Rodeado de depredadores: recorriendo el parque safari con la furgoneta

¿Te gustaría hacer un recorrido estilo safari sin necesidad de largos desplazamientos? En el zoológico y parque safari Stukenbrock es posible observar a los animales salvajes muy de cerca – por las ventanas de una furgoneta Mercedes-Benz.

Mantener una relación amistosa con los depredadores

Una brisa suave sopla por el amplio paisaje estepario cuando el Mercedes-Benz Viano CDI de Karl-Heinz Lesker va a trompicones por la tierra arrenosa. La temperatura actual es de 24 grados Celsius, excepcionalmente baja para una estepa. Pero no es excepcional para Rhenania del Norte-Westfalia. Es allí, en el Bosque de Teutoburgo y el límite de la reserva natural de Senne, donde se encuentra la grande zona esteparia que el cuidador jefe del zoológico y parque safari está atravesando con el Viano. Es sólo uno de los muchos amplios recintos al aire libre que tiene Stukenbrock. Antílopes, elefantes, jirafas y muchos otros animales han encontrado un hogar allí, al igual que unos raros leones y tigres blancos. Karl-Heinz Lesker es amigo de esos animales. Antes de unirse al equipo del zoológico y parque safari en 2005, “Kalle“, como le llaman sus amigos, había viajado con un circo durante veinte años. Conoce personalmente a cada uno de los animales y lo sabe todo sobre sus protegidos. No hay nadie mejor para realizar las visitas guiadas por el parque que él.

Los animales del zoológico y parque safari ya están familiarizados con el Mercedes-Benz Viano.

Acercarse a los animales con un todoterreno

Un máximo de seis personas pueden ir juntos a un recorrido de safari VIP. – Y esas “personas muy importantes“ abarcan desde familias hasta empleados en excursiones de empresa. Con Karl-Heinz Lesker pueden salir de los caminos (obligatorios para todos los demás) en uno de los dos Mercedes-Benz Viano del parque para aproximarse a los animales desde fuera de la pista. Es debido a Lesker que los animales no se largan cuando se acerca la furgoneta. “Al principio, tenía que acostumbrar a los animales suavemente al hecho que el vehículo y yo van juntos“, cuenta el inspector de animales mientras está pasando un grupo de cebras que pastorean por allí y levantan la cabeza brevemente cuando le ven a él y a sus clientes. “La primera vez me fui sólo, acercándome lentamente. Los leones se asustaron mucho y rodearon el vehículo. Pero entonces me dirijí a cada uno de ellos y les dije: “¡Hombre! ¡Soy yo, vuestro Kalle!“, y se calmaron. Desde entonces asocian la furgoneta conmigo y con mi voz y se alegran cuando llego.“

A race with the spitting llama

The first encounter with the tigers was a lot less peaceful. “One of them sneaked up behind me”, explains Lesker and the group in the van’s passenger compartment listens excitedly. “Suddenly there was a huge crash and its teeth were embedded in the bumper. If I had driven off, he would have torn off the bumper completely. So I coaxed him up to my window and calmed him down.” While Lesker is telling the story, another animal approaches the van. “Spucki!” he calls out happily. The llama runs along beside the van and then suddenly leaps in front of the vehicle. The automatic distance-keeping system sounds the alarm but Lesker only smiles: “This is just a game that we play. He knows that he can stop me by doing that and will get something to eat.” As always, Spucki’s plan is a success. And the guests in the van give a sigh of relief and laugh: their concerns that the llama might spit into the open window were unfounded. Everyone worries about that, says Lesker with a laugh afterwards. But it has never happened.

En el asiento trasero del Viano CDI, perteneciente al parque, hay espacio para seis visitantes de safari.
Profile Mercedes-Benz Viano CDI
Modell Viano
Seats 6 asientos en la parte posterior
Black Viano model year 2011, registered on 06.03.2012
Colourful Viano model year 2005, registered on 04.05.2006

Zoo Safaripark Stukenbrock
Stukenbrock | Germany
www.safaripark.de

Photos: Zoo Safaripark