temperatura agradable en la Sprinter, también durante el invierno finlandés”, opina Tommi y sonríe. “En serio: Estamos contentísimos con nuestras furgonetas.”

RELATED ARTICLE

Tres españoles cruzan en moto el Sáhara apoyados por una potente Sprinter 4×4.

> Conozca más sobre El Solitario

Las tres motos cruzan un terreno rocoso de gran dificultad.

yeply echa una mano

El éxito de la empresa emergente lo explica el joven de 36  años así: Casi todo el mundo tiene una bicicleta en casa. A menudo, sin utilizar porque no está a punto. “Llevar la bicicleta al taller supone para muchos demasiado esfuerzo”, opina Tommi Särkkinen. Y aquí entran en juego los chicos de yeply, solucionando el problema con la Sprinter y con una visión honesta.

El equipo de yeply ante las tres Sprinter

Antti y Tommi personifican la filosofía de la empresa

“Queremos que las personas lleven una vida sana, activa y ecológica”, así describe Antti la filosofía de la empresa. Superar la vida cotidiana con la bicicleta es para ello un paso esencial, opina el padre de tres hijos y apasionado ciclista. “Para nosotros, como fundadores, es importante personificar al cien por cien lo que ofrecemos.” añade Tommi: “La bicicleta ya era en nuestra infancia el medio de transporte número uno; y esto no ha cambiado hasta ahora. La bicicleta es sostenible, mantiene en forma, protege nuestro planeta y es divertida.”

Photos | Yeply

Yeply Facebook | www.facebook.com/Yeplysuomi/